Viernes 28 de febrero | Mar del Plata
¡Seguinos!
06/09/2019

Eskabe: tras la devaluación, tensión y acuerdo por la continuidad laboral

En medio de la incertidumbre producto de la situación económica, la Unión Obrera Metalúrgica y las autoridades de la empresa acordaron que no habrá despidos por seis meses, aunque sí suspensiones temporales. 

Eskabe: tras la devaluación, tensión y acuerdo por la continuidad laboral

Tras un año marcado por el conflicto a partir de irregularidades en el cobro y el temor, constante, en relación a la reducción de personal -y en medio de la incertidumbre producto de la situación económica tras la suba del dólar y la devaluación, luego de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO)- la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y las autoridades de la empresa Eskabe firmaron un acuerdo para garantizar la continuidad laboral, al menos por seis meses.

Además, se acordó tanto el cobro desdoblado del mes de agosto -un 60% del salario se pagó esta última semana, en tanto el 40% restante se abonará el próximo viernes- como las condiciones de las suspensiones de personal, solo por septiembre: la empresa se comprometió a no suspender a la totalidad de los trabajadores al mismo tiempo para que siempre haya al menos cincuenta trabajadores en planta.

La novedad y el acuerdo se dan tras una semana de tensión e intensas negociaciones, teniendo en cuenta que tras el resultado de las PASO -la derrota del oficialismo y el triunfo del Frente de Todos- se produjo una escalada en el dólar que derivó en una gran devaluación, inflación e incertidumbre laboral. En ese marco, hace varios días las empresas proveedoras dejaron de entregarle a Eskabe los insumos necesarios para la continuidad de la producción de calefactores y termotanques, por lo que la situación comenzó a agravarse.

“Fue una acuerdo bastante trabajado porque a diferencia del acuerdo anterior, donde el problema era la baja en las ventas, a raíz de la devaluación y la suba del dólar, las empresas proveedoras de insumos dejaron de proveer y esto ha generado la falta de insumos, la imposibilidad de producir calefactores en su totalidad y de avanzar en la producción, de forma normal”, expuso al respecto el secretario general de la UOM, José Luis Rocha.

En ese sentido, el dirigente explicó que a diferencia de lo ocurrido meses atrás –problemas de cobro, “retiros voluntarios” y medidas de fuerza– en este caso la situación “tiene que ver con un tercero, con las políticas económicas de este gobierno que generaron que los proveedores dejaran de vender sus materiales, porque dicen que no tienen un valor real, porque los insumos se venden en dólar y no hay un dólar estable; entonces, no se puede vender ni entregar material”, según puntualizó.

Al respecto, Rocha se mostró conforme con el acuerdo alcanzado e intentó llevar tranquilidad a los empleados, dado que fue una semana de mucha tensión. “Los trabajadores piensan en sus puestos y ellos (la empresa) no hablan de despidos, aducen falta de insumos y problemas para producir, pero no se habla de despidos”, enfatizó, al tiempo que aclaró que, a modo de paliativo, se acordaron las condiciones para las suspensiones temporarias durante septiembre.

“Las suspensiones serán en septiembre, hemos firmado un acuerdo para ‘mantener la paz’ y ellos se comprometieron a no despedir al menos hasta marzo del 2020. Se han vivido momentos de tensión, de preocupación, pero hemos  logrado llevar tranquilidad, porque no se van a perder las fuentes de trabajo, que es lo más importante”, sumó el secretario general de la UOM, al ahondar sobre lo que se vive en la planta, ubicada sobre la Ruta 2.

En lo concreto, lo acordado entre las partes implica el cese de los despidos al menos durante seis meses, el cobro desdoblado del mes de agosto -un 60% del salario se pagó esta última semana, en tanto el 40% restante se abonará el próximo viernes- y las suspensiones de personal, pero solo por septiembre: la empresa se comprometió a no suspender a la totalidad de los trabajadores al mismo tiempo, para que siempre haya al menos cincuenta trabajadores en planta.

“Estamos convencidos de que estos acuerdos sirven para llegar al 10 de diciembre y empezar a transitar lo que creemos será el nuevo gobierno, con un nuevo rumbo en las políticas económicas, algo que tiene que darse para mover la máquina de la industria en Argentina, que día a día se sigue deteriorando por las políticas económicas de este gobierno”, completó Rocha, a la espera de lo que sucederá en las elecciones general de octubre.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,