Domingo 18 de abril | Mar del Plata
¡Seguinos!
07/04/2021

“Zona roja”: un proyecto para trasladarla y otro que pide una “gestión participativa”

El oficialismo presentó un expediente en el Concejo para trasladarla a la zona del estadio Minella, en tanto que desde Acción Marplatense lo criticaron y elevaron otro.

“Zona roja”: un proyecto para trasladarla y otro que pide una “gestión participativa”
La calle Canosa es el espacio propuesto por el oficialismo para trasladar la "Zona roja" (Foto: Qué digital)

El concejal oficialista Nicolás Lauría, con el respaldo de la Secretaría de Seguridad municipal, presentó un proyecto de ordenanza que apunta a trasladar la denominada “zona roja” a la calle Canosa en inmediaciones del estadio Minella, y concretamente, busca establecer que “la oferta y/o demanda de sexo en la vía pública sólo podrá llevarse a cabo en lugares y horarios específicamente habilitados por el Concejo Deliberante“. Desde el bloque del Acción Marplatense expusieron sus cuestionamientos a la iniciativa y presentaron otro expediente para crear un “Espacio Mixto de Participación Ciudadana” en torno al tema.

El proyecto elevado este martes por el concejal de Vamos Juntos, Nicolás Lauría, para su discusión en el Concejo Deliberante contiene como primer artículo “establecer que la oferta y/o demanda de sexo en la vía pública sólo podrá llevarse a cabo en lugares y horarios específicamente habilitados por el Concejo Deliberante”, y luego estipula como espacio determinado el corredor ubicado en la calle Canosa entre Hernandarias y Juan B. Justo, en el horario de 23 a 5.

La iniciativa también prevé que el gobierno “podrá suspender en forma transitoria, por un plazo que no podrá exceder los dos días, el ejercicio de la actividad en determinado lugar, debiendo informar públicamente la decisión con una antelación no menor de tres días” y remarca que esa suspensión “sólo podrá fundarse en la celebración de eventos sociales que tuvieran lugar en las inmediaciones de los lugares habilitados”.

También establece que “de verificarse la oferta y/o demanda de sexo en lugares u horarios no habilitados, se impondrá a los participantes una multa“. Y le “encomienda al Departamento Ejecutivo la instalación de baños químicos, refugios y depósitos de desechos en los espacios públicos habilitados”.

Además, la iniciativa oficialista estipula que la Secretaría de Salud cada seis meses deberá “realizar gratuitamente los estudios médicos pertinentes para chequear el estado de salud de las personas que realicen esta actividad, en donde tendrá un registro con los datos personales de cada una y les brindara una libreta de salud con los antecedentes médicos”.

Entre los considerando, el proyecto elevado al Concejo sostiene que “en el marco jurídico actual el ejercicio de la prostitución no configura ni un delito ni una contravención” y afirma que “tampoco se encuentra regulado por el Estado”. “En ese contexto, se da lugar a que la oferta y/o demanda de sexo ocurra en la vía pública sin delimitación espacial alguna, y en horarios de circulación de vecinos en zonas residenciales, perturbando la tranquilidad y seguridad de los mismos”, sostiene.

El concejal Lauría hizo foco en la zona de avenida Luro, Champagnat y alrededores, afirmó que su proyecto “no implica perseguir, maltratar ni hostigar a quienes ejercen la prostitución, sino dar un marco de seguridad y salubridad” y, en torno al lugar seleccionado, argumentó que es “apropiado” por “tratarse de una zona sin presencia de vecinos frentistas”.

CRÍTICAS DE ACCIÓN MARPLATENSE

Conocida la presentación del proyecto, desde el bloque de Acción Marplatense el concejal Horacio Taccone expresó duras críticas. “El proyecto de trasladar la denominada ‘zona roja’ de un barrio a otro es una de las actitudes más improvisadas e irresponsables que se hayan impulsado desde la función pública”, consideró y remarcó: “Los desafíos no se ‘trasladan’, los problemas no se ocultan como si se tratara de poner residuos debajo de una alfombra”.

Asimismo, afirmó: “‘Zona roja’ quiere decir trata, narcotráfico, violencia, complicidades, desidia e incapacidad ¿dónde sería correcto trasladar todo eso?”.

En ese marco, el bloque presentó este jueves otro proyecto en el Concejo que apunta a crear un “Espacio Mixto de Participación Ciudadana” con la idea de trabajar en la “elaboración de pautas que permitan prevenir la violencia, controlar la eficacia y transparencia de procedimiento de las instituciones del Estado”.

La concejala Paula Mantero expuso que su proyecto apunta a generar “un espacio mixto de participación, en el cual se puedan relevar las situaciones de conflictividad, las condiciones de identidad, residencia y salud de las personas que realizan oferta sexual, y recibir testimonios directos de los vecinos que permitan determinar casos de venta de estupefacientes”.

Asimismo, consideró que “las ‘zonas rojas’ demandan gestión participativa y coordinada del Estado”.

“En este espacio tienen que estar los concejales, los secretarios municipales, los vecinos que sufren, los fiscales provinciales y federales, Migraciones, los directivos de los establecimientos educativos: todos juntos en un mismo espacio mixto”, completó.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,