Miércoles 28 de febrero | Mar del Plata
¡Seguinos!
18/05/2022

A la espera de los resultados, ¿para qué sirven los datos del censo?

Para qué utiliza el Indec los datos que recopila de los hogares y las personas cada diez años.

A la espera de los resultados, ¿para qué sirven los datos del censo?
(Foto: archivo / Qué digital)

A la espera de los resultados preliminares del Censo 2022, hay quienes se preguntan para qué sirve la información recolectada a partir de cada una de las preguntas que se realizan en los hogares y a las personas que viven en el suelo argentino en cada operativo. Desde el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), brindan algunas precisiones.

Según el cronograma previsto, en las últimas horas del miércoles se darían a conocer los primeros datos que arroje el censo 2022, principalmente la población total estimada del país, aunque las estadísticas regionales y pormenorizadas todavía demorarán algunos meses. Pero, ¿para qué sirven los datos?

El objetivo del censo que se realizó este miércoles es saber con la mayor precisión posible cuántos y de qué tipo son las viviendas, hogares y la población que habita el país. A partir de los resultados, se podrán conocer las características demográficas y socioeconómicas de todas las personas que residen en el territorio nacional y sus condiciones habitacionales.

Leer también:

También se podrá cuantificar, por ejemplo, la situación de determinados grupos poblacionales como las personas en situación de calle o en “viviendas colectivas”, personas que se reconocen como descendientes de afroamericanos o pueblos originarios, y las identidades de género.

Así, la información recolectada en el Censo 2022 será utilizada para fundamentar las políticas públicas que se realicen en los próximos años en torno a las “necesidades de la población”, explican desde la organización. Lo consideran un “insumo” en el diseño de políticas esenciales, por ejemplo, en ámbitos como educación, salud, empleo o vivienda.

Por ejemplo, durante la pandemia, se utilizaron los datos poblacionales arrojados por el Censo 2010 como parámetros para definir el nivel de saturación del sistema de salud de cada municipio.

A su vez, se presenta como una información que, una vez divulgada por las autoridades suele ser utilizada por personas interesadas y empresas para “investigar, planificar y llevar adelante proyectos basados en información confiable”.

Leer también:

Además de las novedades del censo 2022 en torno a ciertas características de la población como su identidad de género, el relevamiento de este año es el primero que se realiza como un “censo de derecho”. ¿Qué quiere decir? Que las personas son contabilizadas según su lugar de residencia habitual, donde pasan la mayor parte del tiempo a lo largo de una semana. Los censos anteriores habían sido censos de hecho, es decir, se preguntaba dónde habían pasado la noche previa al censo.

Cabe recordar que el último censo nacional fue realizado en 2010 y de sus resultados se conoció que vivían 40.117.096 personas en el territorio nacional, un 10,6% más que el 2001. En la Provincia de Buenos Aires, la población era de 15.625.084 personas (13% más que en 2001), de los cuales 618.989 vivían en General Pueyrredon (9,7% más que en 2001).

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

18/05/2022