Sábado 05 de diciembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
21/05/2020

Basural: recuperadores, el pedido de un subsidio y el debate por la tasa Girsu

La contribución se abona en la boleta de OSSE desde 2013 y un 7% de ella debe estar destinado a la contención social de las familias que concurren al predio.

Basural: recuperadores, el pedido de un subsidio y el debate por la tasa Girsu
(Foto: Qué digital)

El lunes 4 de mayo las y los recuperadores informales comenzaron a reclamar en el basural, en la continuidad de la cuarentena por el coronavirus, alguna ayuda oficial para subsistir o que los dejen volver a ingresar al predio ante la desesperante situación de cientos de familias que se quedaron sin su sustento diario. Avanzado el conflicto, sin soluciones y con la reafirmación por parte de las autoridades de la imposibilidad de que puedan volver a revolver la basura, reforzaron el pedido inicial de recibir una asistencia extraordinaria y comenzaron a peguntarse por qué ellos no pueden acceder a un subsidio como ocurre en este contexto con tantos sectores de la sociedad y por qué no puede destinarse para ello una parte de lo recaudado mediante la tasa Girsu.

Al retomar esta semana el bloqueo en el ingreso al basural, que se mantiene durante este jueves, las y los recuperadores cuestionaron públicamente y se preguntaron “qué pasa con los $22 millones que ingresan por la tasa Girsu que no son destinados para el basural” y remarcaron que “con esa plata en este momento se tendrían que hacer cargo de la gente de acá”. Al reclamo se sumaron las y los recicladores de la cooperativa CURA, que tiene paralizada su planta desde el inicio de la cuarentena.

¿Qué es la tasa Girsu? ¿Por qué las y los recuperadores proponen que desde allí se les pueda aportar alguna ayuda ante la respuesta del gobierno de no contar con los recursos para disponer un subsidio de esas características?

La tasa Girsu (Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos) fue creada en 2013 en Mar del Plata con el objetivo de que las y los vecinos abonen una contribución “por el funcionamiento de la planta de separación final de residuos, comunicación y educación ambiental, y sustentabilidad del ambiente natural y urbano en general”. Y desde diciembre de 2013 comenzó a ser cobrada en conjunto con la boleta de Obras Sanitarias (OSSE), desde donde luego de transfieren los fondos al Ente de Servicios Urbanos (Emsur).

En ese marco, en septiembre de 2015 se creó mediante la ordenanza 22.395 el “Programa Social del Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos” con el objetivo de “generar políticas de corto, mediano y largo plazo destinadas a la mejora de las condiciones de vida, inserción laboral e integración social de los recuperadores informales de residuos sólidos urbanos en el Partido de General Pueyrredon”.

Las funciones estipuladas para ese programa fueron: implementar un proyecto de erradicación del trabajo infantil, conocer e identificar el universo de personas que recuperan materiales, conformar una base de datos actualizada y georeferenciada, elaborar un diagnóstico de situación de la actividad, garantizar la adecuada atención socio – sanitaria de los recuperadores informales y sus familias, desarrollar un plan de inclusión laboral para recuperadores informales y conformar la Mesa de Reciclaje local con la participación de los recuperadores, sectores públicos, no gubernamentales y empresariales vinculados a la producción con materiales recuperados.

En esa ordenanza se estableció que el programa debe ser financiado con recursos provenientes “del 7 por ciento de la Contribución para la Gestión Sustentable del Ambiente Natural y Urbano”, es decir, de la tasa Girsu, entre otros puntos.

Y según se aprobó en febrero del año pasado, con una modificación a la norma original de 2015, esos fondos deben destinarse “a efectos exclusivos de la contención social de las familias afectadas por las actividades en el predio de disposición final” y debe ser “administrado por la Secretaría de Desarrollo Social de la Municipalidad.

De esta manera, de esos fondos es de donde los recuperadores se preguntan y le preguntan a las autoridades por qué no puede asignase una ayuda especial en este contexto extraordinario de la pandemia.

Leer también:

“Queremos trabajar y saber qué están haciendo con la plata de la tasa Girsu, queremos que con esa plata nos den un subsidio. No queremos que nos regalen nada, pero en este momento no nos queda otra”, expuso en los últimos días Gabriela, una de las representantes de la cooperativa CURA, al tiempo que Cristian, referente de la Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recicladores (FACCyR), expresó: “En 2013 se generó la tasa Girsu y no se puede esconder más esa tasa hasta tanto se pueda modificar esta situación y que no se pueda ingresar al predio”.

Ya en abril del año pasado, durante la gestión del por entonces intendente Carlos Arroyo, la Mesa de Diálogo del Basural, conformada por diversos sectores, exponía sus reclamos por el destino de la tasa Girsu. “Hay un porcentaje de esa tasa que tendría un destino fundamentalmente social para acompañar a los grupos cuya actividad está vinculada directa e indirectamente con la gestión de residuos sólidos urbanos. La realidad es que no nos consta que ese dinero esté llegando a ese colectivo de personas”, señalaba

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,