Jueves 20 de junio | Mar del Plata
08/04/2021

Ante la llegada de la segunda ola, preocupación de un sector de la construcción

A pesar de que las restricciones no los alcanzan, desde el Colegio de Arquitectos reiteraron ante la posibilidad de más cierres que la actividad “no tiene riesgos de contagios”.

Ante la llegada de la segunda ola, preocupación de un sector de la construcción
(Foto: archivo / Qué digital)

Mientras la segunda ola avanza a paso progresivo en Mar del Plata y comenzaron a regir las nuevas restricciones dispuestas por el gobierno nacional y provincial, desde un sector de la construcción privada se anticiparon a la posibilidad de que se avance en nuevos cierres y sostienen que la actividad “no tiene riesgos de contagio” y aseguran que “no hay margen” para restringirla.

Este viernes empezaron a regir nuevas restricciones en la Provincia y en la ciudad de Mar del Plata que, por el momento, solo alcanzan a la circulación nocturna y la apertura de comercios, no así a sectores productivos o de la construcción. Sin embargo, desde la industria quieren anticipar su postura en caso de que la situación epidemiológica empeore y se deba avanzar hacia más cierres.

En consecuencia, desde el Distrito IX del Colegio de Arquitectos de la Provincia señalaron que “esta actividad no tiene riesgos de contagio, con espacios abiertos, ventilación natural, distanciamiento interpersonal, con el cumplimiento estricto de los protocolos sanitarios y movilidad propia”, sostienen.

Cabe recordar que la construcción privada fue uno de los sectores que durante el 2020 impulsó las “aperturas de protesta” que llevaron adelante junto a sectores como la gastronomía, las canchas de fútbol o los comercios no esenciales en rechazo a las disposiciones provinciales del sistema de fases, ante la permisividad del municipio.

Leer también:

“Las obras son espacios abiertos, desde el comienzo hasta sus etapas finales, lo que garantiza la ventilación natural del ambiente laboral, tal como piden los especialistas médicos”, plantearon ante lo que califican como un contexto de aumento de casos e el que “podrían disponerse” nuevas restricciones.

Al igual que lo hicieron en 2020, trazaron la comparación con la obra pública, que nunca fue detenida por la pandemia como sí la privada: “Es una actividad idéntica a la obra pública, que siempre fue tomada como actividad esencial y nunca se detuvo”.

Además, afirman que desde el sector no sobrecargan el uso del transporte público porque “casi todo el personal involucrado, ya sean obreros o profesionales, nos movilizamos en forma individual”.

Asimismo, puntualizaron en la injerencia del sector en la conomía local, particularmente al concentrar -según datos de la “Mar del Plata entre Todos”, un 17% del movimiento económico, con más de 20 mil operarios directos y 700 profesionales de manera peramente.

Por último, hicieron énfasis en la capacidad del sector para ser agente de recuperación económica: “La construcción se verifica como un principal motor natural de la necesaria reactivación económica, sabiendo que genera mucho empleo permanente y de calidad, tanto para operarios y proveedores como para nosotros”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

08/04/2021