Domingo 04 de diciembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
16/04/2021

Tras los allanamientos en Manantiales, piden informes a la Municipalidad

Desde el Frente de Todos solicitaron que el gobierno informe sobre la concesión de la UTF Arroyo Lobería, donde la Policía Federal realizó allanamientos por presunta contaminación.

Tras los allanamientos en Manantiales, piden informes a la Municipalidad

Luego del allanamiento encabezado por la Policía Federal y diferentes organismos estatales en la unidad turística fiscal (UTF) Arroyo Lobería por presunta contaminación por parte del concesionario, “Manantiales Club de Mar“, desde la oposición pidieron informes al gobierno de Guillermo Montenegro.

A través de una nota particular, el presidente del bloque del Frente de Todos, Marcos Gutiérrez, busca saber si en el lugar se cometieron infracciones a la Ley de Residuos Peligrosos (24.051) y si, en consecuencia, corresponde dar de baja la concesión a la firma administrada por la familia del exfuncionario nacional durante el gobierno de Mauricio Macri, Hernán Lombardi.

El miércoles, en el marco de una denuncia presentada hace más de un año por integrantes de la Asamblea Luna Roja en la Justicia Federal, el Juzgado Federal N°3 de Mar del Plata ordenó un allanamiento en el lugar, ubicado en la zona costera de Playa Chapadmalal, para la extracción de muestras en el Arroyo Lobería, por lo que además de la Policía participó personal bonaerense de la Autoridad del Agua y municipal de Obras Sanitarias.

“El gobierno municipal no puede correr la mirada hacia otro lado, debe hacer cumplir las pautas estipuladas en el pliego y en el caso de que estas no se respeten, aplicar sanciones por incumplimiento”, manifestó Gutiérrez al presentar la nota ante el Concejo Deliberante.

“El hecho que investiga la Justicia, la contaminación del Arroyo Lobería, reviste una gravísima infracción por parte de la firma Rivan S.A. y si fuera comprobado, esperamos una respuesta del Ejecutivo con respecto a la continuidad de la concesión“, agregó.

Leer también:

Según consta en la denuncia, en el balneario de 7 hectáreas ubicado en la Ruta 11 a la altura del kilómetro 541, explotado comercialmente por la firma Rivan S.A, se habría detectado el vertido de efluentes cloacales y el desborde de pozos ciegos en la rivera del arroyo, que desemboca en la playa donde se ubica el balneario, tal como había sido detectado previamente también en el balneario contiguo, Luna Roja.

Una vez allí, personal policial constató, tal como redactaba la denuncia, que en un médano cercado y tapado con telas negras se observaron “respiradores cloacales”, en tanto que en la parte baja corroboraron la presencia de una tapa de hormigón que ocultaría la desembocadura de un sistema cloacal clandestino y con capacidad colapsada.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios