Lunes 08 de agosto | Mar del Plata
¡Seguinos!
26/06/2021

Clases presenciales: piden que colegios privados implementen medidores de CO2

De cara al reinicio de la presencialidad, desde Sadop destacaron que algunos colegios los implementaron, y se lo requieren a quienes todavía no lo hicieron.

Clases presenciales: piden que colegios privados implementen medidores de CO2
(Foto: archivo / Frente de Todos)

Este lunes se retomarán las clases presenciales en Mar del Plata luego de lo que fue su avance a la fase 3 del esquema de restricciones por la pandemia de coronavirus. De cara a ese regreso, las escuelas públicas provinciales incorporaron la utilización de medidores de dióxido de carbono (CO2) para evaluar los niveles de ventilación, una herramienta que no todos lo colegios privados incorporaron y que desde el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) exigen.

En la última semana llegaron a la ciudad por parte del gobierno provincial 950 medidores de CO2, herramienta que empezó a ser implementada desde que se dispuso el regreso a la presencialidad, en primer término en el Área Metropolitana de Buenos Aires. La medida de cuidado, no obstante, no fue replicada en buena parte del resto de los establecimientos de la ciudad. 

Consultada por Qué digital, la secretaria general de Sadop Mar del Plata, Adriana Donzelli, sostuvo que desde el gremio están gestionando y requiriendo a las y los empleadores de las escuelas de gestión privada -muchos de los cuales presionaron para el regreso de la presencialidad incluso cuando los parámetros sanitarios eran esquivos- que incorporen los dispositivos para sumar más seguridad al dictado de clases presencial.

Leer también:

“Algunas escuelas ya los adquirieron para garantizar la calidad del aire y la ventilación adecuada. Nos parece importante que las escuelas puedan tenerlos para estar tranquilos de que se cumple con la ventilación necesaria y que la circulación del aire impida la propagación del virus. Sabemos que algunas escuelas los han adquirido así que el planteo es que todas las dispongan“, aseguró la gremialista.

Otra de las medidas que se implementará en el sector público tiene que ver con la vigilancia epidemiológica a través de la realización de testeos aleatorios al personal docente y no docente asintomático de los establecimientos, otra herramienta que en el sector privado no fue incorporada en igual medida: “No se han dispuesto testeos para el sector privado, no descartamos que en algún momento lo dispongan en el sector teniendo en cuenta que son la tercera parte del sistema educativo“, expresó.

Leer también:

LA BAJA DE CASOS, EL REGRESO A LAS AULAS Y EL ACATAMIENTO DE LOS PROTOCOLOS

De todas maneras, desde el gremio celebraron el regreso a las clases presenciales, no solo por la importancia en sí misma, sino porque además evidencia una baja en los casos de la cuidad: “Era algo esperado. Nosotros sostuvimos siempre que si bien es importantísima la presencialidad, tenía que estar supeditada a la situación sanitaria. Por un lado es una buena noticia, no solo por el regreso sino porque viene a consecuencia de que hubo una baja en la cantidad de casos diarios”, destacó Donzelli y aseguró: “No hay dudas que algún impacto positivo ha tenido la medida de suspender por un mes la presencialidad”.

De cara al regreso, más allá de la exigencia de los medidores, expuso que las escuelas de gestión privada “en general están bien”: “Antes de este período de suspensión de presencialidad venían preparando el sistema de calefacción que fue quizás lo que más tuvieron que adaptar porque el protocolo no admite calefacción por aire, y volvieron a disponer los espacios y la organización previa que se había dado de marzo en adelante”.

De todas maneras, adelantó que el gremio retomará los monitoreos que realizan recurrentemente en las distintas escuelas “para corroborar el cumplimiento del protocolo tanto en lo edilicio como en las burbujas, y la disposición del espacio”.

Leer también:

Con los controles, además, esperan poder seguir manteniendo el nivel de cumplimiento que registraron hasta la suspensión de la presencialidad: “Había un alto nivel de cumplimiento, fueron observaciones menores las que tuvimos que hacer, en general por falta de aprovisionamiento de algún material de bioseguridad, que rápidamente se resolvía. Sí lo que detectamos es que había bastante responsabilidad en la reacción en cuanto a los casos sospechosos y confirmados, rápidamente se aislaban las burbujas. Pero también observamos en las últimas dos semanas de mayo que era tan alto el nivel de contagios que esa presencialidad estaba afectada de por sí por los aislamientos“, describió.

Así, en cuanto a los controles del regreso a la presencialidad, planteó: “Es una tarea diaria que implica una responsabilidad permanente. La pandemia no admite, menos en el interior de una escuela, ningún nivel de relajamiento. Seguiremos recorriendo los colegios en conjunto con la Dirección de Educación de Gestión Privada (Diegep) y el Ministerio de Trabajo”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios