Boston: vallas y una guardia policial luego de 230 días de toma

Tras el operativo de desalojo ordenado por la Justicia y desarrollado durante la madrugada, una custodia permanece en el lugar. Se mantiene la expectativa de poder conservar los puestos laborales con otra firma.

16/01/2019
Boston: vallas y una guardia policial luego de 230 días de toma
(Fotos: QUÉ Digital)

Después del intento de desalojo suspendido, en los primeros días de este año los doce trabajadores que mantenían tomado hasta la madrugada de este miércoles el local de la confitería Boston de Urquiza y la costa tenían la expectativa, junto al sindicato de Gastronómicos, de poder asegurarse una continuidad laboral a partir de que una nueva cadena gastronómica busca instalarse allí. Sin embargo, esa negociación formalmente abierta no logró hasta el momento encaminarse completamente y esa ilusión este miércoles fue opacada por el desalojo concretado durante la madrugada. Pasadas las horas, y ya sin los trabajadores que estuvieron allí 230 días, el edificio se encuentra totalmente vallado y custodiado por la Policía.

La segunda orden judicial terminó por concretar este miércoles a las 3 de la madrugada lo que la jueza Patricia Sara Gunsberg, titular del Juzgado en lo Civil y Comercial Nº 9, ya había decidido en diciembre: que el local tenía que ser desalojado, de ser necesario hasta por la fuerza, ante el reclamo del dueño del inmueble. Según pudo saber QUÉ Digital, el primer pedido ya apuntaba a que el operativo de desalojo se concretara de noche, pero en ese momento la decisión de la jueza fue programarlo para las 10 de la mañana. Esta vez, y tras la concentración popular que terminó impidiéndolo el 26 de diciembre, la resolución -quedó a la vista- fue otra.

LA BOSTON  (1)

Ya en marzo de este año comenzó a hacerse pública la crítica situación que empezaban a atravesar los trabajadores de las confiterías centrada, entre otras cosas, en pagos salariales atrasados y mucha incertidumbre. En ese marco, y ante la falta de pago, en junio comenzó a concretarse la ocupación de los dos locales, el ahora desalojado de Urquiza y la Costa y el otro ubicado en Buenos Aires y Belgrano. El primero era alquilado en su momento por los dueños de las confiterías Boston a otro empresario, que es quien le solicitó a la Justicia el desalojo a partir de que hay otra firma gastronómica interesada en hacerse cargo del local. El segundo sí pertenece a los dueños de la Boston, Juan Manuel y Pablo Lotero.

En el medio y tras el inicio de la ocupación de ambos locales, los trabajadores nunca más cobraron, recibieron sus telegramas de despidos y los empresarios no dieron más respuestas, mientras sigue explotando otro local ubicado en la avenida Constitución.

LA BOSTON  (4)

 

Pasados los meses, y más de 200 días de toma, los doce trabajadores que se mantenían en el local de la costa y Urquiza tenían una alta expectativa de poder asegurarse una continuidad laboral de la mano de la nueva cadena gastronómica que busca empezar a explotar el local. Sin embargo, hasta este martes las negociaciones no habían podido encaminarse completamente a favor de los trabajadores y este miércoles llegó el desalojo.

Tras la medida, que impactó en la ciudad teniendo en cuenta el apoyo que siempre recibieron los trabajadores que fueron dejados a la deriva luego de muchos años de trabajo en la firma, el local de Urquiza y la costa se encuentra totalmente vallado y custodiado por una decena de policías que fueron apostados en el lugar por decisión de la Justicia, la misma que hasta ahora le dio la espalda a los trabajadores.

 

LA BOSTON  (6)

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios