Miércoles 22 de enero | Mar del Plata
¡Seguinos!
17/07/2019

A 25 meses del hundimiento del Repunte, un acto distinto

Los familiares de los tripulantes decidieron participar en la reinauguración de la Escuela Secundaria N°33, que adquirió el nombre de “Julio Mártires Manza”, un filetero desaparecido en la última dictadura.

A 25 meses del hundimiento del Repunte, un acto distinto
(Foto: Ningún Hundimiento Más)

Este miércoles se cumplieron 25 meses desde el hundimiento del Repunte y sus familiares, quienes encabezan una lucha incansable e inédita, decidieron dejar por un momento las calles para acompañar a la Secundaria N°33 del Puerto, que celebró la reinauguración, ahora con el nombre de Julio Mártires Manza, un filetero desaparecido en la última dictadura cívico-militar y eclesiástica, un caso que está siendo abordado por los juicios de Subzona 15, la Cueva y Base Naval.

Tras haber pasado la barrera de los dos años, los cuales conmemoraron con un acto en el Sindicato Argentino De Obreros Navales y también luego de haber logrado la apertura del Centro de Asistencia Psicosocial, Prevención y Seguridad del Puerto, como cada 17 del mes, las Mujeres del Repunte volvieron a recordar a los diez marineros.

Aunque esta vez no eligieron las calles para manifestarse contra la corrupción portuaria y la necesidad del cambo de condiciones de trabajo, como lo hicieron durante todos estos largos 25 meses, sino que eligieron acompañar a una escuela que, junto a Memoria Portuaria, concretó un sentido homenaje a un obrero desaparecido en la última dictadura: Julio Mártires Manza.

“No es cualquier nombre, es el nombre de un filetero desaparecido que luchó contra los empresarios y la burocracia sindical por los derechos de los trabajadores. Que nos inviten a compartir este momento es muy importante para nosotros”, reconocieron desde la Multisectorial Ningún Hundimiento Más.

En la década del ’70,  Julio Mártires Manza era militante del PST y delegado de planta en DISPESA. Integró, junto a otros compañeros, una lista que se oponía a la línea sindical que lideraba el gremio por aquellos año, hasta que fue desaparecido. Hoy, su caso es uno de los tantos que son investigados en el juicio que se desarrolla en el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata desde hace más de un año y que tiene a 43 imputados por delitos de lesa humanidad cometidos en la Subzona 15 -ámbito jurisdiccional- y en los centros clandestinos de detención conocidos como “La Cueva” y Base Naval.

Mi padre fue un gran luchador, siempre va a estar en la memoria y hoy más que nunca se va  a hacer perpetuo, y lo va a ser para mis hijos, para mis nietos, para mi madre, mi hermana, que hoy no pueden estar acá conmigo. Gracias a todos”, expresó la hija de Manza en el acto protocolar.

Este acompañamiento representa una definición más de lo que son las Mujeres del Repunte, que aspiran no sólo a la búsqueda de justicia para los propios, sino que expresan en cada movilización un grado de conciencia que abarca estructuralmente a las condiciones de trabajo de todos los trabajadores del Puerto marplatense, para que de una vez por todas cambien las actuales condiciones de explotación, con acciones concretas, pero también con memoria.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,