Jueves 20 de junio | Mar del Plata
04/11/2015

“Hasta que no vengan autoridades no nos vamos a ir”

Lo aseguraron las dos mujeres -una expolicía y la esposa de un oficial que reclama su retiro por discapacidad- que están encadenadas en el Paseo Aldrey. Dijeron que se sumarán más compañeros.

“Hasta que no vengan autoridades no nos vamos a ir”
(Foto: QUÉ Digital)

En el tercer día desde que comenzaron su medida de fuerza, las dos mujeres que se encuentran encadenadas frente al Paseo Aldrey aseguraron que se mantendrán firmes en el lugar en tanto lleguen las respuestas. “Hasta que no vengan autoridades no nos vamos a ir”, dijeron Virginia Sosa y María Fabiana Muñoz, expolicía y esposa de un oficial que reclama su retiro por discapacidad, respectivamente.

En ese contexto, y luego de que el concesionario del lugar, Aldrey Iglesias, las echara del lugar y las tratara “muy mal”, según dijeron, Sosa y Muñoz decidieron continuar con la manifestación “pacífica y loable” y en las próximas horas, aseguraron, se sumarán más compañeros, quienes traerán sus reclamos en relación a la situación dentro de la Policía Bonaerense.

“En la madrugada nos fuimos a nuestras casas por las condiciones climáticas, pero nos van a traer una carpa para que nos quedemos”, aseguró Sosa, quien fue acusada de sedición a partir de su participación en el acuartelamiento de la Policía Bonaerense, en diciembre del 2013, y luego apartada de su cargo, pese a que la Justicia Federal la sobreseyó. Ella reclama su reincorporación la fuerza.

En cuanto a las respuestas por parte de las autoridades, la expolicía confirmó el jefe de la Departamental, Marcelo Di Pasqua, se acercó a dialogar con ellas y les dijo que un representante del Ministerio de Seguridad llegaría para abordar la situación, pero eso todavía no sucedió. “Nos dijo que iba a venir Néstor Franco pero hasta ahora no ha llegado”, precisó y consideró que el accionar de la fuerza “deja mucho que desear”.

“Somos seres humanos y pedimos una respuesta, porque es una lucha de los trabajadores por el bien de la institución y de la sociedad”, apuntó y aseguró: “Hasta que no vengan autoridades no nos vamos a ir; porque necesitamos que revean la necesidad que tenemos, porque esto repercute en la sociedad”.

COMO BASURA

A su vez, Sosa dijo que decidieron colocar simbólicamente un tacho de residuos en el lugar, porque se sienten tratadas como “basura”. “Parece una burla y un capricho; no somos elementos residuales, pero así nos tratan así. Ellos protegen a los malos policías pero a nosotros nos tratan como basura, nos apartan, no servimos para este sistema”, sostuvo.

Por su parte, Fabiana -quien reclama que las autoridades le firmen la jerarquía y el retiro a su marido, que sufrió un accidente en la fuerza hace tres años- lamentó la falta de respuestas y se refirió a la situación que atraviesa su familia. “Para sobrevivir hoy cartoneo, porque el sueldo es bajo, vivimos de préstamo en préstamo y no puedo sobrevivir con mis hijos; lo que quiero es que firmen lo que le corresponde a mi marido que tanto hizo por la Policía”, completó.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , ,

04/11/2015