Viernes 14 de agosto | Mar del Plata
¡Seguinos!
20/10/2019

Alejandro Martínez

Los candidatos y candidatas a intendente hablan sobre qué políticas implementarían en caso de ser gobierno. Transporte público, basural, espacios públicos, situación de calle, género, centros de salud y Puerto, los temas clave.

Alejandro Martínez
(Fotos: Qué digital)

¿Qué se proyecta hacer con la concesión del servicio de colectivos -que vence en 2021 a partir de una prórroga otorgada recientemente por el gobierno- ante las constantes críticas por el servicio y teniendo en cuenta que la mayoría de los actuales empresarios están procesados en  la Justicia por fraude al Estado?

– Es parte de nuestra lucha diaria. Es una preocupación grande. Están acusados penalmente y no hay manera de que no quede en evidencia la responsabilidad del poder político local y del Concejo Deliberante.

La causa saltó porque ciudadanos fueron a cobrar a Anses y les dijeron que eran empleados de estas empresas. Nadie investiga ni para atrás ni para adelante de estos casos. Son 400 choferes. Una estafa. Con todo eso aumentaron el costo del boleto. Tendrían que haber sido sacados del servicio.

Nosotros creemos que hay que municipalizar con control de los trabajadores. En muchas ciudades de nuestro país el transporte es del Estado. Para el Municipio sería un ingreso y para el usuario un beneficio porque el costo se ajustaría más a las necesidades del vecino. Eso forma parte de nuestro programa.

Toda la complicidad política que hay con los grupos empresarios hace que el boleto terciario y universitario no exista. Somos un principado pareciera.

Tras la llegada en 2018 del Ceamse al predio de disposición final de residuos, ¿qué tipo de asistencia y qué soluciones prevén para las cientos de personas que siguen viviendo de lo que recuperan en el basural o que incluso comen solo lo que allí juntan?

– El número de compañeros que viven en el predio aumenta con la crisis. Nosotros planteamos, e incluso polemizamos, porque no fuimos a la reunión con el Obispo, porque nos ponían condiciones a firmar, no a discutir políticas.

Nosotros creemos en la municipalización del servicio de recolección de residuos. Que se pueda mejorar la separación en origen. También creemos que los compañeros que trabajan en el reciclado tienen que ser pasados a planta permanente bajo convenio. Tenemos que regularizarlo como un trabajo. Pero eso tiene que estar acompañado de una reactivación industrial. Todos los debates a los que fuimos nos segmentan a atender las consecuencias de los problemas y nadie se enfoca en las causas o el origen de los problemas.

Vos podés hablar de educación pero el 50% de los chicos no comen todos los días. Los temas se tratan de fondo.

¿Qué medidas proyectan tomar respecto al funcionamiento y la asistencia que debe brindar la actual Dirección de Políticas de Género, teniendo en cuenta el escaso presupuesto con el que cuenta el área actualmente?

– Nosotros somos partidarios de un Consejo de la Mujer nacional, provincial y municipal, electo y revocable por las organizaciones de lucha de la mujer. No un consejo consultivo, sino que tengan atribuciones ejecutivas y ejerzan sobre las políticas con un presupuesto asignado a las problemáticas.

Somos partidarios de que se cumpla el cupo trans, que no se cumple.

¿Qué política se va a implementar respecto a las playas y al recurrente cuestionamiento por la falta de espacios públicos en la costa, a partir de los actuales pliegos vigentes?

– Nosotros somos enemigos de la privatización de las playas públicas. Por eso planteamos la recuperación de los balnearios que están privatizados desde hace muchos años.

No licitaríamos ninguna playa. Sabemos que hay compañeros que viven de eso. Somos partidarios de que haya cooperativas de trabajo para que no se pierdan puestos. Pero la ocupación de las carpas es algo con lo que vamos a batallar todo el tiempo.

Lo que hizo Arroyo con la playa de Las Toscas es un rinconcito para lavarle la cara a las privatizaciones. Uno veía que las carpas estaban vacías, le hicieron un favor a los licenciatarios. Aparte, cuando asuma otro gobierno se lo devuelven.

