Domingo 02 de octubre | Mar del Plata
¡Seguinos!
11/10/2020

En medio de la pandemia, lazos solidarios que dan inicio a una huerta comunitaria 

Un vecino le cedió una hectárea de terreno a Barrios de Pie al advertir la gran demanda que crece en comedores y merenderos. “Es una gran noticia”, destacaron. 

En medio de la pandemia, lazos solidarios que dan inicio a una huerta comunitaria 
(Foto: ilustrativa/ Qué digital)

En medio del avance de la pandemia de coronavirus y ante la crítica situación alimentaria, también surgen acciones solidarias que dan esperanza. En los últimos días desde la organización Barrios de Pie compartieron lo sucedido en este último tiempo: un vecino les donó una hectárea de un terreno camino a Miramar, espacio en el que planean realizar una huerta comunitaria y con lo que cosechen buscan proveer a comedores y merenderos de la ciudad, en los que actualmente se triplicó la demanda.

“Es una gran noticia”, compartió el referente de Barrios de Pie Rodrigo Hernández, en diálogo con Qué digital, y en este sentido explicó cómo surgió la donación desinteresada de un vecino que leyó una nota que semanas atrás realizó para este medio. “Se contactó conmigo por Facebook y tuvimos una reunión por Zoom”, relató y agregó: “Con su familia tienen unas hectáreas de campo y nos cedió una hectárea para que la podamos laburar con los compañeras y compañeros”.

A 15 kilómetros de Mar del Plata se encuentra este pedazo de tierra que Hernández describió como “gigante”. Así, en estos días las y los integrantes de la agrupación se ocuparon de limpiar el terreno y ya para la semana entrante comenzarán a sembrar lo que les donaron desde el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). El referente destacó que el Instituto les brindó semillas y además plantines de tomates que realizaron internos de Batán.

“Es un proceso que también revaloriza a otro sector que está sumamente castigado y excluido como son los presos, privados de su libertad. Son unos 150 plantines de tomate y por cada plantín se sacan 5 kilos”, destacó.

LA DEMANDA EN LOS COMEDORES Y MERENDEROS SIGUE CRECIENDO

Barrios de Pie integra desde el inicio de la pandemia los comités barriales de emergencia (CBE) en Mar del Plata y recibe para asistir a los comedores y familias alimentos frescos -una novedad en lo que respecta a la asistencia estatal- por parte de gobierno municipal, además de y mercadería y alimentos secos provenientes de los acuerdos que como organización mantiene con los gobiernos provincial y nacional.

Dos semanas después de compartir que la demanda en comedores y merenderos se triplicó, el referente de Barrios de Pie aseguró que la “situación sigue en deterioro”. “Mantenemos el estado de alerta y preocupación porque han crecido el cóctel de casos positivos y el deterioro de la economía; ese cuadro no se ha modificado”, afirmó.

En este sentido, insistió que “la situación alimentaria sigue siendo muy grave y muy preocupante”. Sin embargo, indicó que hay esfuerzos de parte de los tres niveles del Estado para que la situación se estabilice, aunque consideró que “va a tener que haber una proyección más amplia de lo que se pensaba al principio y mayor contundencia en la implementación de políticas públicas”.

“Vemos con preocupación la duda que está poniendo el gobierno nacional en la continuidad del IFE (Ingreso Familar de Emergencia)”, sostuvo y agregó al respecto: “Nos parece algo muy grave”.

En los comedores se triplicó la demanda (Foto: Barrios de Pie Mar del Plata)

Por otro lado, Hernández reconoció que a nivel local el Municipio sigue asistiendo con mercadería. “Hoy se están recibiendo más de 18 mil kilos de mercadería semanales del Municipio y vemos que hace dos semanas alcanzaba de una forma y ahora de otra porque sigue creciendo la necesidad en merenderos y comedores”, detalló.

Así, entendió que mientras se brinda asistencia, lo que crece también es la demanda. Según recordó, cuando comenzaron, en la primera semana de la pandemia desde los Comités Barriales de Emergencia habían explicado que el Municipio había entregado unos 600 kilos de mercadería y ahora las entregas alcanzan los 18.200 kilos.

“Arrancamos con un número muy reducido de comedores y merenderos y ahora estamos arriba de los 370, solamente dentro de los Comités Barriales de Emergencia”, enumeró. Por la emergencia, además, también surgieron comedores particulares aunque, Hernández afirmó que “la mayoría están nucleados con los CBE”.

Debido a la emergencia sanitaria en comedores y merenderos donde antes comían 70 personas actualmente se alimentan unas 250 y en muchos casos familias enteras, lo cual llevó a que en la actualidad las organizaciones y los CBE se encuentren en la búsqueda de ollas de 100 litros para cocinar las viandas. “Pensar en una olla de 100 litros es una locura, estamos viviendo al límite”, graficó Rodrigo Hernández.

Sin dudas, el avance del virus derribó muchas estructuras e incluso hay personas que forman parte de la clase media que hoy están atravesando una crítica situación económica y en este sentido el referente local de Barrios de Pie señaló que “personas que antes criticaban ahora tienen que recurrir a buscar trabajo a una cooperativa o golpear las puertas de un comedor”. Es por eso que enfatizó: “Empieza a haber un nivel más alto de comprensión y se revaloriza el trabajo tan importante que hacemos”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios