Lunes 08 de agosto | Mar del Plata
¡Seguinos!
09/12/2017

“Hay una población que ya no es minoría y está pidiendo derechos”

La 12° Marcha del Orgullo LGBTIQ llenó de fiesta y reclamos las calles de Mar del Plata. QUÉ charló con los organizadores sobre la heterosexualidad instituida como norma, el acceso a la salud y al trabajo de personas trans. “Hay un retroceso”, advirtieron.

“Hay una población que ya no es minoría y está pidiendo derechos”
(Fotos: QUÉ Digital)

Por decimosegundo año consecutivo se realizó este sábado en Mar del Plata la Marcha del Orgullo del colectivo LGBTIQ. Hubo música en vivo, color, una gran movilización, un documental y una verdadera fiesta en el centro de la ciudad. Pero por sobre todo, reflexión y reclamos: es que luego de años de haber conquistado múltiples derechos, hoy -advierten- “hay un fuerte retroceso” y “un Estado que mira para otro lado”.

Las actividades comenzaron pasadas las 15 junto a la senda de la diversidad, en San Martín y Mitre, donde una importante cantidad de personas se concentró en los alrededores del escenario allí montado, por el que pasaron artistas como “Blito” y “Piter Punk”, en la previa de lo que desde las 18 fue la gran marcha por las calles del centro marplatense, seguida de la presentación de un documental elaborado por la Universidad Nacional de Mar del Plata y del show en vivo de “Sudor Marica”, para terminar con dj’s y otra fiesta en un bar de la avenida Constitución.

Javier Andrés Moreno Iglesias y Agustina Ponce, de la Asociación Marplatense de Derechos a la Igualdad (Amadi), se sentaron a dialogar con QUÉ Digital en la previa de la movilización para reflexionar sobre el espíritu de la misma, pero también para ahondar en distintos aspectos del presente del colectivo LGBTIQ en la ciudad y en Argentina.

“Entendemos que nuestra sociedad es heteronormativa: te imponen por todos los medios que tenés que ser hétero y si no, está mal, no es normal, está fuera del sistema. Se presupone la heterosexualidad como un valor natural y eso no está bien. Se instituye la heterosexualidad como una norma y queremos romper con eso, no con la heterosexualidad, sino cuestionar esa norma de cómo vivir la orientación sexual, que es algo personalísimo”, analizaron.

Hoy, en Argentina, la expectativa de vida de una persona trans no supera los 35 años. “A las que tienen más de 40 las llamamos sobrevivientes”, indicó con tristeza Agustina Ponce y remarcó que uno de los causales de esta dura estadística es “la falta de políticas públicas para evitar que la única salida sea la calle”.

El contraste está a la vida. “Somos muy pocas las que no estamos en la calle. Las pocas que pudimos salir, en general, estamos trabajando dentro del Municipio, pero no alcanza”, señaló y exigió el cumplimiento por parte del Estado del cupo laboral trans (1%), algo que “no se está respetando”.

Para los activistas de Amadi y organizadores de la Marcha, “es un problema de todos” y “la sociedad entera se tiene que hacer cargo; principalmente el Estado”.

MARCHA DEL ORGULLO GAY LGBT (5)
MARCHA DEL ORGULLO GAY LGBT (2)
MARCHA DEL ORGULLO GAY LGBT (1)
MARCHA DEL ORGULLO GAY LGBT (13)
MARCHA DEL ORGULLO GAY LGBT (10)
MARCHA DEL ORGULLO GAY LGBT (11)
MARCHA DEL ORGULLO GAY LGBT (9)
MARCHA DEL ORGULLO GAY LGBT (6)

Así como “tampoco garantiza el acceso a la salud de las personas trans”, en la actualidad “no se está respetando la identidad de género aprobada en el Congreso nacional”, normativa que “es violada sistemáticamente en los medios de comunicación y en las fuerzas policiales”.

Luego de “años de conquistas”, hoy no solo “no se están respetando los derechos adquiridos”, sino que en general “hay un retroceso con este gobierno”, coincidieron. Ejemplo de ello es el reciente “Protocolo General de Actuación de Registros Personales y Detención para Personas Pertenecientes al Colectivo LGBT” impulsado desde el Ministerio de Seguridad de la Nación.

“Han creado un protocolo para indicar cómo dejarnos libres, cuando en realidad lo que necesitamos es un derecho para que se respete el cupo laboral trans, se garantice el acceso a la salud y ni la aplicación efectiva de la ley de educación sexual integral”, remarcaron y destacaron: “Hay una población que ya no es minoría y está pidiendo derechos”.

La concientización y sensibilización en este sentido resulta fundamental. Y por eso, subrayaron el documental elaborado por la Universidad Nacional de Mar del Plata, que se proyectó en el marco de la marcha y que aborda y visibiliza desde un punto de vista crítico algunas de las problemáticas que mencionaron desde Amadi durante la charla con este medio.

“HAY QUE HABLAR DE TODO”

La sociedad convive bajo preconceptos. Normas y presunciones establecidas, que por ignorancia o desinformación, pueden devenir en actos discriminatorios. Y un lugar para ir en busca de revertir algunos de estos preconceptos, sin dudas, es la escuela.

“Algunos entienden que si sos trans o gay solo tenés que hablar de género e identidad sexual, y hay que romper con eso”, advirtió Javier Moreno Iglesias, quien junto a los integrantes de Amadi viene recorriendo hace años las aulas de decenas de escuelas de Mar del Plata.

Los encuentros con los alumnos resultan totalmente abiertos. “Vamos y les explicamos el concepto de sexo y género. Hablamos del clóset y planteamos que no debería existir. Hablamos y cuestionamos el concepto de homofobia porque entendemos que en realidad es odio. Relacionamos la discriminación por sexo y género con otras discriminaciones, porque no somos ajenos a otras luchas. Por eso en las consignas de la Marcha hay otras que no tienen que ver directamente con la sexualidad, pero sí son parte de nuestras vidas sociales; como la legalización del aborto y de la marihuana, la idea de un Estado laico, sin privilegios especiales para entidades religiosas; como pedir justicia por Santiago Maldonado y Rafael Nahuel; y pedir que no haya presos políticos”.

En medio de “recortes” aplicados por el Gobierno para promover la realización de charlas de este tipo en el ámbito educativo, desde Amadi remarcaron el rol de los educadores.

“Que un docente reconozca que no tiene la formación y sin tener el requisito curricular de llevar de invitados a gente de una asociación nos llame para ir a dar una charla, es un avance social importante”, aseguraron.

Sin embargo, “a nivel Estado es tremendo”. “Y por eso marchamos, porque hay que hablar de todo”, resumieron. En la Marcha de hoy hubo reclamos y exigencias al Estado. Pero fue más fuerte la alegría, el color, la sonrisa, la música, la libertad de vestirse a gusto, de besarse, de expresarse, de ser. La marcha fue una fiesta para celebrar lo conquistado y dar cada paso sobre las calles por lo que todavía falta.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios