Martes 26 de octubre | Mar del Plata
¡Seguinos!
24/12/2020

El Hogar Nazaret celebra las fiestas en un año en el que fortalecieron la asistencia

En un año atravesado por la pandemia desde Cáritas lograron multiplicar la asistencia. Este 24, 25, 31 de diciembre y 1 de enero brindarán comida y regalos para quienes lo necesitan.

El Hogar Nazaret celebra las fiestas en un año en el que fortalecieron la asistencia
(Foto: ilustrativa / Qué digital)

Desde hace trece años funciona en Mar del Plata el Hogar Nazaret -ubicado en Balcarce 5036 y dependiente de Cáritas Mar del Plata- para asistir a personas en situación de calle. “Nunca cerró sus puertas hasta este año. Por motivo del covid solo cerramos, pero muy poquitos días”, reconoció el director de Cáritas, Roberto Benzo, quien destacó que gracias a la solidaridad en este año tan complejo celebrarán las fiestas de fin de año y podrán brindar asistencia, comida y regalos para quienes más lo necesitan.

El Hogar Nazaret funciona todo el año e incluso pese a la emergencia sanitaria pudieron multiplicar el servicio. Particularmente el trabajo se vuelve más intenso en fechas como Navidad y Año Nuevo, pero la sede siempre se mantiene abierta, incluso lograron hacerlo cuando las medidas de aislamiento fueron más estrictas.

“En un principio tuvimos que mantenerlo en una cuarentena que nos permitiera estar cerrados pero no completamente sino que nos trasladamos a otro lugar que nos asignó la Municipalidad y la provincia de Buenos Aires”, repasó Benzo respecto a lo que fue este año, en el que la institución se vio atravesada por los casos positivos de coronavirus.

Así el Hogar Nazaret se tuvo que trasladar a un espacio sindical ubicado frente a la Parroquia Jesús Obrero, pero fue por “muy poquito tiempo”. “Luego regresamos a nuestra sede con todos los protocolos y la capacidad permitida, es decir, prácticamente no se ha interrumpido la asistencia a las personas en situación de calle”, enfatizó el referente.

El hogar funciona de 18 a 8 y allí las personas en situación de calle reciben toda la asistencia necesaria, cuentan con un equipo interdisciplinario integrado por asistentes sociales, psiquiatras y recreación. Además el lugar garantiza un servicio para que las personas se puedan bañar, les dan ropa limpia y una cama “cálida y segura”.

Este año atravesado por la pandemia, Benzo explicó que no se incrementó el número de personas en situación de calle en busca de asistencia sino que, en algunos casos, gracias a la presencia del Estado la cifra se redujo considerablemente. “Se abrió (un espacio) en Chapadmalal y fue importante el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que le permitió a algunas personas alquilar un cuarto o una pieza en una pensión”, ejemplificó. Es más, el titular del Hogar Nazaret remarcó que en el momento más duro de la cuarentena hubo “menos personas que las habituales”.

La rutina de las personas que están en situación de calle, en un inicio, se vio totalmente afectada por el coronavirus. En este sentido Roberto Benzo detalló que previo a la pandemia, cuando no estaban en el hogar las personas “literalmente por diez horas estaban en la calle”. “Cuando las medidas de aislamiento fueron más estrictas estas personas se quedaron sin sus estrategias habituales que son quedarse en la Biblioteca Municipal o en la terminal”, puntualizó y agregó: “Al estar todo completamente cerrado se quedaron realmente en la calle”. Por ese motivo, el Hogar Nazaret dispuso un operativo durante las 24 horas.

Así, particularmente, voluntarios y voluntarias llevaron adelante “un servicio adicional que también fomentamos y todavía continua”. En concreto, y en el transcurso de esas diez horas, el servicio funciona en la Casa de Retiro Cura Brochero, ubicada en Colón 10.190: “Cuando la gente sale de Nazaret, en esas diez horas puede ir a Brochero y tiene un almuerzo y actividades llevadas adelante por voluntarios y con eso cubrimos”.

“De alguna manera hemos salido fortalecidos con nuevos servicios, en lugar de haber restringido lo que ya teníamos”, compartió Benzo sobre las 4.500 noches ininterrumpidas en las que la institución nunca cerró las puertas a lo largo de estos años.

Para quienes sostienen este proyecto solidario, la pandemia, en algún punto, renovó las esperanzas sobre la situación que viven las personas en la calle, aunque todavía es mucho lo que falta. “Nosotros hemos pasado inviernos con más de 10 muertos y este invierno, con la pandemia y todo lo difícil que ha sido no murió ni una persona en situación de calle y eso es una caricia para el alma”, consideró el director del hogar.

LA NOCHE DE LA CARIDAD

La Noche de la Caridad depende de las sedes de Cáritas en las distintas parroquias, distribuidas en toda Mar del Plata y las y los voluntarios se hacen cargo desde el año 2001 de la asistencia alimentaria de quienes viven en la calle. La iniciativa consta de salir “todas las noches del año, con frío, con calor, con lluvia, Navidad, fin de año o carnaval”, enumeró Benzo.

Según pudo percibir, este año a pesar de la emergencia sanitaria “lo que sí aparecieron fueron nuevas demandas  de personas que antes tenían la posibilidad de comer en sus casas y que ahora aun teniendo un lugar donde dormir no tienen manera de poder llevar un plato de comida por lo cual están requiriendo asistencia”, indicó.

Después de un año complejo, Benzo resaltó que más allá de lo negativo, todavía hay motivos para celebrar. “Por la maravilla y la solidaridad de la sociedad de Mar del Plata y del voluntariado valiosísimo tanto el menú de la Nochebuena como el de fin de año van a ser menús especiales y con regalos”, subrayó.

Y en esta misma línea apuntó: “Es más hasta hemos tenido crecimiento por lo que vamos a llevar viandas tanto el 24 y el 25 como el 31 de diciembre y el 1 de enero, van a ser días especiales”, reconoció. “Hay una solidaridad muy grande que se potencia todavía más cuando llegan las fiestas y la pandemia mueven el corazón”, reflexionó.

Cabe recordar que la obra de Cáritas no se agota en el Hogar Nazaret sino que se suma la realidad de otros comedores, merenderos y tantas parroquias que están necesitadas. En este aspecto Cáritas colabora y asiste a otras 12 instituciones por lo que quienes estén en condiciones y deseen colaborar pueden realizar sus donaciones en el depósito ubicado en Maipú 48510- abierto de lunes a viernes  de 8 a 14- y sino se pueden comunicar al  475-6565 en el mismo horario para que un camión pase a retirar las donaciones si las personas no tienen cómo acercarse.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , ,