Martes 31 de enero | Mar del Plata
¡Seguinos!
03/09/2021

Entraba a trabajar al HIGA y se la llevaron detenida: “Te falta el pañuelo verde nada más”

Lo denunció una enfermera del Hospital Interzonal que estacionó su vehículo a medio metro de un patrullero. Interviene Asuntos Internos.

Entraba a trabajar al HIGA y se la llevaron detenida: “Te falta el pañuelo verde nada más”
(Foto: archivo / Qué digital)

Una enfermera del Hospital Interzonal de Mar del Plata denunció que fue víctima de tratos violentos en medio de un procedimiento policial por parte de efectivos de la comisaría cuarta: estacionó su vehículo a medio metro de un operativo, le pidieron que se identifique y se la llevaron esposada a la comisaría. “Les pedía por mis derechos y me decían que yo no tenía derechos y que me faltaba el pañuelo verde nada más”, asegura que le dijeron cuando permanecía en la dependencia. Interviene Asuntos Internos para determinar lo sucedido y responsabilidades.

Rocío, además de ser docente en la Universidad Nacional de Mar del Plata, trabaja diariamente en el Hospital Interzonal (HIGA), en el área de terapia intensiva con pacientes con coronavirus, con todo lo que eso implica. Sin embargo, este martes no pudo ir a trabajar: se la llevaron detenida tras haber estacionado en el hospital a medio metro de un patrullero, por una presunta “contravención”.

“Fue en el playón, frente a la entrada principal. Iba en mi auto, a estacionar cerca de donde estaban terminando un operativo, que se ve que estaba programado por la compra-venta de una moto robada o algo así. Fue a las 18.45, yo tenía que entrar a la guardia a las 19”, inició su relato Rocío en diálogo con Qué digital.

Según contó, al haber espacio al lado de un patrullero, tocó bocina a los efectivos y estacionó: “Cuando pasé me gritaron cosas”, relató. “Ahí se me vinieron al humo para que me baje del auto y me identifique, con un grado de violencia que quedé atónita, no lo podía creer. Vinieron cinco o seis policías más, una vestida de civil que me empezó a empujar y pechear contra el auto y le dije que no me podía tocar. Ahí me dieron vuelta, me pusieron las esposas y me cargaron al patrullero sin poder avisar ni a mis compañeras”, continuó.

Los malos tratos, asegura, siguieron en la comisaría cuarta: “Les pedía por mis derechos y me decían que yo no tenía derechos y que ‘me faltaba el pañuelo verde nada más‘, me agarraron la cabeza para sacarme una foto, me pusieron contra la pared. Fue tremendo. No podría creer que me hayan cargado y me hayan llevado así desde mi lugar de trabajo”, contó.

Además, afirmó que buscaban acusarla de una contravención equivalente a haber sido hallada encontrada en estado de ebriedad o causado disturbios. “Yo necesitaba un certificado para presentar en el trabajo porque me descuentan el día, pierdo el presentismo y no iba a firmar que estaba en estado de ebriedad porque no lo estaba, estaba yendo a trabajar. Si yo presento eso en recursos humanos me echan”, apuntó.

Rocío, quien además este año encabezó los reclamos de trabajadores por mejores condiciones laborales y recategorizaciones adeudadas, contó lo que le generó haber permanecido alrededor de dos horas en la comisaría cuarta, ex centro clandestino de detención y que además meses atrás fue foco de reclamos de organizaciones por un hecho similar: “Se ve que hay costumbres que no logran despegar. Siguen con esas prácticas de abuso de autoridad y con el trato violento. Porque así haya cometido un ilícito o no, ellos no son jueces”.

Leer también:

Frente a todo lo vivido, al otro día recorrió fiscalías y presentó la denuncia en la Auditoría General de Asuntos Internos. “Fui recibida bastante bien”, destaca sobre la intervención del área. De la misma manera, se contactaron con ella a raíz de la denuncia el concejal de la comisión de Derechos Humanos del Concejo Deliberante, Roberto Páez, y representantes de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia.

“Cuántas personas hay que tal vez se las llevan, las maltratan, los golpean y no tienen los recursos o los medios o el conocimiento para poder manifestar sus derechos y hacer las denuncias pertinentes. Por la publicación que hice en Facebook me contaron un montón de situaciones similares que me parece que tienen que parar. No es necesario este trato, la agresividad y la violencia“, reflexionó.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios