Sábado 28 de mayo | Mar del Plata
¡Seguinos!
10/08/2021

Científicos marplatenses desarrollarán componentes del lanzador de satélites “Tronador”

Desde el Ministerio de Ciencia y Tecnología e Innovación financiarán un proyecto de investigación por 15 millones de pesos.

Científicos marplatenses desarrollarán componentes del lanzador de satélites “Tronador”
(Foto: Conicet)

Científicos marplatenses del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) participarán en el desarrollo de componentes del lanzador de satélites “Tronador”, y recibirán un financiamiento de 15 millones de pesos por un proyecto que demandará unos tres años. “Nos permitirá cambiar la escala y obtener productos que puedan emplearse directamente en los cohetes fabricados en el país”, destacan los investigadores.

En las últimas horas se dio a conocer que la Agencia de I+D+i, perteneciente al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación adjudicó el financiamiento al Instituto de Investigaciones en Ciencia y Tecnología de Materiales (Intema-Conicet-Unmdp), y puntualmente al grupo de investigación destinado a la elaboración de compuestos de uso aeroespacial, como parte de un programa de investigación para promover desarrollos “estratégicos en el campo aeroespacial nacional”.

Específicamente, el financiamiento está destinado a desarrollar recipientes de presión ultralivianos que serán utilizados en vehículos espaciales del proyecto “Tronador” que se lleva a cabo por parte de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y la participación de Veng S.A y numerosas instituciones científicos técnicas nacionales.

El grupo marplatense es dirigido por Exequiel Rodríguez, investigador independiente del Conicet Mar del Plata, quien a su vez trabaja desde hace diez años para la CONAE y Veng en el desarrollo de materiales compuestos y componentes para la construcción del lanzador de satélites nacional.

“La concreción de este proyecto es un hito para el grupo, y es el resultado de muchos años de trabajo. Estamos muy contentos. El financiamiento que aportará la Agencia nos permitirá cambiar la escala y obtener productos que puedan emplearse directamente en los cohetes fabricados en el país. De esta forma la Facultad de Ingeniería y el INTEMA se constituyen como proveedores directos del plan espacial nacional”, explicó Rodríguez.

En Mar del Plata, entonces, se llevará adelante la construcción de los recipientes de presión, elemento que -explican- resulta indispensable en lanzadores espaciales. Según indicaron desde el Conicet, en ellos se almacena el combustible y “gases presurizantes y propelentes” que se emplean en el despegue.

El proyecto, explicaron, tiene tres años de duración y permitirá escalar el proceso de fabricación, realizar pruebas y obtener componente certificados a utilizarse en pruebas de lanzamiento.

El equipo de trabajo está conformado por los investigadores Juan Morán, Lucía Asaro, Pablo Montemartini, Pablo Leiva, Liliana Manfredi y Analía Tomba, todos pertenecientes al INTEMA y a la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP).

EL PROYECTO TRONADOR

Como parte del proyecto Tronador, con el que se busca poner en órbita cohetes espaciales de fabricación nacional, en 2007 se lanzó desde el Centro Espacial Manuel Belgrano el cohete sonda Tronador I, y también el Tronador Ib, en 2008.

También, llevaron adelante un ensayo más completo con el cohete sonda VS-30, lanzado en diciembre de 2007 desde Barrera do Inferno, Brasil.

Por su parte, en 2011 iban a realizar un lanzamiento de prueba con el prototipo Tronador 4000, el cual no pudo concretarse por una falla en el sistema pirotécnico de apertura de válvulas de presurización de combustible, lo cual conllevó un nuevo diseño del sistema.

Luego se inició el proyecto Tronador II, mediante el cual se busca poner en órbita una serie de vehículos experimentales denominados Vex, y en marzo del 2014 se realizó desde el Centro Espacial Punta Indio la primera prueba de un vehículo Vex1 (denominado Vex1A). Sin embargo, no se pudo completar la misión y, tras rediseño y modificaciones, en agosto de ese mismo año se concretó una segunda y exitosa prueba.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios