Lunes 20 de mayo | Mar del Plata
17/07/2022

Montenegro insiste con el proyecto de Arroyo para ceder el predio lindante al Faro

Luego de la polémica desatada en 2019, el intendente no solo busca convalidar el convenio con un exmilitar, sino también ampliarlo para la instalación de un local gastronómico.

Montenegro insiste con el proyecto de Arroyo para ceder el predio lindante al Faro
Una de las tantas intervenciones en el predio. (Fotos: archivo / Asamblea por los Espacios Públicos)

En 2019, la polémica iniciativa del exintendente Carlos Arroyo para ceder oficialmente los terrenos linderos al Faro de la Memoria a la asociación civil de un exmilitar que las ocupa irregularmente desde 2005 fracasó por la presión popular. Más de tres años después, Guillermo Montenegro insiste con convalidar la ocupación y redobla la apuesta: a través de una triangulación, pretende sumar la instalación de un local gastronómico de la marca Restinga en el Faro sur, en plena Reserva Forestal Paseo Costanero Sur.

Entre las polémicas desatadas durante el gobierno de Arroyo, es recordada la del intento de convalidar la ocupación de los terrenos lindantes al Espacio de Memoria, en la avenida De los Trabajadores 5700, en manos de la Asociación Civil Centro Recreativo Luis Pierabuena, perteneciente a Augusto Menecier, un exmilitar de Inteligencia Naval que ejerció durante la última dictadura cívico militar.

Sin la convalidación de ese convenio a partir del rechazo popular que generó, principalmente de organizaciones defensores de los espacios públicos como organismos de derechos humanos, más de tres años después la gestión del mismo color político pero ahora a cargo de Montenegro, retoma la iniciativa que, ahora también, incluye la incorporación de un privado más a la explotación: una reconocida destilería local.

El expediente ingresó en el Concejo Deliberante y se espera que se inicie su tratamiento, en el cual pasará por las comisiones de Obras, Legislación y, por último, Hacienda.

Leer también:

EL PRIMER INTENTO POR CONVALIDAR UNA “USURPACIÓN”

En 2019, el predio en cuestión fue foco de un intenso conflicto que tiene directa relación con el significado del espacio lindante, el de la ex Escuela de Suboficiales de Infantería Marina (ESIM) y el Espacio de Memoria que allí funciona. Es que el exintendente Arroyo intentó ceder por cinco años y un canon de 80 mil pesos anuales a través de un permiso de uso precario ese terreno a la asociación civil “Luis Piedrabuena”, presidida entonces por un exmilitar que ejerció durante la última dictadura cívico militar.

Los resquemores por la cesión del predio pasaban por distintos factores. Por un lado, por tratarse de la asociación civil de Menecier, quien formó parte de la división de Inteligencia Naval a fines de la década del ’70, y el malestar que genera que ocupe el terreno lindante a un ex centro clandestino de detención.

faro restinga

Una de las acciones impulsadas en el predio en 2019 (Foto: archivo / Asamblea por los Espacios Públicos)

Por otro lado, porque el convenio de Arroyo vino a avalar la ocupación irregular que la asociación civil de Menecier mantiene desde 2005 en el terreno público y perteneciente a la Reserva Forestal Paseo Costanero Sur. Incluso, esa ocupación irregular del espacio público ya había generado un conflicto administrativo y penal con el Municipio con intentos de desalojo de por medio. Entonces, para las asambleas vecinales, la solución propuesta entonces por el gobierno de Arroyo, terminaba concretando una privatización de un espacio público y parte de una reserva forestal.

LA EXPLOTACIÓN COMERCIAL SIN AVAL MUNICIPAL

Entre las expresiones de rechazo a ese convenio, la Organización MAR había realizado en ese entonces una presentación en el Concejo Deliberante contra el convenio. En ella hizo foco en una serie de irregularidades detrás del mismo. Por ejemplo, manifestaron que el valor del canon que debía pagar el privado para explotarlo debía ser muy superior al establecido por el Municipio, al considerar que según el artículo 28° del Decreto Ley 9.533/80 no podía ser inferior al 10% del valor fiscal vigente en cada uno de los años de concesión, es decir, debía pagar casi cien mil pesos por mes.

De esa manera, según la organización, además de pérdidas al Estado por no cobrar lo que corresponde por la explotación de un espacio público -que además, se encuentra en una reserva forestal-, el permiso precario generaba competencia desleal con otros concesionarios que sí abonaban las sumas correspondientes a la ocupación de espacios públicos.

Asimismo, desde la organización ya advertían que durante la ocupación del predio de 16.900 m2 sin habilitación municipal, la asociación civil usufructuó el espacio público a través de la explotación de un camping instalado allí, denominado “La Cabaña” y con capacidad para 400 personas, al menos desde 2014.

Leer también:

TRES AÑOS DESPUÉS, OTRO INTENTO Y UNA “CESIÓN PARCIAL”

En los últimos días, el gobierno municipal ingresó nuevamente el fracasado convenio de Arroyo al Concejo Deliberante, aunque en esta oportunidad va más allá: además de convalidarlo, busca que la Asociación Civil pueda ceder con un “Contrato de Cesión Parcial” las instalaciones que ocupa irregularmente desde hace más de una década a una empresa marplatense de fabricación de gin, para la instalación de un local gastronómico en un espacio más que exclusivo.

Según el Contrato de cesión parcial que buscan avalar, la firma Burbarrel S.A. -perteneciente a Matías Iriarte y Franco Regalini y fabricantes del reconocido gin Restinga– podrá utilizar el espacio no solo para continuar con el “centro recreativo” que allí funcionaba, es decir, el camping, sino también para instalar un establecimiento gastronómico con elaboración artesanal de “bebidas espirituosas por destilación”.

En el convenio, no obstante, no termina de aclararse bajo qué concepto o acuerdo de por medio la Asociación Civil decide ceder el espacio -de una ubicación exclusiva para la explotación comercial- más allá de que Burbarrel deberá hacerse cargo del pago del canon que disponga el Municipio según la estimación de la Comisión Municipal Permanente de Tasaciones más un depósito de garantía de 10 mil dólares a la Municipalidad.

Leer también:

Asimismo, el proyecto de ordenanza de Montenegro, para ajustarse a la normativa, requiere entre sus artículos una modificación del Código de Ordenamiento Territorial (COT) vigente en el predio para habilitar el uso gastronómico que se pretende. De la misma manera, al considerar que se encuentra dentro de la Reserva Forestal Paseo Costanero Sur, se establece que el privado tenga que presentar una Evaluación de Impacto Ambiental antes del inicio de las actividades.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

17/07/2022