Jueves 26 de enero | Mar del Plata
¡Seguinos!
25/06/2015

Arroyo: “No tengo problemas ideológicos, sino prácticos”

El líder de Agrupación Atlántica sabe que esta es su oportunidad para ocupar el cargo de intendente. Sus motivos para encolumnarse con Macri, críticas a Pulti, conceptos en seguridad, trabajo y el sueño de una Mar del Plata intelectual.

Arroyo: “No tengo problemas ideológicos, sino prácticos”
(Fotos: Lucho Gargiulo)

Carlos Fernando Arroyo sabe que su nombre mide para estas elecciones. El líder de Agrupación Atlántica protagonizó una de las novelas del prime time de las elecciones, Sergio Massa lo quería desde un principio, pero Mauricio Macri fue quien lo conquistó. Arroyo sabe que su nombre pesa y que suena como serio candidato a arrebatarle el cargo de intendente a Gustavo Pulti.

La interna de #Cambiemos, conformada por el PRO, UCR y la Coalición Cívica, será una de las más interesantes en la ciudad. Vilma Baragiola y Carlos Arroyo van mano a mano a las PASO para ser el único candidato en la ciudad por Mauricio Macri y en octubre jugarse el todo por el todo contra Pulti.

Arroyo es un veterano en la política y consideró que “este año, más que en ningún otro, hay una gran inseguridad en la composición de listas y en la pertenencia de algunos candidatos en determinados partidos”. “Lamento profundamente que puedan existir candidatos que dependan de la decisión de una persona para saber si van a estar o no en un cargo”, refirió el precandidato a intendente respecto al cierre de listas.

– ¿La referencia es clara a lo que pasó en el Frente para la Victoria?

– Sí. Me refiero concretamente a la situación que pasó con Randazzo, en donde durante un tiempo alentaron la candidatura para enfrentar a Scioli y de la noche a la mañana, como por lo visto Scioli tiene más intención de voto, lo defenestran a Randazzo. En ese sentido hay que decir dos cosas: que Randazzo tiene dignidad y que Scioli no tiene dignidad.

– ¿Pero no lo hacen todos los partidos a eso de apoyar al que más mide?

– Eso demuestra la debilidad de la campaña, no se puede fundar en fotos. Se debe fundar en ideas, en consensos y disensos, pero públicos, que la gente se entere para que el ciudadano sepa a quién va a votar. Los políticos recurren a una foto que los pueda salvar, y no es así. La foto no transmite la capacidad, los proyectos y las ideas.

– Pero usted se sacó una foto con Macri para demostrar apoyo…

– Yo me saqué la foto con Macri, como también me la saqué con todos. Porque yo no hablaba de mi candidatura, sino del futuro de Mar del Plata.

Carlos Fernando Arroyo es abogado. Fue director de la Escuela Media Nº2, y se desempeñó como director de Transporte en la vuelta a la democracia. Desde 2009 es concejal. Prefiere no decir su edad. Está divorciado, tiene un hijo, una hija y dos nietas. No tiene animales porque dice que no tendría tiempo para cuidarlos, no utiliza celular y su cable a tierra es plantar y cuidar rosas amarillas. Se define a sí mismo con un dicho de tránsito: “Yo circulo por la derecha, pero me adelanto por la izquierda”. Considera que los principales problemas de la ciudad son seguridad y trabajo. Además pide por la creación de un Hospital Municipal y un camino de cintura para el tránsito de vehículos pesados

 

TIEMPO DE PRAGMATISMO

Arroyo se refería a la “pertenencia” de candidatos a algunos partidos. Arroyo que en las legislativas 2009 sacó el 11,3% de los votos con el Frente Es Posible, partido que apoyaba a Rodríguez Saá; en 2011, para ser intendente obtuvo el 8,69% con la Alianza Frente Popular que apoyaba a Duhalde; y en las últimas elecciones legislativas de 2013 obtuvo el 15,5% con el partido Agrupación Atlántica, sin apoyar a ningún candidato nacional. Este año, finalmente apoya a Macri.

Si bien Massa y Macri se “pelearon” por tener a Arroyo en sus listas, el líder de Agrupación Atlántica siempre dijo que estaría con el que más cosas ofreciera para la ciudad. Una cuestión práctica, puro pragmatismo.

Ese pragmatismo político que pregona Arroyo tiene dos cimientos que él considera fundamentales: la seguridad y el trabajo. Además, tiene otros dos proyectos que considera esenciales para la ciudad, pero que tienen un impacto “menor”: un camino de cintura para sacar todo el transporte pesado de la parte interna de la ciudad y la creación de un Hospital Municipal.

TRABAJO=PUERTO

Que Mar del Plata tiene desocupación y que en la ciudad hay trabajo en negro no es ninguna novedad. Que el puerto está en crisis tampoco. Todos los candidatos lo saben y Arroyo ofrece su receta para buscar solucionar la problemática: “El puerto debe dejar de ser exclusivamente pesquero y que sea comercial y logístico”.

“El puerto es más o menos el 40% de la economía de la ciudad. Tiene que volverse un puerto de entrada y salida de los productos industriales que produce toda la región”, explicó Arroyo y agregó que esto debería ser “independientemente del tema pesquero, que también tiene que existir, pero que depende mucho del cambio internacional porque con un dólar muy bajo la pesca no se vuelve rentable”.

– ¿Pero entonces dependemos del dólar para la pesca?

-Entonces hay un problema de costos internacionales que tiene que ver con el valor del dólar, pero que se puede acompañar con medidas de fomento, como por ejemplo el mercado concentrador, créditos a los pequeños empresarios pesqueros y fundamentalmente agrandar el puerto y convertirlo en algo funcional que sirva a toda la región, no solo por la pesca sino por la entrada y salida de productos.

– Pero ¿cómo evitar que los empresarios se sigan quejando y frenen la producción?

-Si yo pudiera hoy estatizar toda la pesca, volverla al Estado y volver todo esto en una gran fuente de trabajo, con control de lo que se saca, con barcos seguros para los marineros; no tenga duda de que mañana la Unión Soviética maneja la pesca acá. Porque yo no tengo problemas ideológicos, tengo problemas prácticos.

– Pensar la pesca como recurso estratégico del país, pero con el sistema actual es casi imposible.

-Con el sistema actual, plenamente capitalista, se nos ahogan los marineros, todo está en negro y se hacen ricos cuatro vivos. Los peces son de los 40 millones de argentinos, por eso yo quiero que la riqueza del mar sea de los 40 millones de argentinos.

FERNANDO ARROYO 02

EL PROBLEMA SOCIAL DE LA SEGURIDAD

A Carlos Arroyo siempre se lo identificó con la derecha. Él mismo se identificó con la derecha, pero a la hora de hablar de posibles soluciones para resolver los problemas de seguridad (o falta de) dice que prefiere “avanzar por izquierda”.

– ¿Cómo se resuelve la problemática de seguridad en la ciudad?

– Es un tema que hay que resolver no generando más policías como hace esta administración, que es un error garrafal, porque largan a gente sin preparación, instrucción y lo que es peor: gente sin voluntad de ser policías, gente que buscó trabajo.

– No se resuelve con más policías ¿entonces cómo?

– El problema de la delincuencia es en un 80%social y en un 20% represivo. No necesitamos más patrulleros ni policías, necesitamos más escuelas, más gente con trabajo, más gente de recuperación de drogadictos, necesitamos una política de minoridad que no tenemos. Cuando estén resueltos esos problemas, estará resuelto también el otro problema de la seguridad.

Por eso, cuando yo lo veo al señor Pulti contento y sonriente porque inaugura una comisaría me llora el corazón. Y también digo “qué mediocre”, porque yo estaría contento y me reiría inaugurando una escuela, una universidad, jamás una comisaría. Mientras más comisarías y cárceles hagamos es el sinónimo de que peor anda nuestra sociedad y más incapaces somos para resolver problemas.

