Viernes 29 de mayo | Mar del Plata
¡Seguinos!
06/03/2019

Acompañar

8M | Mujeres que luchan

Acompañar
(Foto: QUÉ Digital)

Un camino sin retorno. “Esto no le pasa a otras mujeres, esto nos pasa a nosotras. Estamos totalmente implicadas en esta trama social, por lo tanto desde nuestras inserciones profesionales tenemos herramientas para ayudar a otras mujeres”, resume la psicóloga Patricia Gordon sobre el porqué de involucrarse en la lucha contra las violencias . Y asegura, con convicción, que es un camino sin retorno porque una vez que tomás contacto con el dolor, a raíz de la violencia, no existe posibilidad de seguir siendo indiferente o de no comprometerse. Y de eso se trata el acompañamiento, la contención, el “yo sí te creo, hermana”, la sororidad.

Patricia Gordon es licenciada en Psicología y trabaja desde hace años en el acompañamiento y asistencia a víctimas de violencia, abuso sexual y trata de personas. Desde 2012 encabeza la ONG En Red -Red Solidaria de Capacitación y Tratamiento Violencias Abuso sexual y Trata de Personas- y también colabora con La Alameda Mar del Plata en la temática vinculada con la trata de personas.

“Hoy no es necesario llegar lastimada a una comisaría para que te tomen la denuncia porque tienen la obligación de hacerlo. Avanzamos en algunos sectores de la Justicia porque no todos los fallos no son como el de Lucía Pérez, tenemos el ejemplo del fallo de Paola Campos“, destacó Patricia, al hacer referencia a todo lo logrado a fuerza de lucha y la participación activa, y a todo lo que todavía falta en relación a las respuestas del Estado.

Justamente en ese sentido, la profesional y referente consideró que el Estado que es indiferente a los reclamos “es totalmente responsable de la ausencia de políticas públicas” y puso como ejemplo una deuda pendiente desde hace años: “Como no existe en Mar del Plata no existe a nivel nacional, ni provincial, ni municipal un solo centro especializado de trabajo con víctimas de abuso sexual específicamente”.

 LA PARTICIPACIÓN Y LA MILITANCIA 

Empecé a trabajar con la temática violencia de género desde que me recibí. Empecé a militar activamente desde el año 2006-2007, acompañando a familias de menores en un fallo muy injusto que hubo en la ciudad de Mar del Plata en relación a un tema de abuso sexual. Trabajé con problemáticas desde el principio, incluso antes de recibirme hice residencias de pregrado de violencia de género, abuso sexual, trata de personas y en realidad fue y es un camino sin retorno.

 LOS DERECHOS Y REIVINDICACIONES  

Vemos con muy buenos ojos los avances por la lucha en la visibilización desde una perspectiva de género. Hace 20 años desde los distintos espacios donde se trataba esta problemática –Universidad, comisarías y organizaciones en general- se hablaba de violencia doméstica o intrafamiliar. Hoy trabajamos desde una perspectiva de género, hoy no es necesario llegar lastimada a una comisaría para que te tomen la denuncia porque tienen la necesidad y obligación de hacerlo. 

 LA LUCHA Y TODO LO QUE FALTA  

Lo que falta es que los programas de las carreras estén atravesados por la perspectiva de género, sea la carrera que sea. Falta Educación Sexual Integral. Falta que desde ciertos sectores del Poder Judicial estudien un poco más desde una perspectiva de género. Y por supuesto falta que el Estado, con toda la responsabilidad que le cabe, deje de ser cómplice. No solo cómplice por omisión, sino como ejecutor, porque en realidad la omisión lleva a que nos sigan violando, a que nos sigan matando, a que no haya condenas.

Ver más: , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios