Lunes 03 de agosto | Mar del Plata
¡Seguinos!
10/02/2020

Choferes que no se sienten representados, deudas y denuncias de persecución

Son los principales reclamos que impulsaron la protesta de este lunes de un grupo disidente a la conducción de la UTA, a quien además le exigen “elecciones libres”. La palabra de los trabajadores.

Choferes que no se sienten representados, deudas y denuncias de persecución
(Foto: Qué digital)

Este lunes al mediodía, una concentración de choferes en la seccional local de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) en reclamo de mejores condiciones de representatividad al gremio generó alteraciones en algunas líneas y la amenaza de un paro, que finalmente se desactivó pasadas las 16.30 cuando fueron recibidos. Qué exigen al sindicato y de qué lo acusan: la palabra de los trabajadores.

En el marco de una interna en el gremio que deriva de un conflicto a nivel nacional y que en Mar del Plata se traduce en denuncias contra la seccional local y la presunta pasividad y complicidad con las empresas de transporte, un grupo de choferes de las líneas urbanas marplatenses se cansó y abrió un nuevo frente de conflicto para un sindicato en “crisis” de su representatividad.

Los reclamos de los choferes de las líneas urbanas van en consonancia con las denuncias que hicieron los “excluidos” de El Rápido o bien los ahora choferes de Vía Bariloche, ambas situaciones reflejadas por este medio: deudas, denuncias de persecución, connivencia con las empresas y, en este caso, irregularidades en la elección de autoridades sindicales.

Antes que nada, en diálogo con la prensa que se hizo presente en el lugar, los trabajadores aclararon que no estaban “en contra de la empresa” sino que la acción que estuvo a punto de derivar en un paro tenía un claro objetivo: la UTA.

“Acá hay una cuestión contra la dirigencia actual, totalmente. No hay dirigencia en la UTA. No nos sentimos representados, nos han sacado todos los derechos que teníamos. No tenemos obra social, estamos cobrando lo mismo que las chicas que trabajan en la terminal, que tienen menos responsabilidades. Acá los choferes no cobran el adicional de SUBE. Hay muchos reclamos que nunca se hicieron cargo”, relató Gustavo, uno de los manifestantes.

A continuación, otro de los damnificados añadió: “No es un paro, es una retención de tareas obligados por la situación. Vinimos a pedir explicaciones al sindicato”, y contó que fueron recibidos y labraron un acta de reunión. “En esa acta lo que se promulga es que nos aclaren cuál va a ser la recomposición salarial adeudada desde 2019. Además, pedimos basta de persecución, basta de aprietes, maltrato laboral. Estamos bajo una desidia total por parte de los cuerpos de delegados y no se puede trabajar de esta manera. Nos comprometimos de forma pacífica a realizar esto y a descongestionar toda la zona y retomar el servicio”, cerró.

Leer también:

Micros estacionados frente a la sede de la UTA. (Foto: Qué digital)

Pero además de las voces que llevan adelante la intermediación con las autoridades de la UTA, están quienes sufrieron las situaciones que llegaron para denunciar: “Es mucho tiempo con presiones. Yo vengo hace cuatro años y medio con esto, cuando intentamos armar un sindicato paralelo”, relató otro de los choferes, quien contó que producto de su activismo sindical fue echado en tres oportunidades. “La ultima vez estuve un año y medio afuera, me agredieron y hoy estamos con los compañeros reclamando lo que es justo, lo que nos corresponde a todos y que no haya más persecución sindical, política ni nada”.

A partir de este primer acercamiento entre un grupo disidente de la UTA, un sindicato en el que prácticamente no suelen escucharse voces disidentes “desde adentro”, probablemente producto de las cuestiones que relataron los trabajadores, esperan poder avanzar hacia una mejor representatividad del sector ante las cámaras empresariales y el Estado: “Acá levantan el teléfono a las empresas para que nos echen”, denunciaron.

Para ello, ante lo que describen como una “bomba de tiempo” esperan, en consonancia con la interna dirigencial a nivel nacional, que se puedan desarrollar próximamente “elecciones libres” para terminar con estas denuncias que “vienen de hace 30 años” con un Roberto Fernández a la cabeza al que acusan de ser “empresario, no sindicalista”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , ,