Viernes 09 de diciembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
03/05/2022

Puerto: a un año de la muerte de Manuel Quiquinte, su familia reclama avances

Se concentraron en el centro en reclamo de avances en la causa que investiga la muerte del conductor superior de máquinas, primera víctima del coronavirus en la pesca.

Puerto: a un año de la muerte de Manuel Quiquinte, su familia reclama avances
(Foto: Ningún Hundimiento Más)

El 6 de mayo de 2021, Manuel Quiquinte se convirtió en la primera víctima del coronavirus o, según la investigación judicial en curso, de la vulneración de los protocolos para evitar contagios y muertes en la pesca durante la pandemia. Este martes, en la semana en la que se cumple un año de la muerte, su familia lo recordó con una concentración en la que remarcaron la necesidad de obtener avances en la Justicia por lo que, entienden, fue una muerte evitable y con responsables.

“Ya ha pasado un año desde que la negligencia nos quitó a mi papá“, cuestiona un comunicado de la familia dado a conocer por la organización Ningún Hundimiento Más, que acompañó la manifestación en Luro e Yrigoyen.

Es que, a raíz de cómo se dio la muerte del conductor superior de máquinas, con sospechas de vulneración de los protocolos sanitarios por parte de la empresa Fénix International S.A. a la que pertenecía el barco y fuertes acusaciones contra el capitán de la embarcación por negarle la atención a partir de la negación de la existencia del coronavirus, tal como quedó plasmado en un video viralizado en aquel entonces, se inició una causa judicial en el Juzgado Federal N°1 de Río Gallegos, jurisdicción en la que estaba pescando el potero Xin Shi Ji 89.

Sin embargo, un año después, la causa no registró avances concretos, continúa en la etapa de instrucción y su familia reclama celeridad. “La investigación no avanza a la velocidad que uno quiere y es por eso que les pedimos al juez y al fiscal que investiguen lo más rápido posible para tener las responsabilidades penales a los responsables de la muerte de mi padre y que se haga justicia”, marcaron.

En el comunicado, además, apuntaron contra la “falta de controles de los armadores y de la autoridad marítima“, lo cual -aseguran- “aún continúa en los buques”. “No solo por los controles de covid sino por el estado de los buques”, añadieron.

“No queremos que el Poder Judicial sea cómplice de la falta de controles y le pedimos nuevamente que acelere la investigación“, cerraron.

Leer también:

LA MUERTE DE MANUEL QUIQUINTE

Manuel Quiquinte tenía 67 años pero, a pesar de estar en edad para jubilarse, seguía trabajando por la necesidad: quería terminar de construir su casa. Si bien la pesca fue de las actividades que menos tardó en reactivarse, en 2020 no había trabajado por el temor a la pandemia, al ser mayor de 60 años.

En 2021 retomó la actividad y llevaba haciendo cuatro mareas. Según pudieron reconstruir sus familiares, la última vez que el buque ingresó al puerto había sido el 12 de abril, día en el que “liberaron” a la tripulación antes de volver a zarpar al otro día. Sin embargo, sostienen que solo habrían testeado el 6 de enero a la tripulación completa y, a pesar de que habían bajado todos del buque, el 13 de abril solo testearon a los relevos, es decir, a las 5 personas que se sumaron al resto.

Los protocolos en aquel entonces indicaban los testeos obligatorios para los relevos o todo aquel que haya descendido del buque, situación que, según explicaban fuentes gremiales a Qué digital un año atrás, puede haber quedado grabada en las cámaras de la terminal portuaria en caso de suceder, y la familia sostiene que toda la tripulación bajó aquel 12 de abril.

Lo que siguió fue que, tanto días antes como luego de zarpar, algunos de los tripulantes empezaron con síntomas de coronavirus, entre ellos Quiquinte. Allí fue cuando uno de los trabajadores grabó una secuencia que llegó a los medios nacionales: al explicarle al capitán que tenía síntomas de covid-19, le dijo que la enfermedad “no existe”. El cuadro de Manuel empeoró en cuestión de días y, frente a un capitán que relativizó la existencia del covid-19, falleció a bordo el 6 de mayo: el testeo, realizado una vez fallecido, dio positivo.

Si mi papá hubiese tenido asistencia médica esto capaz no hubiera pasado“, lamentaban en aquel entonces desde su entorno familiar, un planteo que al día de hoy mantienen a la espera de que lo ratifique la Justicia. Su caso, que fue el primero pero no el último, fue el puntapié para que el cumplimiento de los protocolos y la situación sanitaria en la pesca esté en agenda.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios