Miércoles 19 de junio | Mar del Plata
06/08/2015

“Hay que atacar la raíz del problema, el delito organizado”

Myriam Bregman, precandidata a vicepresidente por el Frente de Izquierda, asegura que así se reducirá el delito urbano. Dice que prometer más policías “es hacer demagogia” y que los allanamientos en los barrios “solo buscan criminalizar a la pobreza”.

“Hay que atacar la raíz del problema, el delito organizado”
Myriam Bregman recorrió Mar del Plata acompañada por el precandidato a intendente del FIT Gustavo Vicini (Foto: QUÉ Digital)

El crecimiento que la izquierda viene teniendo en esta campaña es tan evidente como la polarización de la elección. Las “propuestas” de gobierno de Daniel Scioli, Mauricio Macri y Sergio Massa, a quienes califican como “los hijos políticos del menemismo“, dejan a la izquierda en el polo opuesto, allí donde pone el eje. En el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) por primera vez habrá internas a nivel nacional. Myriam Bregman es precandidata a vicepresidenta, acompaña a Nicolás Del Caño en la fórmula presidencial y a Gustavo Vicini como precandidato a intendente de Mar del Plata. A horas de las PASO dialogó abiertamente con QUÉ.

El 70% de quienes integran la lista que Bregman encabeza con Del Caño son mujeres. Además, el 40% son obreros industriales, entre ellos representantes de algunas fábricas recuperadas por los propios trabajadores. No duda al responder, aclara que lo que propone la izquierda está lejos de ser una utopía, califica como “vergonzoso” que los denominados “candidatos del ajuste” hagan campaña con la inseguridad y afirma que en realidad “lo que hacen es demagogia”.

Myriam Bregman tiene 43 años, es abogada y milita desde su paso por la universidad en el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS). Es diputada nacional, fue candidata a jefa de gobierno porteño y este año, por primera vez, comparte la fórmula presidencial con Nicolás Del Caño, el joven precandidato del Frente de Izquierda que este domingo enfrentará al histórico Jorge Altamira en la interna del FIT. Fue una de las abogadas de Jorge Julio López, estuvo al frente de importantes luchas obreras y se desempeñó como querellante en causas de lesa humanidad. Hoy busca ser la próxima vicepresidenta de la Argentina. Asegura que el derecho a la vivienda, la generación de empleo y transformar en derechos a la “vida precarizada” que hoy ofrece el Estado serán algunos de sus principales ejes de gobierno.

-¿A qué creés que se debe este crecimiento que viene exponiendo la izquierda?

-Estuve acompañando a Gustavo Vicini por diferentes lugares de Mar del Plata y me lo han preguntado por todos lados. Por lo visto se nota y eso es muy bueno. Yo aclaro que la izquierda en general no creció. La izquierda que en su momento se fue detrás de las patronales agrarias o detrás de proyectos de centro-izquierda tratando de buscar atajos electorales no creció. Lo que creció es el Frente de Izquierda y eso se ve en todo el país. En Córdoba sumamos tres bancas, dos en Neuquén, yo soy diputada nacional, Nicolás del Caño es diputado nacional, tenemos representación en las legislaturas de las principales provincias, también senadores, concejales… creo que si el Frente de Izquierda creció es por la consecuencia, porque no buscó atajos, porque somos independientes políticamente del gobierno y de las patronales, y eso empieza a ser reconocido.

-La campaña que lanzaron se refiere a Scioli, Macri y Massa como “los candidatos del ajuste” ¿cuál es en rasgos generales la alternativa de gestión que propone el Frente de Izquierda?

-Tanto Scioli, Macri y Massa son hijos políticos del menemismo y proponen un ajuste, unos más directamente que otros. Cada vez que hablan sus equipos económicos después se agarran la cabeza, porque como decía Menem, si dicen lo que van a hacer no los vota nadie. Entonces tienen discursos vacíos para no decir nada. Eso hace que se necesite una izquierda que se plante en el Congreso pero también en las calles, como se vio a muchos de nosotros poniéndonos adelante de distintas luchas. Nuevos sectores se suman y se sienten identificados por la izquierda y creo que ya no es más como antes que la izquierda tiene a un votante de izquierda, sino que hay sectores que por más que no compartan el conjunto de nuestras ideas ven que vamos a ir hasta el final, que no nos quedamos con que se bajó el cuadro de Videla y después sostenemos a Milani en el gobierno, sino que nosotros somos luchadores consecuentes.

La lista que lleva a Nicolás del Caño y Myriam Bregman como precandidatos nacionales tiene en Mar del Plata a Gustavo Vicini como precandidato a intendente. La misma tiene entre sus aspirantes a concejales a Marcelo Roldán, hijo de desaparecidos y militante de Derechos Humanos; en segundo lugar, Carina Falcón, delegada y referente del sector opositor dentro del gremio docente Suteba; y en tercer lugar a Hernán Tambella, militante de Hijos y docente militante de la Agrupación Marrón que lidera Vicini.

-Los jóvenes son quienes más padecen el desempleo ¿cómo se revierte esa realidad?

-Mar del Plata es una ciudad muy golpeada por el desempleo. Y con Gustavo Vicini hemos hablado mucho del tema. Creo que lo que se está haciendo con la juventud es estigmatizarla. Es terrible lo que se está viendo, como también es terrible la cantidad de casos de gatillo fácil que hubo en la provincia de Buenos Aires y en todo el país. Nosotros queremos revertir esa situación y es muy importante que tantos jóvenes se estén sumando para hacer política porque ven que con su militancia pueden cambiar esa realidad tan triste que hoy les proponen, que es estigmatización o aceptar un trabajo precario. Hay candidatos que hablan del primer empleo, pero el primer empleo no tiene por qué ser distinto del último. Es trabajo y tienen los mismos derechos. También está el tema de las pasantías, yo soy abogada laboralista y le he hecho juicios a muchas multinacionales por casos de este tipo. El primer empleo tiene que dejar de ser comprendido como tal. No solo hay una precariedad del trabajo sino también una precariedad de la vida, del derecho al ocio, a ser joven. El mal llamado primer empleo tiene que tener todos los beneficios y que tengan un salario igual a la canasta familiar porque nadie puede tener un salario menor a lo que gasta.

myriam bregman

Myriam Bregman, precandidata a vicepresidenta de la Nación (Foto: QUÉ Digital)

-En el actual contexto económico ¿de qué manera propone la izquierda crear más y mejores puestos de trabajo?

-Haciendo lo inverso a lo que se hace ahora. Hoy se bajan las condiciones de empleo para que los empresarios den trabajo. Pero es al revés, cuando se bajan las condiciones se explota más al trabajador. Hay que frenar los despidos, que hubo muchos y en masa a partir de las fábricas que cerraron. Nosotros presentamos en el Congreso Nacional un proyecto para frenar los despidos y suspensiones, pero por supuesto los bloques mayoritarios se niegan a tratarlo porque prefieren defender los intereses de los empresarios.

El Frente de Izquierda tendrá internas en sus tres niveles este domingo. La lista que encabeza Nicolás del Caño se medirá con la del precandidato del Partido Obrero, Jorge Altamira.

-Otro de los grandes temas de debate es el de la inseguridad ¿cómo entendés que hay que combatir el delito desde el Gobierno nacional?

-La llamada inseguridad es un gran tema que se utiliza para hacer demagogia en las campañas electorales. Muchos candidatos hacen propuestas fáciles y es vergonzoso que haya candidatos que propongan que la clave sea aumentar las penas. Hasta la Presidenta cuando era senadora votó la reforma de Blumberg y eso terminó en una situación terrible en cárceles y comisarías sin disminuir lo que se llama inseguridad. Aumentando las penas no se termina el problema. La gente quiere que se resuelva el problema y muchos candidatos lanzan propuestas represivas que no conducen a nada sino que retroalimentan el problema dándole más autoridad a las fuerzas represivas. Así están aumentando el control social sobre los sectores populares.

-¿Cómo se resuelve entonces?

-Nosotros decimos que hay que atacar la raíz del problema, que es el gran delito organizado. Todos saben quiénes son los narcotraficantes pero la única vez que se atrevieron a detener a uno fue en un country como Nordelta. Entonces los allanamientos brutales que realizan en los barrios más postergados no tienen otro sentido que criminalizar a la pobreza, porque cuando quieran buscar a los narcotraficantes más grandes van a tener que ir a los barrios más caros del país, ahí viven. Hay que animarse a cortar esa cadena de complicidad. Los desarmaderos funcionan a cielo abierto, todo el mundo sabe dónde están. En la trata de personas las mujeres no se desintegran, pasan por una frontera y ¿nadie lo ve? Ahí hay que estar porque ahí está la complicidad de la política con las fuerzas de seguridad y la Justicia. Atacando eso seguro bajará el delito urbano.

-En el país, y puntualmente en la provincia de Buenos Aires, es evidente que existe una gran crisis habitacional. Se habla de 1,5 millones de personas en emergencia ¿Son los planes de vivienda una solución o de qué manera debe trabajarse para garantizar el derecho a la casa propia?

-Pensamos distintas políticas para este tema. Una es que los bancos como el Ciudad, el Banco Provincia y también el Nación tienen que tener crédito para la vivienda. Hoy es imposible, es impagable para los sectores medios y mucho más difícil todavía para los sectores de menores recursos. Yo alquilo, he ido a averiguar a todos y es imposible acceder a la vivienda con los créditos que hay. Los bancos tienen la obligación de dar créditos a tasa cero para la familia trabajadora que no puede afectar más del 10% del ingreso familiar. Hay una grave crisis habitacional que deja a miles de familias fuera de sistema. Hay que apuntar a esos sectores, los que más nos necesitan.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

06/08/2015