Martes 07 de julio | Mar del Plata
¡Seguinos!
28/11/2017

Giro del caso Lario: “Me enteré por los medios; la hipótesis no cierra”

La hermana del arquitecto desaparecido hace más de cinco años cuestionó que no le hayan informado a la familia el cambio de carátula a homicidio en ocasión de robo. “No nos dijeron nada y creemos que la hipótesis no es viable”, dijo Laura.

Giro del caso Lario: “Me enteré por los medios; la hipótesis no cierra”
(Foto: archivo/QUÉ Digital)

Más de cinco años después de la desaparición del arquitecto Fernando Lario, los investigadores avanzaron en nuevas pistas recolectadas y centraron la hipótesis en un posible homicidio en ocasión de robo, lo que implicó, por primera vez, el cambio de carátula de la causa. Laura Lario, hermana de Fernando, reconoció que la Fiscalía no le informó nada y explicó que se enteró a través de los medios. “Estamos muy dolidos”, dijo en diálogo con QUÉ Digital y además reconoció que “la hipótesis no nos cierra por ningún lado”.

Hasta hace algunas horas, como desde el primer día, la desaparición de Fernando Lario estuvo enmarcada legalmente como una “averiguación de paradero”. Sin embargo, trascendió este martes que desde ahora se investiga un “homicidio en ocasión de robo”, hipótesis que para la familia del arquitecto, por ahora, “no tiene fundamento”.

“La verdad es que me enteré por los medios. No teníamos ni la más remota idea. Estábamos con mi vieja y llamó mi hermana diciéndome que lo había visto en internet a partir de lo que habían publicado los medios como ustedes”, sostuvo Laura Lario, quien desde hace más de cinco años busca incansablemente a su hermano.

La Fiscalía N°1 a cargo de Fernando Castro -que quedó al frente de la causa luego de que estuviera a cargo de la fiscal María Isabel Sánchez– centró los trabajos en una hipótesis que hace a una muerte violenta, por lo que cambió la calificación de la causa a homicidio en ocasión de robo.

“Estamos destruidos y este destrato nos entristece. Si realmente hay un cambio de carátula o una pista, lo mínimo que pueden hacer es informarnos, avisarnos, llamarnos, decirnos que lo van a mandar por los medios, pero no nos dijeron nada”, lamentó enojada la hermana del arquitecto.

A partir de esta situación Laura llamó a su abogado, Julio Razona, con quien no pudo comunicarse en toda la mañana luego de ver la información en los medios. Luego, lo llamó a Castro: “En la Fiscalía me atendieron y porque empecé a los gritos me pasaron con el fiscal: me dijo que están en una línea investigativa pero que no descartan ninguna de las hipótesis que tienen”.

Más tarde, el abogado Julio Razona publicó en su cuenta de Facebook que la nueva hipótesis se estaba llevando a cabo “con el mas absoluto hermetismo” y que “lamentablemente se filtró la información”. No obstante, aclaró: “Somos optimistas en el resultado de la causa”.

Por otro lado, sumado a la “bronca” por no haber sido notificados por la Fiscalía y haberse enterado del cambio de carátula a través de los medios, en torno a esta nueva hipótesis Laura Lario sembró dudas.

“Lo hablamos en la familia y creemos que la hipótesis no cierra por ningún lado. Si alguien lo mató al salir de la Facultad para robarle, ¿va a ocultar el cuerpo cinco años y a hacer una puesta en escena instalando sus pertenencias en los Acantilados? ¿Y el mensaje de texto que mandó? ¿El delincuente que le quitó la vida sabía los nombres de la familia de Fernando? No es viable esta nueva hipótesis”, analizó.

Laura contó en este sentido que desde hace más de cinco años ella y su familia conviven con “una angustia permanente” y “una agonía constante”.

“Me parece que subestiman todo el tiempo. Yo leí la causa y no cierra nada esta hipótesis”, dijo y por último expresó: “Yo sé que a mi hermano algo le pasó. Mi hermano no se fue, no se escapó. Si alguno lo encuentra vivo, la primera en hacer justicia voy a ser yo. Porque lo que vivimos es terrible, no tiene palabras. Yo sé también que no se suicidó. No sé qué le pasó, pero en algún lado está. Vivo o no, en algún lado tiene que estar y espero alguna vez saber la verdad”.

EL CASO

El 6 de julio del 2012 Fernando Lario pasó la noche con su novia, Carmen. Al día siguiente, el sábado 7, ella lo llevó a la Facultad de Arquitectura, ya que ese día había elecciones del claustro docente. El arquitecto se despidió de Carmen, entró a la Facultad y volvió a comunicarse con ella cerca de las 13.45. Habló por teléfono más de 5 minutos. El arquitecto le mandó luego el último mensaje de texto del que se tiene rastro: “Los libros son para vos, los discos son para F… (su hijo) Hacé que esto se cumpla por favor. Perdón por todo, te quiero mucho. La vida es una mierda”.

Las cámaras de seguridad de la Universidad registraron a Fernando Lario minutos después mientras caminaba dentro del edificio. Subió a la sala de profesores, bajó dos pisos por las escaleras y se dirigió hacia el pasillo que conecta a Arquitectura con la Facultad de Humanidades. Justo ese día una de las cámaras dejó de funcionar. “Desde entonces no se lo ve más a mi hermano”, relató su hermana Laura tiempo después. No tenía auto y su moto estaba en arreglo. Al día siguiente, una joven encontró el morral del arquitecto en Los Acantilados. Nunca más se supo algo concreto sobre su paradero.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,