Viernes 27 de enero | Mar del Plata
¡Seguinos!
17/05/2022

GPS en taxis: con algunas dudas, sectores en conflicto afirman que “acatarán”

Desde el Simpetax señalaron que el gobierno municipal modificó las condiciones para la implementación de los dispositivos, aunque todavía plantean algunas dudas.

GPS en taxis: con algunas dudas, sectores en conflicto afirman que “acatarán”
(Foto: archivo / Qué digital)

A cinco meses de estallado el conflicto entre un sector de taxistas y el gobierno municipal en torno al cumplimiento de la obligatoriedad de instalación de dispositivos GPS en todos los autos que prestan servicio en la ciudad, desde el Sindicato Marplatense de Peones de Taxi (Simpetax) anunciaron este martes algunos avances y modificaciones en las condiciones exigidas por el Municipio por lo que, si bien todavía plantearon que quedan algunas dudas por resolverse y clarificarse, “acatarán” la disposición que responde a una ordenanza aprobada en 2009 y modificada en 2015, aunque nunca se implementó hasta el momento.

El conflicto surgió en diciembre cuando, en busca de soluciones ante el faltante de taxis en Mar del Plata, el gobierno municipal emitió una resolución por medio de la cual en uno de sus puntos dispuso la vigencia de un plazo de 30 días para la adquisición de un botón de alerta (GPS) para ser colocado de manera permanente y obligatoria con conexión con el Centro de Operaciones y Monitoreo (COM).

En oposición a esa medida, desde el Simpetax y taxistas autoconvocados incluso llegaron a lanzar una “consulta popular” y “paros nocturnos” al plantear que el gobierno ordenaba que los dispositivos fueran costeados por los taxistas y que, en cambio, de acuerdo a la ordenanza aprobada en 2009 y modificada en 2015 -cuando se produjeron conflictos similares– era el Municipio el que debe hacerse cargo de los costos. “Conforme lo prevé la ordenanza vigente y de mayor jerarquía jurídica, la instalación debe realizarse en forma gratuita“, aseveraban por entonces.

La referencia de los taxistas se realizaba a dos ordenanzas: la 19.099 sancionada en 2009 y la 22.140 de 2015. La primera dispuso que “los titulares de licencias del servicio de taxi deberán instalar obligatoriamente y como medio de seguridad y de defensa un Sistema de Posicionamiento Global (GPS) en las unidades” y estableció facultar al gobierno para licitar la contratación del sistema ya que preveía que “los gastos que demande la instalación de los equipos correrán por cuenta del Municipio y el costo de su mantenimiento a cargo de los titulares del servicio”.

Leer también:

La segunda ordenanza fue una modificación esa primera que fijó que el gobierno “elaborará un listado de empresas prestatarias que brinden servicios de sistemas de geoposicionamiento satelital y seguimiento de flotas vehiculares interesadas en facilitar la provisión e instalación en forma gratuita, a través de la suscripción de contratos de comodato de los equipamientos quedando como única contraprestación a cargo de los licenciatarios el pago de un abono mensual por el mantenimiento de la prestación que no podrá superar las 195 fichas”.

Con esas diferencias como fondo del conflicto desatado en diciembre y con la ratificación del gobierno de Guillermo Montenegro de avanzar con la aplicación de la obligatoriedad de los GPS para tener un mayor control del servicio al momento de que las unidades pasen por su revisión anual, en las últimas horas empezaron a conocerse algunos acercamientos entre las partes.

Este martes el titular del Simpetax, Miguel Rodríguez, encabezó una conferencia de prensa en la que dio cuenta de esos avances aunque también puso algunos reparos y dudas que se mantienen en el sector.

“Cuando empezamos en diciembre desde este espacio dijimos que la resolución que habían tomado tanto Bonifatti (secretario de Gobierno) como el intendente estaban equivocados, que era un error jurídico, que una resolución no podía modificar una ordenanza y las nuevas notificaciones que han llegado para colocar el GPS nos han dado la razón“, afirmó en primer término.

Y así sumó: “Bonifatti ha dado marcha atrás con la resolución porque ahora está aplicando la ordenanza que fue dictaminada en 2015 donde se nos obliga a instalar el GPS y que el costo del abono lo tenemos que manejar nosotros”.

De esta manera, el dirigente taxista amplió: “En la resolución que Bonifatti presentó que modificaba la ordenanza nos dejaba la duda muy fea de que era una sola empresa y que casualmente se tenía que llamar a Capital Federal para instalar el equipo. Esa resolución ya no se toma en cuenta, ahora hay un listado de seis empresas. De todas maneras nos queda una duda que la vamos a resolver en el transcurso del tiempo porque en la ordenanza decía que la Municipalidad proveerá los equipos y nosotros nos haríamos cargo de los costos del abono. Nos darían el equipo en comodato pero que la Municipalidad proveerá el equipo”.

Leer también:

Y remarcó que con las nuevas notificaciones llegadas entienden que, de todas maneras, el costo por la entrega en comodato debería ser absorbido por taxistas. “Nos mandan a estas seis empresas y nos tenemos que hacer cargo nosotros de los equipos: si lo queremos en comodato tenemos que pagar $1800 y si tenemos el equipo y pagamos un abono tenemos que pagar $500. Nos suena raro porque la Municipalidad no se hace cargo del equipo, distinto sería que el Municipio nos diera el equipo y nosotros nos hiciéramos cargo del abono que sería de $500″, planteó.

En este contexto, Rodríguez sostuvo que avanzarán con conversaciones con el gobierno  “porque hay cosas que no quedan claras” pero de todas maneras planteó que ahora al regirse por la ordenanza vigente y ya no por la resolución de diciembre del gobierno municipal “se va a acatar” la disposición“Esperemos que se aclaren estos temas. La Municipalidad tiene que proveer el equipo y nosotros nos hacemos cago del abono Nosotros vamos a acatar la ordenanza, pero no nos queda claro el tema del equipo”, finalizó el dirigente.


Comentarios