Viernes 29 de mayo | Mar del Plata
¡Seguinos!
06/03/2019

Educar

8M | Mujeres que luchan

Educar
(Foto: QUÉ Digital)

Educar. Educar para facilitar herramientas, para saber pararse ante la vida y lograr resolver. Educar, pero como se hace ahora y no con lo adquirido en otros contextos. Las personas estamos en constante formación. Dentro y fuera de lo académico, como le sucede a tantas y tantos docentes, profesores y directivos.

Cecilia Martín es profesora de Historia recibida de la Universidad Nacional de Mar del Plata y profesora de Teatro de la Universidad de Tandil. En el 2018 asumió como directora del Colegio Nacional Arturo Illia, institución en la que da clases desde 1987, y también formó parte de la Asociación de Trabajadores del Teatro Región Atlántica (Attra).

En su recorrido como docente y ahora desde su nuevo rol como directora, Cecilia dice que hoy en día la prioridad en relación a los y las estudiantes tiene que ver con “concientizar que a fuerza de las jóvenes, a fuerza de los escándalos, hemos aprendido que no se puede tapar. El gran aprendizaje es tomar el toro por las astas, aprender y trabajar con…”.

“Cuando escucho a las chicas en la escuela, que es mi ámbito, todo lo que hablamos analíticamente en la escuela hace eclosión, les está pasando a las adolescentes y jóvenes. Creo que durante mucho tiempo estuvieron muy solas por fuera del mundo adulto pensando por ejemplo el tema de los escraches. Hubo momentos donde la autoridad no estuvo, el adulto no estuvo para acompañar y para pensar con ellas”, analizó Martín.

“Hay que terminar con lo binario y entrar en las nuevas sexualidades que también para nosotros es difícil de pensar. Uno se tiene que mostrar como humano, hay temas en los que hago agua, estoy estudiando, me estoy formando. Siempre está el especialista que ayuda y ellos tienen que entender que no tenemos todas las soluciones, es importante corrernos del lugar de omnipresencia”, reflexionó sobre la necesidad de formación constante, frente a las demandas de quienes están aprendiendo, y también están educando.

  LA PARTICIPACIÓN Y LA MILITANCIA 

Es una necesidad de visibilizar el cuerpo de la mujer en este territorio de disputa, ese cuerpo tironeado para la maternidad o la no maternidad. Me parece que tiene que ver con esto de romper la dicotomía que afecta a una manera de conocimiento. La cuestión de estar incrustrados en la dualidad. Lo abstracto y lo concreto, el varón y la mujer, lo rico y lo pobre, lo público y lo privado, lo racional y emocional.

 LOS DERECHOS Y REIVINDICACIONES  

Desde el año pasado hay una comisión de género de la escuela para debatir e informarse. La Educación Sexual Integral (ESI) es una llave gigante que nos dieron y todavía no está siendo aprovechada como corresponde. No tomamos conciencia del valor que tiene y la deconstrucción de los modos de ser y modos de vincularse entre les adolescentes.

  LA LUCHA Y TODO LO QUE FALTA  

Esta cuestión que tienen de vincularse los chicos y las chicas que me parece que tenemos que empezar a acercarnos para empezar a entender porque no vale adaptarlo a la idea que uno tuvo de antes. Es un gran desafío de la educación. Hay muchas cosas por hacer. Los focos se multiplican y tenemos que atender a todos. Poder en principio no tapar y trabajar con el conflicto. Por otro lado bajar, desdramatizar, tomar aire y poder analizar, hacer tiempo para pensar. Muchas veces se acciona en caliente. Esto de acción – reacción, complica.

Ver más: , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios