Lunes 04 de marzo | Mar del Plata
¡Seguinos!
28/09/2015

Arroyo: “Seré duro, difícil y estricto, pero nunca ladrón”

En su primera conferencia en semanas, el candidato de Cambiemos dijo que si gana las elecciones recibirá órdenes “únicamente del pueblo”. “La Mar del Plata de los intendentes que reciben órdenes de dos o tres se acabó”, sostuvo.

Arroyo: “Seré duro, difícil y estricto, pero nunca ladrón”
(Foto: QUÉ Digital)

“Lo esencial es invisible a los ojos”. La frase que mejor representa a la novela corta de Saint-Exupéry “El Principito” fue la que usó y repitió Carlos Arroyo este lunes en una conferencia tras un buen tiempo en silencio luego el furor del triunfo en las Primarias de agosto Le apuntó a Gustavo Pulti y a su gestión, se refirió indirectamente a Florencio Aldrey Iglesias, habló de una campaña “insidiosa, sucia y vergonzosa” en su contra y firmó un acta compromiso con diez puntos de gobernabilidad junto a la UCR, el PRO, la Coalición Cívica y el Partido Fe.

Arroyo no preparó un discurso para la ocasión. Reconoció que nunca lo hace porque prefiere “que hable el corazón”. Gustavo Serebrinsky, retirado de la contienda, condujo el acto realizado en el hotel Ostende en el que las fuerzas alineadas a Cambiemos respaldaron la candidatura del concejal de la Agrupación Atlántica.

En la cuenta regresiva para el 25 de octubre, ante una importante cantidad de personas, el candidato dijo en primer lugar sentirse “cómodo, respetado y acompañado” por los partidos políticos que firmaron este documento.

“Hemos dejado de lado esos atavismos que se nos pegan con la pertenencia a un determinado partido y hemos visto la necesidad de ser ciudadanos que necesitan de sus mujeres y de sus hombres para salir adelante en una situación especialmente complejo”, expresó.

Luego, Arroyo habló de la campaña de desprestigio que puso en marcha el oficialismo en su contra tras las PASO como parte de una estrategia “insidiosa, sucia y vergonzosa”, pero no se detuvo en las críticas. Hace tiempo se piensa como intendente y habla como tal, con una naturalidad de un futuro a partir de diciembre del cual ya siente haberse ganado una parte con el 33,44% de los votos en las PASO.

No queremos más una Mar del Plata de dos o tres dueños. La Mar del Plata de los intendentes que reciben órdenes se acabó. Yo voy a recibir órdenes únicamente del pueblo”, dijo y aseguró representar “exactamente lo contrario” a la gestión de Gustavo Pulti.

El compromiso de gobierno que Arroyo firmó junto a la UCR, el PRO, la Coalición Cívica y el Partido Fe consta de diez puntos: una gestión “transparente, eficiente y ordenada”, dar lugar a “escuelas dignas para una formación de calidad”, que la salud sea “un derecho humano esencial” y que haya “decisión y profesionalismo para enfrentar la inseguridad”.

También, que la cultura, el deporte y la recreación sean “herramientas de integración, inclusión y contención”, la creación de un “programa de urbanización, reordenamiento del tránsito y el transporte”, que el Estado esté “asociado al desarrollo económico y a la generación de empleos”, avanzar hacia una “descentralización política, geográfica, administrativa y económica”, que la gestión tenga “valores” y promover “políticas de inclusión y evitar cualquier tipo de discriminación”.

FACHO

No lo dijo, pero casi se le escapa. Hace semanas que se lo acusa de xenófobo, misógino y facho. “Me podrán decir duro, difícil, estricto, muy apegado a las reglamentaciones, puede ser, pero nunca ladrón”, contestó.

Tiempo atrás en una entrevista con QUÉ, Arroyo se definió a sí mismo con un dicho de tránsito: “Yo circulo por la derecha, pero me adelanto por la izquierda”. En la conferencia de este lunes no habló de la derecha ni de la izquierda, sino de “unidad”.

arroyo 03

“Todos estamos embarcados en el mismo bote. Si el 25 soy elegido intendente de Mar del Plata le voy a hacer cumplir la ley a todo el mundo. Se tienen que acabar los intendentes que salen corriendo a ver qué quiere el jefe. Creemos en el Estado que solo castiga o sanciona a los que se apartan de la ley. El gran secreto de todas las sociedades civilizadas es el estricto cumplimiento de la ley”, expresó.

Luego, una expresión poco feliz que con naturalidad fluyó en su discurso, lo volvió a correr a la derecha: “Lo voy a torturar al futuro secretario de Hacienda para que me dé plata para construir jardines de infantes”.

Más tarde y sobre el cierre de sus declaraciones, buscó reivindicarse: “Soy solo un hombre. No soy ni perfecto ni sabio. Tengo tantas falencias como todos o más. Cuando era chico tenía que leer cinco veces lo que mis compañeros aprendían leyendo una vez. Pero no me vendo, no tengo precio, a mí no me van a comprar”.

En la misma línea, negó tener aspiraciones económicas en el gobierno: “No tengo interés en viajar a ningún lado, ni en cambiar mi viejo auto, ni en comprarme ‘pilcha’ cara que después me queda mal”.

No obstante, aclaró: “Lo único en lo que tengo interés es alguna vez ir a pescar pejerreyes al mar, pero quiero hacerlo caminando y que nadie me diga ladrón”.

Después de estar “ausente” en el Concejo Deliberante, de faltar a los debates y esquivar al periodismo, a semanas de las generales octubre Arroyo se muestra confiado, asiste a los debates, dialoga con la prensa y brindó su primera conferencia. Con el aplauso y el apoyo de los partidos políticos que lo acompañan, finalmente dijo: “El 25 vamos a triunfar, porque realmente lo esencial es invisible a los ojos”.

ACUSACIONES DESMENTIDAS

Tras la conferencia, Arroyo dialogó brevemente con la prensa. Dijo estar en condiciones de “desmentir todas” las acusaciones en su contra. Pero se detuvo principalmente en una: la de haber intervenido el sindicato de taxistas. “Nunca hice una intervención a un sindicato porque no había sindicatos”, respondió y mostró que las acusaciones le molestan, pero no lo condicionan.

ARROYO “FIJO”

Pulgares arriba. Parece un gesto que desde las PASO lo caracteriza. Y cuando los flashes le apuntan, aunque no lo olvide sus asesores y compañeros de lista se lo recuerdan para la foto. “Para arriba doctor”, le dicen y le muestran los pulgares.

BARAGIOLA, ABAJO

Emiliano Giri, Luis Ignoto y Daniel Núñez, acompañaron a Carlos Arroyo sobre el estrado. Vilma Baragiola tal vez merecía compartir el panel, pero la invitaron a sentarse abajo, en primera fila, pero abajo. La concejal Cristina Coria le hizo compañía en esta instancia de que “el que pierde acompaña”, aunque la posibilidad de acompañarlo solo sea esa, desde abajo.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , ,

28/09/2015