Martes 11 de mayo | Mar del Plata
¡Seguinos!
20/02/2015

Femicidio: “La Justicia actúa lento y no ayuda a salir de la violencia”

Así lo expresaron desde las ONG’s EnRed y Mar de Lucha ante el reclamo de justicia por la muerte de Mirian Flurin. Destacaron que “muchas mujeres llegan a este extremo porque no existe una situación previa que las contenga tras la denuncia”.

Femicidio: “La Justicia actúa lento y no ayuda a salir de la violencia”
(Foto: Lucho Gargiulo)

Las estadísticas de las ONG’s que trabajan sobre casos de violencia de género, indican que en Mar del Plata se registran unas 700 denuncias mensuales, aunque existen menos de 20 lugares disponibles en el refugio para víctimas. Mientras tanto, la estadística también marca que cada 30 horas una mujer es víctima de femicidio. La muerte por estrangulamiento de Mirian Flurin volvió a sacar a la luz un reclamo social que apunta de lleno a la responsabilidad que tiene la Justicia.

La psicóloga Patricia Gordon, presidenta de EnRed, y la docente e investigadora Laura Ruocco, titular de Mar de Lucha, se sumaron este viernes a la concentración y marcha organizada por la familia de Mirian Flurin, cuya muerte, según sus propios familiares, responde a un nuevo caso de femicidio en la ciudad.

La problemática es por demás compleja y la figura legal del femicidio es históricamente reciente, lo que dificulta aún más su abordaje y tratamiento. Sin embargo, desde estas organizaciones que trabajan desde hace años en la temática remarcan la importancia de visibilizar el reclamo, aunque advierten que los tiempos con los que opera la Justicia, son un verdadero obstáculo.

Si en la ciudad solo hay 17 lugares disponibles para víctimas de violencia de género y en Mar del Plata se tiene registro de al menos 700 denuncias por mes, “¿qué pasa con el resto de las mujeres que hace una denuncia cuando vuelven a su casa en ese entorno de violencia?”, se pregunta Laura Ruocco.

En algunos casos, tras la denuncia se otorgan órdenes de restricción. Sin embargo, la realidad socioeconómica de muchas de las mujeres que sufren la violencia en su casa, las obliga a tener que volver. Allí se encuentran con la misma situación que antes, en la mayoría de los casos sin protección alguna.

La titular de Mar de Lucha entiende que la lamentable muerte de Mirian, “es un caso más que entre todos los femicidios que hay entre mujeres que llegan a esta situación porque no existe una situación previa desde la Justicia, que tiene un accionar lento, que las ayude a salir de esta situación de violencia”.

Patricia Gordon recordó durante la concentración por el asesinato de Mirian, el caso Bualo, que tuvo lugar en la ciudad en el 2000 y luego analizó: “Cuando Adriana García volvió a su casa, recibió un escrito judicial que decía que (Ariel) Bualo no era peligroso. Y ella venía de enterrar a sus hijos. Eso fue un antes y un después en el tema de la violencia de género. Muchas de nosotras recién empezábamos a trabajar con estos temas en el inicio de nuestras profesiones o inserciones, y hoy por hoy estamos acá pidiendo justicia por Miriam. Eso quiere decir que acá falta muchísimo”.

También para la presidenta de EnRed, buena parte de la responsabilidad de estos casos recae sobre el Poder Judicial, que a su entender “realmente no opera como tiene que operar, teniendo muchas herramientas para hacerlo”.

“LOS HIJOS SON QUIENES SUFREN LAS CONSECUENCIAS TRAUMÁTICAS”

Mirian Flurin tenía cinco hijos. Se encontraba luchando legalmente por su tenencia cuando fue asesinada. Desde las ONG’s advirtieron que “es prácticamente una constante” que las madres víctimas de la violencia de género sean presionadas y amenazadas por el lado de los hijos.

En este sentido, la psicóloga Patricia Gordon afirmó que lo que queda de estos casos, “son los hijos de Miriam y de todas las mujeres que han sido asesinadas en manos del femicida”, ya que “son quienes sufren las consecuencias traumáticas de que su madre haya muerto de esa manera”.

Desde las ONG’s entienden que tampoco existe un trabajo del Estado para proteger a las madres en estos casos. “Muchas sufren la violencia pero no se animan a irse o bien están amenazadas. En muchos casos, los amenazados son los hijos”, afirmaron.

VISIBILIZACIÓN, LA CLAVE

Rocío Girat, la joven que sufrió abusos desde los tres años por parte de su papá, y Victoria Montenegro, víctima de la violencia de género por parte de su expareja, Cristian Pilotti, participaron de la marcha organizada por los familiares de Miriam Flurin.

Para las representantes de las ONG’s, que ambas mujeres hayan estado presentes, está lejos de ser un detalle. Por el contrario, es algo para destacar, ya que a su entender, la visibilización del reclamo y de la problemática, son factores clave.

“Lo que venimos logrando desde hace un buen tiempo es que las propias mujeres que han sido violentadas y sus familias, estén presentes en este tipo de convocatorias. Y eso es realmente muy importante, porque la mejor manera de repudiar es salir a la calle y hacer el reclamo en relación a los hechos, aunque ojalá no tuviéramos que lamentar más víctimas”, completó Gordon.

Ver más: , , , , , , , ,