Argen-pesca: tras 68 días, la vuelta a casa

La empresa depositó lo acordado y los trabajadores dieron por terminada la toma del Ministerio de Trabajo provincial. Hubo agradecimientos, risas, llantos y el pedido de que se termine con el trabajo en negro.

01/04/2015
Argen-pesca: tras 68 días, la vuelta a casa
(Foto: Lucho Gargiulo) ©

Fueron cuatro meses intensos en los que quedaron en evidencia muchas irregularidades y responsabilidades y 68 días de una toma del Ministerio de Trabajo signada por presiones, denuncias, reclamos, protestas, reuniones. Finalmente, este miércoles los dueños de Argen-pesca depositaron el dinero acordado y los trabajadores decidieron levantar la toma de la sede de la cartera labortal. 

“Nos vamos a casa”. Una y otra vez los trabajadores lo repitieron durante una convocatoria a la prensa en la que anunciaron el fin de la toma y le entregaron las instalaciones a representantes de la Defensoría del Pueblo provincial, organismo que actuó de “mediador” durante las últimas semanas para que se llegara a una acuerdo.

El abogado de los trabajadores, Julio Hikkilo, habló de un “conflicto duro”, de “devolverle la dignidad a los trabajadores” y del “estado de orfandad absoluta” en el que quedaron luego de que las autoridades locales del Ministerio  hayan decidido desentenderse del conflicto.

“Acá hubo 93 familias que fueron abandonadas por sus patrones y por el Estado“, resumió Hikkilo y celebró que “tanto la patronal como el Estado tuvieron que reconocer que eran trabajadores esclavizados del Parque Industrial”.

En el mismo sentido pidió que las autoridades correspondientes “trabajen en serio para que miles de trabajadores que se encuentran en esa misma situación dejen de estarlo”.

Mary Gómez, la encargada de organizar el reclamo, se lamentó porque “nadie creía” en ellos cuando se inició el conflicto. “Dejaron a 93 trabajadores tirados acá adentro, porque eso es lo que hicieron dejarnos tirados”, apuntó contra las autoridades del Ministerio. Además, pidió que las autoridades intervengan ante el empleo en negro “antes de que a la gente la tiren a la calle”.

En el momento de los agradecimientos estuvieron en primer lugar la hermana Martha Garaycochea y el sacerdote Héctor Díaz.

Durante toda la conferencia el pedido de que “se termine con el trabajo en negro” estuvo presente a cada instante. Y así quedó escrito con aerosol  en las paredes de la sede, ya que si bien intentaron taparlo con un poco de cal, el mensaje quedó visible.

Ver más: , , , , , , , ,

Comentarios