Martes 07 de febrero | Mar del Plata
¡Seguinos!
28/11/2022

Petroleras: de qué se trata el nuevo proyecto a 310 kilómetros de Mar del Plata

El gobierno nacional busca avanzar con una nueva tarea exploratoria con registros sísmicos en la costa bonaerense. Los detalles.

Petroleras: de qué se trata el nuevo proyecto a 310 kilómetros de Mar del Plata
Buque prospector (Jan Daniels - Marine Traffic)

El gobierno nacional busca continuar con el proceso de aprobación de un nuevo proyecto petrolero en la costa bonaerense, el “Registro Sísmico Offshore 3D Área CAN 102, Argentina”, para el cual fue programada una audiencia pública para el próximo 19 de diciembre. Esta nueva iniciativa, similar a las que están frenadas judicialmente a partir de la oposición presentada en Mar del Plata, proyecta tener una duración de 60 días, con trabajos las 24 horas mediante la instalación de un equipo sísmico en el agua, emisiones de energía sonora y grabado de datos sísmicos. Un repaso por las características de la iniciativa impulsada por YPF y el informe de impacto ambiental.

Los bloques marinos de la Cuenca Argentina Norte, ubicados frente a la costa de la Provincia de Buenos Aires, son desde hace unos años foco de la expansión petrolera que empezó a dar sus primeros pasos con el gobierno anterior y que se aceleró con la gestión actual. Sin embargo, a diferencia de lo que sucede en provincias patagónicas, la extracción de hidrocarburos costa afuera todavía no se inició en la CAN, en parte por las demoras que impuso el freno judicial que rige para las tareas de exploración sísmica en los bloques CAN 108, CAN 100 y CAN 114.

Es en ese marco que el gobierno nacional decidió apostar por otros dos proyectos hidrocarburíferos offshore: por un lado el “Proyecto Argerich, que consta de tareas exploratorias más específicas mediante perforaciones en el CAN 100, y por otro lado nuevas tareas de exploración sísmica pero en el CAN 102, cuyo permiso había sido otorgado en la Resolución 703/2019 de la Secretaría de Gobierno de Energía.

Leer también:

En el proceso de aprobación de las tareas, ambos proyectos ya habían pasado por una instancia de “consulta pública“, y en el caso del Argerich-1, también por una audiencia pública. Ahora, esa misma instancia es por la que pasará el Registro Sísmico del CAN 102.

De cara a la audiencia pública, el gobierno nacional difundió detalles del proyecto impulsado por YPF y cuyo estudio de impacto ambiental estuvo a cargo de la firma Serman y Asociados S.A, realizado en 2017.

En primer término, cabe mencionar que el CAN 102 es un bloque marino de una superficie total de 8.964,74 km2, ubicado detrás del judicializado CAN 100 y situado dentro de las 200 millas marinas que hacen a la Zona Económica Exclusiva. La distancia mínima hacia la costa es de 270 kilómetros de Punta Médanos, y calculan unos 310 kilómetros del Puerto de Mar del Plata, y está a 90 kilómetros de la habitual zona de pesca.

Leer también:

En principio, el proyecto de registro mediante la instalación de equipo sísmico en el agua, emisiones de energía sonora, grabado de datos sísmicos, control de calidad y procesamiento de datos, tiene una duración de 60 días (con trabajos las 24 horas) y estaba programado para el segundo cuatrimestre de 2021, luego postergado hacia el otoño-invierno de 2022.

¿Para qué sirven los registros sísmicos? Tal como sucede en el proyecto judicializado, se busca adquirir información geológica del subsuelo marino para determinar la potencial existencia de reservas de hidrocarburos como gas o petróleo.

Es por eso que el registro se realiza con un buque como el “BGP Prospector“, que remolca tres fuentes de energía y diez cables sísmicos o streamers por detrás, con una longitud de 9.000 metros en los que se encuentran los receptores de ondas o hidrófonos. Para realizar el registro, las fuentes de energía utilizan aire comprimido para emitir ondas de sonido que son reflejadas en las capas del subsuelo y vuelven a la superficie con información geológica.

exploración sísmica

La logística de esta operación implica que, además del buque sísmico, se necesitarán dos embarcaciones de apoyo para garantizar “una navegación segura, sin interferencias con otras embarcaciones, abastecerlo de combustible e insumos y remolcar el buque sísmico ante cualquier emergencia”, explicaron. Para ello, señalaron que el Puerto de abastecimiento será el de Mar del Plata. “En este puerto se realizará la descarga de los residuos generados a bordo y también se utilizará para los cambios de tripulación”, indicaron.

LA PROSPECCIÓN SÍSMICA Y EL AMBIENTE

El impacto de los “bombardeos sonoros” de la prospección sísmica en el mar es uno de los principales argumentos que mantiene frenado el proyecto similar en los CAN 100, 108 y 114. En ese sentido, al momento al plantear una descripción, una línea de base ambiental, se definieron áreas de impacto directo e indirecto: por ejemplo, las zonas de prospección o las adyacencias del puerto marplatense.

Según ese diagnóstico ambiental, reconocen a la comunidad plantónica de la zona como una de importante valor como fuente de alimento para los niveles tróficos superiores (es decir, otros animales que se alimentan de él), aunque aseguran que las áreas de máxima biomasa zooplanctónica “no se superponen con el área de adquisición de datos sísmicos”, sino que ese área de máxima biomasa está a 90 kilómetros, en el denominado “Frente del Talud”.

exploración sísmica

(Foto: Alan Soutar/Vessel Finder)

También el estudio menciona la existencia de comunidades de invertebrados bentónicos explotados comercialmente como el langostino, la vieira o la centolla, y son a su vez componente de dieta para especies de peces comerciales. “El área de influencia directa del proyecto no se superpone con las áreas de mayor densidad de corales, así como tampoco con las áreas consideradas Ecosistemas Marinos Vulnerables”, remarca el trabajo.

Leer también:

Por otro lado, indica que en el CAN 102 y su área de influencia se registran 18 especies de peces, 6 de peces cartilaginosos y 12 peces óseos, pero destaca que el área de la sísmica “no se superpone con sus áreas de reproducción“. Específicamente para el área de influencia directa, reconoce la presencia abundante del calamar illex argentinus, sobre todo entre mayo y julio, aunque sus áreas de reproducción tendrían lugar en aguas más profundas.

En relación a las especies de interés para la pesca, afirma: “En el área de influencia del proyecto, se destaca la presencia de merluza común, merluza de cola, el abadejo, merluza austral, la polaca y el calamar, siendo consideradas de importancia pesquera marginal para el área de influencia directa de CAN 102 sólo las especies merluza común y el abadejo“.

De todos modos, el informe sostiene que el sector a ser prospectado no se superpone directamente porque “el esfuerzo pesquero se concentra fundamentalmente en el sector del Frente del Talud, el cual se encuentra alejado del Área de Adquisición de datos sísmicos a más de 90 kilómetros“.

También los profesionales relevaron la existencia de tortugas marinas y la zona, argumentan, no es parte de las áreas de reproducción de las especies, sino que se trata más bien de un corredor migratorio. Por su parte, reconocen que el área del proyecto es “muy importante” de alimentación y paso para las 47 aves marinas que se contabilizaron en la zona.

Por último, reseñan que se contabilizaron sobre el área de influencia 45 especies “potencialmente presentes” de mamíferos marinos como el elefante marino, el lobo marino de dos pelos antártico, el cachalote, el delfín piloto y la ballena franca austral. “De acuerdo con la bibliografía relevada, el área del proyecto tendría una función predominante como área de paso y eventual área de alimentación“, indican.

Además, destacan que para otros bloques cercanos como el CAN 101, CAN 103, CAN 104, CAN 105 y CAN 106 “no se recibieron ofertas y el concurso público se declaró “Desierto”“. Además, mencionan que se tiene registro en la zona de actividades exploratorias 2D realizadas entre 2018 y 2020.

EVALUACIÓN DE IMPACTOS AMBIENTALES

Según el documento, las empresas afirman que los mamíferos marinos como la ballena franca “pueden evitar el daño que puede provocar el ruido de emisiones de energía de aire comprimido alejándose de la fuente”, y por eso mencionan que el nivel de ruido será incrementado de forma progresiva.

En cuanto a las tortugas, al considerar la zona como “área de paso”, aseguran que es “poco probable” que sean más sensibles a las operaciones sísmicas que los cetáceos o los peces aunque reconocen que el impacto sobre este grupo faunístico es de “moderada importancia”.

En cuanto a las poblaciones de peces, describen: “Los antecedentes científicos recopilados señalan que, si bien la sísmica afecta al comportamiento de los peces cerca de la fuente, la magnitud de este efecto no generaría cambios a largo plazo en el tamaño de las poblaciones”, y apuntan que con el incremento gradual del sonido “se alejen antes de que los niveles de sonido se vuelvan perjudiciales“. Así, indican que el riesgo es “bajo”.

Para huevos y larvas de peces, los cuales no pueden evitar la onda de presión sonora, lo califican como un impacto moderado y mencionan: “La bibliografía recopilada indica que el daño está acotado a las zonas muy cercanas a la fuente (menos de 5 metros), por lo que la mortalidad es tan baja que se puede considerar que tiene un impacto despreciable a nivel poblacional”.

Leer también:

Para especies como el calamar argentino, mencionan que la intensidad del impacto “se considera baja” y, sumando al potencial impacto de huevos y paralarvas, lo califican como “de baja importancia”. En cambio, para las aves marinas, considerando los cambios en los comportamientos de las poblaciones de peces, sostienen que el impacto del proyecto sobre la avifauna sería “moderado”.

De esta manera, enumeran entre las medidas de reducción de potenciales impactos sobre la fauna el aumento gradual del sonido para “alertar” a los animales, un “monitoreo visual y acústico” por parte de observadores de fauna marina, reducción de iluminación externa como prevención para aves y “boyas terminales equipadas con protectores de tortugas marinas”. Por su parte, vinculado al sector pesquero y las posibles interferencias en las pesquerías, “se establecerá un proceso de comunicación” con actores como la Prefectura o el Instituto de Investigación y Desarrollo Pesquero (Inidep).

Este proyecto será el que se pondrá en debate en la audiencia pública cuya convocatoria fue publicada este viernes en el Boletín Oficial a través de una resolución de la titular de la Secretaría de Cambio Climático, Desarrollo Sostenible e Innovación, Cecilia Nicolini. La misma será el lunes 19 de diciembre a las 9. La inscripción para participar se podrá realizar desde el 1° de diciembre a través de la web del Ministerio de Ambiente y la audiencia se podrá seguir en vivo por YouTube.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios