Viernes 27 de noviembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
08/11/2015

Fascistas y neonazis: cuando la intolerancia se apropia de la calle

En las últimas semanas crecieron las denuncias por el aumento de grupos violentos con ideología de derecha. Sin embargo, no se trata de un fenómeno nuevo. Distintas posturas y opiniones sobre un fenómeno que preocupa.

Fascistas y neonazis: cuando la intolerancia se apropia de la calle
Uno de los jóvenes acusado de promover simbología e ideología neonazi en la ciudad. (Las fotos forman parte de las denuncias)

El impacto de las redes sociales, a esta altura del partido, ya es indiscutible: aquello que se publica y logra viralizarse no tiene vuelta atrás. Y eso, con el correr de los años, comenzó a tener su correlato en los medios de comunicación, que empezaron a hacerse eco cada vez más de lo que las redes sociales reflejan.

Hace algunas semanas, una gran parte de la comunidad de la ciudad tomó conocimiento -primero a través de las redes sociales- de ciertos hechos violentos que despertaron preocupación debido a sus características. Primero fueron los escraches de antiabortistas a los murales artísticos en el marco del 30° Encuentro Nacional de Mujeres, luego hubo golpes y enfrentamientos durante la marcha y finalmente se registraron incidentes frente a la Catedral.

En paralelo, algunos espacios que bregan por la memoria también fueron atacados por grupos abiertamente fascistas o neonazis y luego comenzaron a aparecer las denuncias más graves: las amenazas de muerte a un activista del colectivo LGBT en la ciudad y la brutal golpiza propinada a dos jóvenes antifascistas en vísperas de las elecciones generales de octubre.

Para la Dirección de Derechos Humanos del Partido de General Pueyrredon, estos hechos no son aislados y ni pueden ser abordados simplemente como hechos puntuales. Muy por el contrario, y según expuso el director del área, José Luis Zerillo, se trata de “grupos organizados que se han visto envalentonados por las circunstancias que se dieron en el último tiempo” y han decidido salir a la luz.

En ese contexto, y en la presentación que la Dirección efectuó ante la Justicia, se apunta contra los integrantes de los grupos Foro Nacional Patriótico (Fonapa), La Giachino y Bandera Negra. Y se asegura que existe una “sistematización de las conductas de este grupo organizado con ideologías fascistas y nacionalistas, quienes, por medio de la violencia y la intimidación, persiguen y golpean con peligro de muerte a integrantes de colectivos que no encuadran en su modelo social y patrón cultural, y por lo cual los consideran sus ‘enemigos’ y objeto de un proceso de higiene social llevado a través de la violencia”.

LA DENUNCIA CONTRA “LOS PAMPILLONES”

De negro a la derecha Pampillón saludo nazi

Tras la brutal golpiza que recibieron dos jóvenes en Plaza España, y más allá de que erróneamente se confundió la información y se dijo que las víctimas habían sido atacadas por su orientación sexual, la Fundación Alameda intervino como representante legal de Lucas Alan Baima, uno de los jóvenes golpeados, quien pertenece al movimiento Anti Fascista de la ciudad.

A fines de la semana pasada, el abogado de la Fundación efectuó la presentación ante la Justicia en la que se brindaron detalles de lo sucedido el fin de semana de las elecciones generales, cuando las víctimas se encontraban en la Plaza España y fueron interceptados por un grupo al que en la denuncia se denomina como “Los Pampillones”, en referencia a Carlos Pampillón, militante de derecha que fue declarado persona no grata durante el 2014.

En concreto, la denuncia fue efectuada contra “Pampillón, Alan Olea, Gonzalo Paniagua, Nicolás Caputo y Aleksander Levchenco por violación de la Ley Antidiscriminatoria, de la Convención Internacional Sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, de la Convención para la sanción y prevención del delito de genocidio y del artículo 210 del Código Penal, delito de asociación ilícita”.

La causa quedó en manos de la Fiscalía Federal N°2, a cargo de Nicolás Czizik, y la denuncia ya fue ratificada por Baima, quien actualmente se encuentra con custodia policial. Según se expone en la presentación, existe “una importante cantidad de pruebas, declaraciones testimoniales, fotografías, audios y vídeos que acreditan los diversos ilícitos cometidos por la banda de nazis que tienen atemorizados a varios jóvenes marplatenses que han sufrido agresiones, amenazas y que por temor a las represalias y las sospechas de vínculos de ‘Los ‘Pampillones’ con algunos efectivos policiales, no se animaban a denunciarlos”.

En cuanto a “Los Pampillones”, desde la Alameda aseguran que la banda fue tomando distintas denominaciones, tales como Fonapa, La Giachino, Batallón Brigadier, División Costa Atlántica, Frente Skinhead Buenos Aires, MDP Crew (FSBA) y Bandera Negra. “Las tres últimas con propaganda explícitamente fascista o neonazi y se conoce de una práctica denominada en sus propios términos como ‘cacerías nocturnas’, en las cuales los miembros de la agrupación salen en grupos para propinar salvajes golpizas a quienes consideran “lacras sociales’”, se explica en la denuncia, en relación a su accionar.

NACIONALISTA Y CATÓLICO SÍ, NAZI Y FASCISTA NO

PÁMPILLON

Ante las denuncias que apuntan directamente a su persona, Carlos Pampillón hizo su descargo. En primera instancia, negó rotundamente que existan “Los Pampillones”. “Yo solo reivindico al Fonapa y a La Giachino, organizaciones en la que ninguno de sus integrantes se autodenomina nazi o fascista como han afirmado por ahí”, aclaró y dijo que hay otras agrupaciones que sí se dicen fascistas con las que tiene diferencias e incluso, por razones personales, ha presentado denuncias en su contra.

Puntualmente, esas agrupaciones son Bandera Negra y Rosas Rojas. “Mi hija está en una de esas, ella no vive conmigo y esto es parte de las diferencias; con esta gente pudimos haber coincidido en la puerta de la Catedral, pero nada más”, sostuvo en relación a lo sucedido durante el 30º Encuentro Nacional de Mujeres y aseguró que no hubo un enfrentamiento sino que simplemente ellos se limitaron a defender la Catedral porque las mujeres pretendían incendiarla.

Respecto al episodio ocurrido en Plaza España, Pampillón dio su versión de los hechos, en la que aseguró que su hija fue golpeada por los integrantes del colectivo Anti Fascista antes de que ellos fueran atacados, a modo de represalia. “Mi hija no es la Madre Teresa, no soy hipócrita, pero es menor y es mujer y le pegaron dos tipos mayores de edad de la banda de anarquistas”, afirmó.

Para Pampillón, las acusaciones en su contra son parte de una campaña de desacreditación encabezada por José Luis Zerillo, quien trabaja “en connivencia con la Justicia Federal, con el juez Santiago Inchausti que es militante kirchnerista y tienen un odio visceral hacia mí porque soy opositor al gobierno”, según indicó.

A su vez, y en cuanto a su ideología, el referente de Fonapa se diferenció de otros grupos y desmintió ser “nazi o fascista”. “Yo soy nacionalista, católico y de derecha; no creo que pueda ser ultraderecha quien adhiere a la doctrina social de la Iglesia en términos económicos; sé que tengo mis posturas controversiales, porque estoy a favor de la lucha antisubversiva”, dijo, en relación a su postura respecto a lo ocurrido durante la última dictadura cívico militar.

“De lo único que estoy acusado es de destruir el monumento de los desaparecidos y de pintar la Casa de los Residentes Bolivianos. Pero lo que no dicen es que la Cámara Federal dijo que no fue por odio racial, religioso o étnico, porque yo no soy racista”, se defendió y dijo que aquellas pintadas no tenían que ver con un odio racial sino con el hecho de que “el Estado de Bolivia invadió territorio en Salta”.

Respecto a su relación con el intendente electo Carlos Arroyo -teniendo en cuenta que desde distintos sectores se vinculó el crecimiento de estas denuncias y hechos violentos con el avance de un candidato más cercano a la derecha que a la izquierda-, Pampillón advirtió: “Solo defendemos algunos ideales parecidos, pero no tengo vinculación partidaria con él, solo lo voté, no pertenezco al espacio Cambiemos”.

Finalmente, Pampillón aseguró que, a su parecer, no existe un crecimiento de grupos ligados al fascismo o nazismo. “Hace más de 20 años que en la calle se enfrentan los anarquistas, los punks, los metaleros, los skinheads; el que diga que no es porque no conoce lo que pasa, el tema es que ahora le quieren dar un tinte político”, consideró y sumó: “Yo no conozco a nadie que se autodenomine nazi y desmiento que haya un crecimiento de los grupos neonazis y fascistas porque los vinculan conmigo”.

ALGUNOS ANTECEDENTES

De acuerdo a la información aportada por la Fundación Alameda y la Dirección de Derechos Humanos, previo a lo sucedido en las últimas semanas existieron distintos antecedentes relacionados, también, con estos grupos.

centroderesidentes bolivianos

* Ataque al monumento de Memoria, Verdad y Justicia, en el cual la Justicia Federal investigó a Pampillón por haber determinado y/o instigado en su carácter de referente Fonapa a que integrantes de la agrupación, dañaran el monumento conmemorativo de “Memoria, Verdad y Justicia” ubicado en la Base Naval, donde funcionó un centro de detención clandestino, en la noche del 7 de septiembre del 2011. El hecho, según comprobó el Ministerio Público Fiscal y ratificó la Cámara, “se ejecutó en respuesta a la decisión adoptada por el Concejo Deliberante local de retirar el retrato del marino fallecido en el conflicto austral en 1982”, en alusión al excapitán Pedro Giachino, cuyo cuadro fue sacado del recinto deliberativo por su presunta participación en el esquema de represión ilegal que se implantó en la última dictadura militar.

* Incendio de un portón y pintada de un mensaje intimidatorio hacia los miembros de la comunidad boliviana. Según el expediente, al menos tres personas que presuntamente integraban Fonapa y La Giachino pintaron en el paredón del frente del Centro de Residentes Bolivianos de Mar del Plata un mensaje que decía: “Fuera Bolivia de Salta. La Patria no se negocia. Ojo… arderá el escarmiento. Fonapa-La Giachino. Viva la Patria Carajo”.

* En 2014 fue presentada una denuncia ante las fuerzas de seguridad por Tamara de las Almas Mora Paz, debido a las graves lesiones que sufrió por parte Alexander Levchenko y otros individuos que no fueron reconocidos por la víctima, quien declaró haber sufrido varios ataques por parte del mismo grupo. Además, Levchenko fue denunciado en la Fiscalía Federal N°2 por el titular de la organización Amadi, Javier Andrés Moreno Iglesias por amenazas de muerte.

* Ese mismo año, el representante de la Asociación Civil Ateos Mar del Plata, Fernando Lozada, denunció haber sido amenazado de muerte por Pampillón debido a su posicionamiento ante las cuestiones religiosas.

* En noviembre del 2014, en el marco de la sesión donde se trató la remoción de la presidente del cuerpo, se registraron disturbios entre facciones que se encontraban presentes en el público del recinto. Una de las barras fue encabezada por Carlos Pampillón, quien luego de este hecho fue declarado persona no grata.

* En el marco del 30° Encuentro Nacional de Mujeres, tres integrantes de Bandera Negra atacaron a un grupo de mujeres que se manifestaban a favor de la despenalización del aborto. Lo hicieron encapuchados, armados con palos y un escudo que llevaba insignia nazi. Si bien el hecho no fue denunciado formalmente, existen registros fotográficos de la detención llevada a cabo por efectivos de la Policía local.

* Entre 2013 y 2015, un joven del colectivo punk fue esperado a la salida de un recital y golpeado salvajemente con una manopla de acero, lo que le produjo heridas de gravedad, cortantes, en ojo izquierdo y frente. Además, según se denunció, integrantes del Fonapa persiguieron y amenazaron de muerte a un grupo de jóvenes por su pertenencia al colectivo punk y por ser de ideología anarquista. También, un adolescente de un grupo punk de la ciudad fue golpeado en forma salvaje, llegando al punto de realizarle cortes en la mano, dibujándole la señal de la cruz esvástica.

* Amenazas a José Luis Zerillo, quien denunció que fue abordado e increpado a mediados del 2014, por Carlos Pampillón en la puerta de la Dirección Municipal de Derechos Humanos, “como así también varias publicaciones en las redes sociales, en las cuáles se hace referencia a amenazas y posibles lesiones”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,