– Plantea soluciones sociales para cuestiones de inseguridad, algo diferente a lo que uno esperaría de alguien como usted identificado con la derecha.

– Hablar de mano dura es una frase. Yo le llamo mano legal. Yo aplico la ley, no juego. A eso lo califican de duro y están equivocados. Lo manifiesto con un dicho de tránsito: “Yo circulo por la derecha, pero me adelanto por la izquierda”. Quiero decir: yo creo en la propiedad privada, creo en la iniciativa individual, en ese sentido soy de derecha. Pero cuando tengo que atacar para resolver problemas sociales avanzo por la izquierda y no tengo ningún drama.

#CAMBIEMOS

El perfil austero de Carlos Arroyo desentona con la imagen del PRO, de globos, colores chillones y música a todo volumen. Arroyo no utiliza celular; el PRO es todo nuevas tecnologías y estar conectados. El PRO pretende lavarle la cara a la política; Arroyo es uno de los políticos de más años en la ciudad. La foto, en esta ocasión, claramente no importa en comparación a la oportunidad práctica y estratégica de la unión.

– ¿Por qué decide encolumnarse al PRO? ¿Cómo afecta a su campaña electoral que siempre se caracterizó por ser austera?

– Los partidos nacionales tienen publicidad desde Buenos Aires. Aparte, no dudo de que la próxima gobernadora de Buenos Aires será María Eugenia Vidal, que es una mujer que tiene una capacidad política y una inteligencia que me llamaron la atención. En los últimos 20 años he conocido a muchos políticos y no he conocido a uno solo con la capacidad que tiene Vidal. Simple, concreta y correcta, cosa que en los tiempos de hoy es difícil.

– ¿Cómo hace para manejarse en estos vertiginosos meses de campaña?

– Tengo dos motivos, uno es mi hijo, Guillermo, que será candidato a primer concejal, quien tiene una gran preparación técnica. Está mal que lo diga yo que soy el padre, pero es brillante. Y después tengo a la mejor secretaria que podría conseguir, Patricia. Con la ayuda de ellos dos puedo resolver todos los problemas. Si no tuviera a mi hijo o a Patricia no sé si podría hacerlo.

-2015, elecciones para intendente ¿Va a tener celular?

– No, no. Seguramente que no. Al contrario, estoy estudiando los últimos avances con el tema de la radiación no ionizable, demuestran que el peligro es grande y por eso se recomienda a las embarazadas no utilizar celulares, llevarlos con la pila para afuera, y utilizar audífonos para hablar. No quiero ser alarmista, pero aquí esos temas no se hablan.

LA MAR DEL PLATA IDÍLICA DE ARROYO

Mar del Plata, siempre, se presenta como una ciudad turística, industrial y universitaria. Mar del Plata, con planificación, podría ser cualquier tipo de ciudad.

– ¿Qué Mar del Plata le enamora más: la turística, industrial o universitaria?

– Mar del Plata puede ser las tres. La que más me gusta de corazón es la Mar del Plata universitaria. Intuitivamente a uno le encantaría salir a la calle y que todos los tipos vayan a la universidad o sean universitarios. Pero también la ciudad tiene una parte turística a la que hay que ayudar, pero ojo, porque Mar del Plata no es una ciudad turística, es una ciudad con balneario.

– ¿Cómo que no es una ciudad turística?

– Porque acá no solo podemos vivir del turismo, sino sería un lugar de carpas pegadas a la costa y es mucho más que eso. Yo adoro la clase media de Mar del Plata, adoro a la gente de Mar del Plata, pero quiero que tenga todo. Miro más a la ciudad industrial para que haya trabajo para todo el mundo y me encanta la ciudad intelectual. El futuro provisorio de la sociedad futura es una sociedad de conocimiento y de comunicación. A eso tenemos que apuntar.

Ver más: , , , , , , , , ,


Comentarios