Lunes 28 de noviembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
24/01/2015

Barrio Alfar: unas 240 familias conviven con el agua contaminada

En los domicilios se detectó nitrato, manganeso y fluor, además de 7 casos de escherichia coli. Vecinos advierten que las casas tienen pozos conectados a napas infectadas. Agua potable, una vieja promesa que se concretaría a mediados de este año.

Barrio Alfar: unas 240 familias conviven con el agua contaminada
(Fotos: Lucho Gargiulo)

Los vecinos que viven en Alfar sueñan hace décadas con tener agua potable en sus casas. El servicio que en otros sectores de la ciudad es algo habitual y naturalizado, para este barrio es una promesa que varias generaciones quisieron que fuese realidad, pero que hasta ahora no se cumplió. Desde la empresa Obras Sanitarias prometieron que entre febrero y marzo de este año comenzarían las primeras perforaciones para luego extender la red que llega a Faro Norte. Mientras tanto, el reclamo de los residentes de la zona responde a una cruda realidad: más de 240 familias del lugar viven hace tiempo con agua contaminada, que en muchos casos terminan consumiendo.

En pleno siglo XXI, las viviendas de Alfar siguen contando con bombas para extraer el agua de viejos y profundos pozos que, en muchos casos, están conectados a napas contaminadas, ya que el barrio se constituyó sobre una especie de laguna que conserva desperdicios y restos de pescado que fueron infectando el recurso hídrico.

Desde hace ya un tiempo, Obras Sanitarias dispuso en el barrio -declarado “Reserva forestal”- tanques públicos con agua apta para el consumo humano que actualmente se llenan los martes, jueves y sábados. Sin embargo, no todos los vecinos los utilizan y muchos incluso desconocen su existencia y ubicación.

El agua que sale de las canillas en los domicilios de Alfar, en buena parte está contaminada. Desde la sociedad de fomento advierten que, según estudios realizados en el barrio por Obras Sanitarias, son al menos 240 las familias afectadas.

En concreto, se detectó presencia de fluor, manganeso y nitrato en el agua, además de -al menos- siete casos de escherichia coli, una enterobacteria que se encuentra generalmente en los intestinos de los animales y que resulta seriamente perjudicial para la salud humana.

Uno de los casos de escherichia coli se encontró en el domicilio de Liliana Ballanti, la presidenta de la sociedad de fomento de Alfar. “Muchas de las perforaciones son realmente antiguas y algunos pozos tienen entre cinco y ocho metros de profundidad, conectados a napas que siempre van a estar contaminadas porque están en contacto con los desperdicios que durante años se tiraron en el barrio, cuando todavía era una laguna”, explicó en diálogo con QUÉ.

Alfar es la desembocadura del arroyo Corrientes, lo que genera que los desechos aumenten el grado de componentes contaminantes del agua que, pese a la existencia los tanques públicos, sigue siendo consumida por algunos vecinos y ha provocado casos de intoxicaciones.

Por lo pronto, como medida paliativa, la sociedad de fomento tiene un convenio con Osse que contempla el reparto de agua potable a domicilio para adultos mayores, personas discapacitadas y familias con muchos niños.

AGUA POTABLE: UNA PROMESA CON FECHA

El reclamo para tener agua potable en el barrio lleva décadas. Hoy, con casos de contaminación comprobados, el sueño de contar con el servicio tiene nuevos plazos para cumplirse.

“Desde Obras Sanitarias nos informaron que entre febrero y marzo comenzarían a hacerse las primeras perforaciones para hacer las conexiones y extender la red de agua que en la zona sur llega hasta Faro Norte. Se conectaría con Mario Bravo, donde Osse tiene una de sus centrales”, precisó Liliana Ballanti.

La obra que encararía Obras Sanitarias en los próximos meses permitiría, en teoría, que un sector del barrio empiece a tener agua potable a partir de mediados del 2015, aunque debido a los años de postergaciones a los vecinos les cuesta confiar en que esta vez los tiempos se cumplan.

Las conexiones se realizarían desde la calle Toscana (415) hasta Astor Piazzolla (421) y desde el límite con el Bosque Peralta Ramos hasta la colectora ubicada a pocos metros de la Ruta 11.

La presidenta de la sociedad de fomento precisó que “se hace en esa zona porque es en la que más casos de contaminación hay, aunque eso no quiere decir que en el resto de las zonas no haya”. Puntualmente, todos los casos de escherichia coli se detectaron en el sector que contempla la primera etapa de obras.

BARRIO ALFAR

CLOACAS, A LA ESPERA DE LA APROBACIÓN

En los últimos años se dotó de cloacas a lo que se conoce como el sector norte de Alfar, desde la colectora hasta José Alonso y desde Castilla y León hasta Molises. La mayoría del barrio, aún en el 2015, sigue sin este servicio básico.

Sin embargo, las conexiones domiciliarias de agua potable que Osse encararía en los próximos meses no vendrían -en un principio- acompañadas por cloacas, ya que “la segunda y tercera etapa están en el Ministerio de Economía de Nación esperando la aprobación y nosotros venimos insistiendo para que eso salga cuanto antes”.

“Mi sueño, como vecina de Alfar, es que todo el barrio tenga agua potable y cloacas”, completó Liliana Ballanti.

Ver más: , , , , , , , ,


Comentarios