Lunes 28 de septiembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
29/07/2019

Colectivo trans: un archivo para proteger y reivindicar la memoria

Este lunes quedará inaugurado en el IMFC el proyecto, que desde hace siete años trabaja en la digitalización de fotografías y la conservación de piezas para “rescatar testimonios que nadie escuchó”.

Colectivo trans: un archivo para proteger y reivindicar la memoria
(Foto: ilustrativa / QUÉ Digital)

En el marco de la realización en Mar del Plata de las 14° Jornadas Nacionales de Historia de las Mujeres y el IX Congreso Iberoamericano de Estudios de Género, este lunes quedará inaugurado el Archivo de la Memoria Trans (AMT), un proyecto que desde hace siete años trabaja para construir, proteger y reivindicar la historia del colectivo en Argentina y así lograr “visibilizar cuerpos invisibilizados, rescatar testimonios que nadie escuchó”.

Según cuentan quienes lo sostienen, el AMT nació en 2012 con el objetivo de construir, proteger y reivindicar la memoria trans a través de la digitalización de fotografías y la conservación de piezas audiovisuales, objetos, recortes periodísticos y legajos policiales.

Y en ese marco, este lunes a las 13 quedará inaugurado el Archivo, de la mano de la muestra “Esta se fue, esta murió, a esta la mataron”, que quedará en exposición en el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (IMFC), ubicado en Hipólito Yrigoyen 1549.

En esta oportunidad, la muestra llega a Mar del Plata en el marco de las 14º Jornadas Nacionales de Historia de las Mujeres y el 9º Congreso Iberoamericano de Estudios de Género “Intersecciones: feminismos, teorías y debates políticos”, organizadas por el Grupo de Estudios de Familia, Géneros y Subjetividades de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

En lo relativo al AMT, la iniciativa no cuenta con el apoyo económico de ningún área del Estado, las financiaciones que se han recibido fueron iniciativas de personas particulares y de algunos colectivos que trabajan por los derechos del colectivo LGBTTTIQ. “El AMT es la reconstrucción de las memorias, vivencias y pasado de las sobrevivientes que están exiliadas y de las pocas que quedan en la Argentina”, sostiene María Belén Correa, su directora.

Es que, el nacimiento del AMT se da tras la muerte de la activista Claudia Pía Baudraco: “Estamos hablando de una caja de fotos invaluable porque ella tenía una particularidad que robaba fotos a sus compañeras y las almacenaba en esa caja. Juntas teníamos el proyecto de juntar y unir a las sobrevivientes que estaban dispersas por distintas partes del mundo, las exiliadas. El proceso del archivo fue encontrarlas, después convencerlas de que hablen y después esos objetos que tenían guardados y ocultos, volverlos a poner a la luz”.

En números, el Archivo de la Memoria Trans está conformado por más de 5000 fotografías digitalizadas y, según estiman, existen aún 4000 imágenes más por digitalizar. “Estos documentos son piezas claves para reconstruir la memoria del colectivo trans de nuestro país”, destacaron.

En cuanto a la historia del proyecto, la primera muestra que organizó el AMT fue en 2014 en la sede de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays y Transexuales (Fagbt). “La construcción de una líder”, presentaba una retrospectiva de la vida de la activista Claudia Pía Baudracco con fotos, cartas y objetos que había heredado su entrañable amiga María Belén. Para el año 2015 la segunda muestra se llamó “En busca de la libertad: exilio y carnaval” y en esta exposición, se mostraron objetos vinculados a los carnavales, como los vestidos de Cris Miró y Victoria de Minchilli, el pasaporte de María Belén en el que está asentada su condición de asilada política.

 EN EL CONCEJO, DECLARACIÓN DE INTERÉS  

En el marco de la inauguración del Archivo de la Memoria Trans en Mar del Plata, en el Concejo Deliberante un proyecto de resolución de Unidad Ciudadana busca que el Cuerpo declare De Interés el proyecto, a través de un decreto. Entre los considerandos, en el expediente se repara en que “pese a los marcos regulatorios, la reparación histórica con el colectivo trans es aún una de las mayores deudas de la democracia”. “Una gran mayoría de la población trans que reside en Argentina no supera los 35-40 años de vida, casi el 95% en edad de emplearse no puede acceder a un trabajo formal, los niveles de abandono de la escolaridad son muy altos y la mayoría de las veces el ejercicio de la prostitución es la única fuente de ingresos”, se puntualiza.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,