Martes 29 de septiembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
06/07/2019

Fumigaciones: audiencia, diálogo con el Municipio y prórrogas

La Asamblea Paren de Fumigarnos participó de una audiencia en la Suprema Corte en el marco de la medida cautelar que impide las fumigaciones a menos de mil metros. Iniciarán un proceso de diálogo con autoridades locales.

Fumigaciones: audiencia, diálogo con el Municipio y prórrogas
(Foto: ilustrativa / QUÉ Digital)

En el marco de la medida cautelar que deja sin efecto los artículos de una ordenanza en los cuales se permitían las fumigaciones con agroquímicos a menos de mil metros, los integrantes de la Asamblea Paren de Fumigarnos participaron de una audiencia en la Suprema Corte de la Provincia junto a funcionarios de la Municipalidad, en la cual acordaron el inicio de un proceso de diálogo con autoridades locales mientras esperan el dictamen de la Justicia y reiteraron su pedido por el efectivo cumplimiento de la cautelar a través de controles municipales.

En septiembre de 2014, la Suprema Corte dictó una medida cautelar para suspender artículos clave de la Ordenanza 21.296, que regula la aplicación de agroquímicos en General Pueyrredon, por la cual quedaban sin efecto los artículos que permitían la fumigación a menos de 1000 metros.

Este jueves, en La Plata, asambleístas y funcionarios se encontraron para presentar sus últimos argumentos ante la Justicia antes de que defina si la ordenanza en cuestión es constitucional o no. Sin embargo, a partir de un acuerdo entre las partes, el dictamen de la justicia será prorrogado, iniciarán un proceso de diálogo y no descartan empezar a diagramar una nueva ordenanza que contemple las necesidades y pedidos de cada uno de los sectores afectados.

“Antes había una ordenanza que nos protegía mil metros, que fue derogada y se cambió por otra que no nos protegía nada. Nosotros fuimos a la Suprema Corte para denunciar que esta ordenanza es inconstitucional. La Suprema Corte, como tarda mucho tiempo, mientras analizaba el tema, dictó una medida cautelar al tratarse de un tema de salud, mientras se discutía todo esto que ya lleva cinco años. La nueva ordenanza está vigente pero no se suspendieron las distancias. Durante estos cinco años estuvimos protegidos por la cautelar”, sintetizó Jorge Picorelli, asambleísta, en diálogo con QUÉ Digital.

Esta última audiencia que se dio a punto de terminar el proceso, fue solicitada por la Municipalidad como último recurso para llegar a un acuerdo. En ella, estuvo el presidente de la Corte, el procurador general de la Provincia, el secretario de Salud, Gustavo Blanco, y el subsecretario, Pablo De La Colina, junto a otros funcionarios y abogados municipales. También había dos vecinos, del sur y de La Pellegrina, junto a sus dos abogados.

Según relató Picorrelli, lo presentado por la Municipalidad no conformó a los representantes del Poder Judicial frente a los planteos de los vecinos, que también estuvieron lejos de acordar lo planteado por el gobierno. No obstante, antes de terminar la audiencia cuando ya no quedaba más que esperar la sentencia de la Corte, surgió la posibilidad de iniciar prórrogas para el dictamen y abrir instancias de diálogo cada quince días entre vecinos y la Municipalidad, en las cuales se podría avanzar hacia la elaboración de una nueva y tercera ordenanza que contemple las necesidades de las dos partes, mientras la cautelar permanece vigente.

“Acordamos ante la Corte la voluntad de tratar de juntarnos, empezar a debatir en miras a futuro poder redactar una ordenanza en la que estemos todos de acuerdo, todos los afectados. Mientras tanto, la Corte nos prorroga el proceso cada veinte días mientras se mantenga este proceso de diálogo. Nos va a servir porque se va a mediatizar, porque vamos a discutir, pero no creo que lleguemos a un acuerdo porque la distancia de los 1000 metros jamás la vamos a levantar nosotros y ellos jamás lo van a aceptar. Nosotros hace 20 años que estamos con el problema, que somos fumigados, que estudiamos, que nos juntamos, que debatimos con otros, que vamos a charlas, que leemos, que nos informamos de agroecología, entonces contra eso los tipos de escritorio no pueden argumentar”, destacó Picorelli.

Además, se refirió a la falta de controles y la postura del Poder Judicial: “Nosotros le dijimos a la Corte que el Municipio no controla y le exigieron que lo haga. Que controlen las fumigaciones como debe ser. Después, si esto no funciona, que puede que no funcione esta instancia de mediación, se cierra el proceso y la Corte decidirá si es una ordenanza inconstitucional o no y después veremos cómo sigue”, cerró.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,