¿Cómo se va a trabajar con la problemática de la gente en situación de calle y cómo se proyecta abordar los casos de quienes prefieren no alojarse o concurrir a los espacios municipales disponibles?

– Por supuesto que tiene que ver con la agudización de la crisis social. La gente de Salud Mental habla de que la gente que está en situación de calle tiene alguna dolencia en su vida, que tenían previamente o que adquirieron en situación de calle. El abandono de la salud, de los lugares de contención o lugares para adicciones, niñez, la mujer golpeada, se nota.

Pero nosotros también lo ligamos al problema de la vivienda en la ciudad. Nosotros tenemos un relevamiento de los compañeros que dice que hay 120 asentamientos y 15000 familias sin vivienda. Ahí hay una situación de calle o semicalle. Muchos de ellos pueden estar en una casilla y el día de mañana estar en la calle.

Por eso somos partidarios de un sistema de viviendas masivo con una tasa a los especuladores y a los grandes propietarios para urbanizar los barrios abandonados.

Contra todos los que dicen que hay que achicar el Estado, el Frente de Izquierda dice que se tiene que triplicar el presupuesto a la salud, a la educación y a todas estas cuestiones sociales que son las más sensibles. Y en contra del crecimiento de la Prefectura y la Gendarmería.

Actualmente en Mar del Plata hay 32 Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) en los barrios. ¿Cómo se piensa trabajar teniendo en cuenta los constantes reclamos respecto a una atención insuficiente a partir, entre otros factores, de la falta de profesionales? ¿Se proyectan abrir más guardias de 24 horas, además de las cinco que actualmente existen?

– Hay que triplicar el presupuesto. Se ha recortado en salud. Los médicos tienen que ganar cómo mínimo una canasta básica. Por eso los médicos se van a trabajar al sector privado.

Creemos que tiene que haber un sistema único de salud. Discutido y organizado por los trabajadores de salud. Tenemos áreas con presupuestos separados y políticas separadas, sin contar los privados y las obras sociales, y no se planifica nada en salud.

La descentralización del sistema genera recortes.

¿Qué medidas se pueden tomar para darle respuestas a los miles de trabajadores en tierra del Puerto que hoy ven cómo los barcos se van a trabajar a otros lugares y no tienen materia prima para procesar, lo que deriva en una situación de profunda crisis laboral?

– El Puerto se ha ido privatizando en forma profunda. Nosotros creemos que hay que renacionalizar la industria de la pesca. Hay que tener un control del Puerto. Hay empresas que pescan cosas que son rentables y tiran lo que no lo es. Se habla de que casi 70 mil toneladas se tiran y eso se podría usar para procesar alimentos.

A los “pulpos de la pesca” se les dieron permisos para hacer lo que quisieran. Después casi ni se cobran retenciones a las exportaciones. Se le dio una reforma laboral con los convenios Pyme en 2007 por parte de (Carlos) Tomada y (Noemí) Rial. Eso iba a terminar con el trabajo en negro y no lo hizo. Le quitó a los trabajadores condiciones de trabajo. Evidentemente las reformas sirvieron para que tengan 2 mil millones de dólares de exportaciones, pero a los trabajadores no le ha servido.

Por otro lado, defendemos la renovación de la flota pesquera. Hay que desarrollar una industria naval estatal para renovar la flota. En ese sentido, el Municipio podría impulsar esta política para hacerlo y eso generaría trabajo y desarrollo.

ALEJANDRO MARTÍNEZ (FRENTE DE IZQUIERDA Y DE LOS TRABAJADORES - UNIDAD

Tiene 54 años, trabaja como administrativo en un hotel y fue obrero de la construcción, del pescado y se desempeñó también en el rubro textil. La de 2019 es su sexta candidatura a intendente. Además, en otras cuatro elecciones se postuló para el cargo de concejal, siempre por el Partido Obrero. En las elecciones primarias consiguió el 2,52% de los votos.

Ver más: , , , , , , , , , , , ,

Comentarios