Domingo 02 de octubre | Mar del Plata
¡Seguinos!
26/03/2022

Críticas a un proyecto para cambiar las pautas turísticas de un sector de Chapadmalal

Un grupo de vecinos asegura que el gobierno impulsa con el sector privado una serie de modificaciones en el Código de Ordenamiento Territorial.

Críticas a un proyecto para cambiar las pautas turísticas de un sector de Chapadmalal
Sector costero entre los arroyos Lobería y Seco. (Foto: archivo / Qué digital)

Un grupo de vecinos y vecinas de la zona de Chapadmalal comenzó desde hace algunos días a hacer visible su rechazo a una serie de modificaciones en el Código de Ordenamiento Territorial (COT) que, aseguran, son impulsadas por el gobierno municipal junto al sector privado y que derivarían en cambios en las pautas de construcción y de la afluencia turística del barrio Playa Chapadmalal. Como parte de los reclamos, este viernes se manifestaron frente a la delegación municipal ubicada sobre Ruta 11 y entregaron un petitorio a las autoridades municipales.

En las últimas semanas empezó a trascender entre las y los vecinos la intención del gobierno municipal de realizar modificaciones en el COT -la norma según la cual el Municipio regula los usos del suelo, su ocupación, la subdivisión y el equipamiento en los distintos sectores de la ciudad- que rige actualmente en un el frente costero de Chapadmalal, entre los arroyos Lobería y Seco.

Uno de los borradores de las modificaciones que circuló está apuntado a las “parcelas frentistas” a la colectora de la Ruta 11, donde se prevé incrementar las posibilidades de instalación de emprendimientos comerciales y turísticos, por ejemplo, con mayor subdivisión y capacidad de alojamiento.

Además, circuló un segundo proyecto que apunta a admitir el uso de suelo de “alojamiento turístico compuesto por unidades independientes que aisladamente o formando un conjunto con otras se integran a una unidad de administración común a modo de cabañas, bungalows y/o unidades de departamento”, desde el Faro y hasta al límite sur del partido, en Las Brusquitas. Contempla, además, la creación de un “Registro Municipal de Alojamientos Hoteleros” para la zona señalada.

A partir de esta intención, desde la Secretaría de Gobierno que conduce Santiago Bonifatti organizaron reuniones exclusivas con comerciantes de la zona y luego, ante la presión vecinal, con el resto de las y los vecinos para conocer detalles de la iniciativa.

A partir de ello, un grupo de vecinos decidió expresar su rechazo a la iniciativa -que todavía circula solo en términos de borrador-, juntaron firmas y este viernes hicieron una presentación formal ante la Municipalidad y el Concejo Deliberante.

La protesta de este viernes frente a la delegación municipal

Desde el grupo que rechaza la medida aseguran que más allá del impulso de estas iniciativas privadas, hay una “ausencia de un plan estratégico” para la zona que, ante todo, “salvaguarde los caracteres más significativos”, entre los que mencionan el ambiente o servicios básicos como la salud o la accesibilidad al transporte público.

El rechazo se funda, además, en que el cambio de denominación del frente costero generaría “un cambio en desmedro de la actual fisionomía del barrio Playa Chapadmalal”.

Es que aseguran que el proyecto surge “a merced de la presión de inversores y no de quienes habitamos y poblamos este distrito”, y apuntan contra el incremento de la densidad poblacional que permitiría -de 130 a 250 habitantes por hectárea- y la reducción de espacios verdes.

En contraposición, en el escrito, además, solicitaron “un mayor control municipal” en la zona, con el objetivo de que los emprendimientos que se instalen en el distrito “integren el sentido urbanístico propuesto tradicionalmente para la zona”.

Además, apuntan a que la llegada de grandes inversores afectaría a los emprendimientos locales que se nutren de la afluencia turística: “Reduciría la distribución de los ingresos turísticos, retirando de circulación interna la rentabilidad de los mismos, afectando la concatenación de servicios vinculados a los pequeños emprendimientos”.

Por su parte, el pedido de mayores controles para con los inversores privados se funda en los antecedentes de explotaciones privadas de la zona: “El proyecto se impulsa actualmente por la voracidad del sector privado que hasta el momento solo usó y degradó nuestro ambiente en Chapadmalal”, y apuntaron contra funcionarios locales que “fueron indiferentes al desarrollo armónico y respetuoso” de la zona.

A raíz de esta situación, el escrito cierra solicitando el establecimiento de una mesa de trabajo en la que participen vecinos y vecinas junto a sus organizaciones barriales para garantizar “los procesos de participación ciudadana” en proyectos de este tipo.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios