Lunes 20 de mayo | Mar del Plata
03/10/2021

Reconocen que “hace falta potenciar” las instalaciones de la cooperativa CURA

Lo afirmó el presidente del Ente Municipal de Servicios Urbanos, Sebastián D’Andrea, en su paso por la comisión de Ambiente del Concejo Deliberante.

Reconocen que “hace falta potenciar” las instalaciones de la cooperativa CURA
(Foto: archivo / Qué digital)

“Hace falta potenciar ese lugar”, reconoció en su paso por la comisión Ambiente del Concejo Deliberante el presidente del Ente Municipal de Servicios Urbanos (Emsur), Sebastián D’Andrea, en relación al estado actual del predio de la Cooperativa Común Unidad de Recuperadores Argentinos (CURA), que funciona en las inmediaciones de un predio de disposición final de residuos envuelto en las idas y vueltas de la concesión.

Esta semana, el presidente del ente concurrió a la comisión de Ambiente, Desarrollo Sostenible y Servicios Urbanos, donde respondió una serie de consultas de las y los concejales, sobre todo en torno a la gestión de los residuos sólidos urbanos, donde la situación de la cooperativa CURA estuvo entre los ejes centrales.

La planta de reciclado fue puesta en marcha en 2012 por el gobierno municipal como parte de un programa integral del tratamiento de residuos. Desde entonces, el lugar es operado por la Cooperativa Común Unidad de Recuperadores Argentinos (CURA) y fue proyectada para que allí pudieran trabajar unas 120 personas, aunque por la falta de inversión necesaria sólo se desempeña actualmente a un 30%.

Venimos trabajando. Desde el principio nos hemos reunido y hemos tratado de encontrar una metodología que nos permita evolucionar a ambas partes”, introdujo el funcionario ante la comisión.

Leer también:

Si bien por un lado destacó el trabajo de la cooperativa y afirmó que tiene un potencial “muy alto”, sostuvo que se encuentra bajo “un nivel de operatoria muy por debajo de las posibilidades” y que, además, “las instalaciones han cumplido un ciclo, requieren una inversión y mantenimiento demasiado elevado”.

Al respecto, aseguró, en el marco de los reclamos de la cooperativa, que “permanentemente” realizan reparaciones teniendo en cuenta que se trata de instalaciones “que tienen una antigüedad y un ciclo de vida cumplido“. Así, enumeró que en el primer semestre repararon la cinta de elevación, de rechazo y la de clasificación, como también realizaron trabajos de pintura y “mantenimiento preventivo” y reparación de baños.

Sin embargo, semanas atrás aparecieron nuevos reclamos por la falta de respuestas en torno a las maquinarias rotas, lo que dificulta, y en algunos casos impidió por varias jornadas, la continuidad de su tarea. Incluso, según pudo saber Qué digital, recién esta semana la cooperativa recibió reparado un autoelevador que se había roto hace siete meses y una de las cintas transportadoras se rompió dos veces en la misma semana, pese a una reciente reparación. “La reparan en el momento, se vuelve a romper y no dan una solución de fondo”, explicaron desde la cooperativa.

Leer también:

Por su parte, en su paso por la comisión D’Andrea  afirmó: “Estamos dispuestos a adelantarnos todo lo posible para que finalmente esa línea de producción no se detenga. Que esas cintas transportadoras, de separación y de descarga no tengan el inconveniente de tener que sufrir una suspensión en su línea”. Y agregó: “Entendemos que falta todavía de las dos partes. Del lado nuestro hace falta potenciar ese lugar con instalaciones“.

En cuanto a las “deudas” de la cooperativa, deslizó que tiene “pocos participantes” lo cual limitaría su potencial crecimiento aunque en realidad desde la cooperativa afirman que ello se produce por la falta de inversión municipal. “Sabemos que mucho del material que puedan recuperar lo tienen que vender acá y no logran consolidar toda esa carga y conseguir mejores valores en Buenos Aires. Nosotros estamos pensando y les hemos propuesto alternativas para llegar a ese nivel de actividad que sea beneficioso para todos”, dijo el funcionario.

Leer también:

Pero además de la cantidad de operarios, un factor primordial que hace a la capacidad de la Cooperativa es la llegada de residuos sólidos y cómo llegan en virtud del nivel de cumplimiento o no de la separación en origen. Al respecto, sostuvo que el predio opera con un promedio de ingresos es de 1.200 toneladas, con una variación del 10 al 15% en verano y, si bien afirmó que “el porcentaje de recupero está en aumento” lamentó que la separación en origen “no resulta suficiente, está claro”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

03/10/2021