Sábado 21 de mayo | Mar del Plata
¡Seguinos!
05/01/2022

El gobierno nacional ratificó su apoyo a las petroleras: “Los riesgos ambientales son muy leves”

Tras la importante jornada de protestas, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, “supervisó” el proyecto junto al ministro de Ambiente, Juan Cabandié, y el secretario de Energía, Darío Martínez.

El gobierno nacional ratificó su apoyo a las petroleras: “Los riesgos ambientales son muy leves”
(Foto: prensa Jefatura de Gabinete)

Tras la importante jornada de protestas de este martes en contra de la exploración sísmica y la instalación de petroleras en la costa bonaerense, el gobierno nacional -a través de distintos funcionarios como Juan Cabandié, Juan Manzur y Matías Kulfas- ratificó su respaldo al proyecto aprobado en los últimos días de diciembre argumentando, por ejemplo, que “los riesgos ambientales son muy leves”.

Este martes, decenas de ciudades tuvieron manifestaciones en contra de la iniciativa del gobierno nacional para buscar y extraer hidrocarburos mediante la empresa público-privada YPF, junto a Shell y Equinor. Mar del Plata fue una de ellas, donde una numerosa marcha cruzó las calles del centro.

Tras esa expresión masiva de rechazo a las petroleras, este miércoles se dio a conocer desde Jefatura de Gabinete una reunión encabezada por Manzur junto al secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez y el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, aunque de éste último no difundieron declaraciones al respecto.

Leer también:

La reunión, aseguran, tuvo el objetivo de “analizar la puesta en marcha de la exploración hidrocarburífera” en la Cuenca Argentina Norte, es decir, a al menos 307 kilómetros de distancia de Mar del Plata, con operación de Equinor junto a YPF y Shell, aunque en esta primera etapa solo para buscar petróleo o gas, no para realizar perforaciones.

A la hora de respaldar el proyecto, el jefe de Gabinete expresó que en la última semana se batió el récord histórico de demanda energética en el país. “Hay que profundizar y continuar desarrollando”, indicó y aseguró que para hacerlo, el país “cumple con todos los estándares de cuidado del medioambiente”, aseguró.

Por su parte, Martínez reiteró que el 17% del gas que actualmente produce el país proviene de este tipo de explotaciones por lo que la consideró “una muy buena decisión en función de un esquema nacional y de una economía que sigue creciendo”. A su vez, dijo que el país debe “desarrollar todas las fuentes de energía”: “Necesitamos más gas y más petróleo para dejar de importar, como así también apostar a las energías renovables, a la nuclear y a la hidroeléctrica”.

Leer también:

En cuanto al proyecto en sí, explicaron que el procedimiento implica la instalación de diez cables submarinos que tienen una extensión de entre 8.000 y 10.000 metros y se conectan a tres fuentes de energía desde la que se emiten sonidos. La refracción de esos sonidos es captada por micrófonos submarinos, conocidos como hidrófonos, que permiten la interpretación de esas refracciones en las imágenes 2, 3 y 4D.

“NUESTRA VISIÓN ESTÁ TOTALMENTE ALEJADA DE LAS POSTURAS EXTREMAS”

Quien también se expresó al respecto fue el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y, a diferencia de sus compañeros de gabinete, lo hizo refiriéndose puntualmente a las expresiones en contra. Dijo alejarse de las “posturas extremas” y recalcó su apoyo al indicar que “los riesgos ambientales son muy leves”.

En declaraciones difundidas a la prensa, Kulfas reivindicó la intervención del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible en la aprobación del proyecto para llevar adelante la exploración “con todos los resguardos ambientales necesarios”.

A su vez, afirmó que el gobierno está lejos de las “posturas extremas”: por un lado, se refirió al “productivismo” que se desentiende de la visión ambiental, y también se expresó lejos de lo que llamó “prohibicionaismo“.

Leer también:

“Nuestra visión es que los riesgos ambientales tienen que ser analizados y gestionados. En el caso de este proyecto, la explotación de petróleo es una actividad que la Argentina ya lo hace, porque cerca del 20% del gas que produce viene de cuentas offshore, o sea, tenemos experiencias positivas sin ningún tipo de riesgo ambiental”, manifestó.

Además, se refirió a las intervenciones realizadas principalmente por la organización Greenpeace y ambientalistas de representar personas empetroladas en las playas: “Nos parece absolutamente falaz“, dijo e hizo foco en la lejanía de las áreas a explorar, la más cercana a 307 kilómetros de Mar del Plata.

cabandié petroleras

Kulfas. (Foto: Prensa Presidencia)

“La realidad objetiva es que los riesgos ambientales son muy leves y eso lo muestra la gran cantidad de experiencias que hay en el mundo”, aseguró y agregó: “Los accidentes que se han registrado en la última década por la explotación petrolera, no tienen que ver con la explotación offshore, porque estos son mínimos; son completamente administrables y manejables“.

Por último, aseguró que uno de los objetivos del gobierno es avanzar hacia una “transición ecológica” y, como tal, seguir utilizando fuentes hidrocarburíferas de energía al menos por treinta años.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios