Jueves 12 de diciembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
01/12/2019

De víctima a sobreviviente: “Algo horrible se pudo transformar en algo hermoso”

Maira Trevisioli es una de las sobrevivientes del violador serial Claudio Napolitano. El próximo sábado presenta su libro “Encontrarnos es una manera de sanar. Historia de una sobreviviente”.

De víctima a sobreviviente: “Algo horrible se pudo transformar en algo hermoso”
(Fotos: Qué digital)
Alina Rodríguez Martín

Autor: Alina Rodríguez Martín

[email protected] @AlinaNahime

El 20 de septiembre de 2012 la vida de Maira Trevisioli dio un giro de 360 grados. Ese día nefasto la marcó de por vida, ya que se convirtió en otra víctima del violador serial Claudio Napolitano, quien en julio de 2015 fue condenado a 35 años de prisión. Después de cuatro años, la joven logró transmutar el dolor, la bronca y volcar una parte de su vida en el libro “Encontrarnos es una manera de sanar. Historia de una sobreviviente”.

Luego de tres años de trabajo, el próximo sábado 7 de diciembre desde las 18 se presentará el libro “Encontrarnos es una manera de sanar. Historia de una sobreviviente” en el Instituto Marplatense de Música Contemporánea (IMMC), ubicado en Chacabuco 3639. El encuentro estará moderado por la psicóloga y referente de la ONG En Red, Patricia Gordon, y además de Maira, estarán presentes otras sobrevivientes de abuso sexual.

“Encontrarnos es una manera de sanar. Historia de una sobreviviente” es el relato autobiográfico de Maira, sobreviviente del violador serial Claudio Napolitano, condenado en 1996 a 25 años de prisión por siete violaciones, liberado años después y nuevamente condenado por otros siete hechos, ocurridos entre 2009 y 2013 en Mar del Plata. Con sensibilidad pero también crudeza, la joven comparte en esta obra literaria una parte de su historia y cuenta, en primera persona, lo que significó –y lo que significa- sobrevivir a una violación.

La autora decidió compartir una parte de su historia a partir del hecho que ocurrió a sus 19 años, y que sin dudas cambió su vida para siempre, pero también le permitió conocer su capacidad de resiliencia. Además, el libro aborda la importancia de generar encuentros, ya que tal y como descubrió durante el juicio, ella no fue la única sobreviviente. “El libro comienza con el hecho porque la vida me dio un giro de 360 grados a partir de ese día”, compartió Maira en diálogo con Qué digital.

En este sentido, la autora destacó que las personas que lo lean se encontrarán también con el relato de otras sobrevivientes,  como Solange, Macarena y Rosario. “Fue re loco porque cuando Maca y Rosario me mandaron sus testimonios, creo que fue el mismo día y ambos textos terminaban igual”, destacó Maira, quien redactó el libro junto a la periodista de Qué digital, Julia Drangosch.

El libro es un trabajo totalmente independiente, desde su edición hasta su publicación. “Encontrarnos es una manera de sanar. Historia de una sobreviviente” comparte distintas emociones, procesos y etapas, pero más que nada habla de transmutar un estado de vulnerabilidad. De dejarse caer para levantarse, de abrir los ojos para ver, pero también para encontrarse y sobre todo permitirse sanar.

“Me siento orgullosa de haberlo terminado, de terminar algo. Este año era mi objetivo. Estoy contenta porque lo logré”, destacó Maira a días de la presentación del libro y valoró en ese sentido la ayuda y la contención que le proporcionó en el proceso la creciente ola feminista.

– ¿Te acordás cuál fue el disparador para empezar a escribir el libro?

– Me re acuerdo, fue en el 2015 después del juicio. Primero conocí a Julia en el juicio y me había quedado con la idea de hacer un informe u algo parecido. Un día voy a la facultad, yo me llevaba muy bien con el chico de la fotocopiadora, Alejandro, teníamos muy buena onda.

“Sabés que soñé con vos anoche. Soñé que escribías un libro y te iba muy bien ¿Por qué no lo haces? Te juro que soñé con vos, tenés que hacerlo. Probá, y si no te gusta, no lo hagas”, me dijo.

Ahí le escribí a Juli primero, le hablé de una publicación que después se fue transformando en libro. Nunca pensé que iba a llegar a esto. Cuando le conté a Alejandro que comencé, se emocionó y me dijo: “Yo lo soñé y era muy real. Era como un cierre para vos muy importante”. Me abrazó y agregó: “Que sea lo que sea”.

– Después de muchos años de trabajar la idea, finalmente hay fecha de presentación ¿cómo lo estás viviendo?

– Por momentos sí quería, por momentos no quería que llegara el momento y hasta el día de hoy me da miedo que la gente lea mi historia, porque no solo hablo del hecho, hablo de mí, de muchos procesos. Le tengo miedo a la exposición, a lo que me pueda decir la gente porque soy muy insegura también. Pero también me siento tranquila porque tengo un equipo atrás muy piola que me banca, que si algo no lo quiero hacer no lo hago. Si quiero hacerlo lo hago. Me siento muy acompañada.

– En el marco del juicio debés haber tenido muchas entrevistas, ¿por qué cuando decidiste escribir el libro la contactaste a Julia?

– Porque cuando ella me hizo la entrevista, no recuerdo si fue la primera o la segunda, tuvo mucho tacto a la hora de entrevistarme. Hay mucha gente que entrevista y pregunta y no te mira a los ojos o te mira pero te das cuenta de que no está prestando atención a lo que le estás diciendo sino a la pregunta que quiere hacerte después. Yo estaba en un momento muy vulnerable, estaba muy sensible por un montón de cosas. Cuando ella me hace la entrevista también intentaba explicarle cómo me sentía al encontrarme con las otras chicas y ella me dijo: “Es como una manera de sanar”. Y eso me quedo en la cabeza…

– De alguna manera te resonó…

– Claro porque era lo que yo sentía en ese momento. Quería estar con ellas, abrazarlas y hablar de lo mismo porque me entendían de verdad. Las distintas formas, cómo lo tomaron, los distintos procesos. A mí me ayudo un montón a sanar desde mí. Juli tenía esa sensibilidad y esas ganas de escuchar realmente la historia y preguntar realmente lo que había pasado.

– Fue un proceso muy largo escribir el libro, no es lo escribiste de la noche a la mañana, ¿cómo lo transitaste?

– Todavía no lo leí completo. Escribí ese borrador, se lo pase a Juli, lo editó. Hace cuatro años que lo venimos editando. El final completo como lo va a leer la gente, yo todavía no lo leí.

-¿Considerás que el movimiento y la ola feminista ayudó a sostener en el tiempo este proyecto que empieza a concretarse?

– El principal objetivo y logro era terminarlo. Me siento orgullosa de haberlo terminado, de terminar algo. Este año era mi objetivo. Estoy contenta porque lo logré. Y después sí, todo el movimiento y esta ola feminista, siempre lo digo, es lo que más me ayudó. El apoyo de gente desconocida, de mujeres que no me conocen, y también escuchar tantas historias y ver chicas tan desesperadas, tan abajo por estos temas. Con el libro intento compartir mi experiencia y cómo la viví. La viví muy mal y en muchos aspectos muy bien.

– Eso se vislumbra desde la tapa, que es bien colorida y da una sensación de esperanza…

-Se puede, cuesta un montón, pero hoy me siento bien. Obviamente que hasta el día de hoy sueño, tengo recuerdos, me angustio con ciertas situaciones, pero fue un proceso súper sano.

-El título del libro es una bandera tuya, hasta lo tenés tatuado…

– Me lo tatué el día que me lo dijo Juli, imagínate lo manija que soy.

– ¿Para hacer el libro qué red de contención armaste?

– Principalmente mi familia, no me puedo quejar. Es la mejor red del mundo que tengo, mi mamá, mi hermana, mi hermano, mis tías y tíos; todos. Después el equipo que se armó para este libro con Julia en la redacción, que capaz que no nos hablábamos por 6 meses y cuando tenía ganas de volver siempre estaba para bancarme. Después la ilustradora Mayra Gidoni, Ayelén Sánchez que es la diseñadora, se puso la Diez. Al toque estaban bancando mis inseguridades y me la subían. Armamos un equipo humano increíble, nos hicimos amigas, al toque pegaron buena onda. Son personas totalmente diferentes que se supieron complementar para armar esto que quedó hermoso.

– En este momento ¿qué significa el libro en tu vida?

– Es todo, es un poco difícil de definir, pero representa todo. Si lo tuviera que definir en una palabra sería transmutación, porque algo horrible se pudo transformar en algo hermoso.

– ¿Con qué se va a encontrar la persona que lea el libro?

– El libro comienza con el hecho. Porque la vida me dio un giro de 360 grados totalmente a partir de ese día. Fue un hecho horrible que me hizo encontrar mucho conmigo. Empecé a valorar otras cosas. Solange, Macarena y Rosario (otras sobrevivientes) también están incluidas en el libro. Aparte fue re loco porque cuando Maca y Rosario me mandaron sus testimonios, creo que fue el mismo día, y terminaban igual. Me acuerdo que los leí y se los dije. Nosotras no tocamos ningún testimonio, no los editamos.

De una forma ágil para leer, Maira repasa en este libro cómo fue su vida desde aquella tarde de septiembre y hasta que tres años después, en el marco de un nuevo juicio, Napolitano fue condenado a 35 años de prisión y declarado reincidente, porque pese a tener una condena por el mismo delito, había salido antes de la cárcel, gracias a la ley del 2×1.

– ¿Cómo era tu vida antes de la violación?

– Antes vivía en una burbuja que sin pensar la familia o la vida te mete: el estudio, encontrar al hombre perfecto. Y yo lo hacía mucho desde el mandato de lo que estaba bien, pero no lo sentía. Además teniendo una hermana gemela que iba por ese lado porque le gustaba yo la seguía, pero a mí no me gustaba. Me generaba mucha incomodidad, los varones no me gustaban, desde los 10 años me gustaban las chicas. A partir de ese día dije que no iba a forzar más nada, me prometí hacer mi vida y al que le guste bien y al que no besito y nos vemos. Me ayudó a valorar todo, porque si me moría en ese momento no hubiera hecho nada de lo que quería.

– Quizás pasar un hecho tan crudo te hizo pensar en vivir el presente…

– Claro, si me muero hoy, me muero feliz porque hice todo lo que siento, en mi ley.

ENCONTRARNOS ES UNA MANERA DE SANAR: HISTORIA DE UNA SOBREVIVIENTE

Las personas interesadas en adquirir el libro “Encontrarnos es una manera de sanar. Historia de una sobreviviente” o apoyar este proyecto, pueden ponerse en contacto con la autora a través de sus redes sociales: @mai.treviosili en Instagram y @MairaTrevisioliAutora en Facebook.


Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,