Histórico paro de las trabajadoras de la fábrica Textilana

La decisión fue tomada por el conjunto de las empleadas que reclaman que se reconozcan mejoras salariales y condiciones de trabajo.

12/03/2019
Histórico paro de las trabajadoras de la fábrica Textilana

Esta mañana las trabajadoras de la fábrica textil “Textilana” definieron en una asamblea general realizar un paro total de actividades por tiempo indeterminado, y anunciaron que permanecerán en estado de asamblea permanente hasta que la patronal reconozcan mejoras salariales y de las condiciones de trabajo que vienen denunciando desde que se implementó un nuevo sistema de producción de celdas.

“Es un paro histórico totalmente porque se sumaron todas las trabajadoras, no quedó ni una sola afuera. Nunca se había dado en Textilana”, explicó Maria Demateis, delegada de la comisión interna de la fábrica, en diálogo con QUÉ Digital.

“Se votó permanecer hasta las 15 (de este martes); hablamos con la patronal y no nos quieren dar lo que pedimos, así que mañana nos presentaremos a las 6, realizaremos otra asamblea para ver cómo seguimos”, detalló la representante de las trabajadoras.

Se trata de alrededor de 350 trabajadoras que buscan el pago inmediato de un bono quincenal de $4.000 y que no se les realicen descuentos por salir a realizar trámites personales o bancarios. A su vez,  la decisión se tomó en base al cambio de producción que incorporó el nuevo sistema de celdas que ya ha fracasado en otras regiones.

En el inicio de este año las trabajadoras están trabajando en un solo turno luego del ajuste del 2018, y las condiciones de trabajo siguen siendo más que complicadas y en muchos casos las lleva a renunciar. Hace unos días la delegada de la comisión interna de la fábrica confirmó a QUÉ Digital que si bien los despidos desplegados el año pasado cesaron las condiciones laborales siguen siendo precarias.

“Es un método de sobreexplotación porque es un régimen basado en la producción y en la competencia entre las propias compañeras”, explicó Demateis.  Y, en este sentido, agregó: “Antes el sistema de producción era individual, ahora es colectivo. Y le exigen una cantidad tan importante de trabajo a compañeras que antes hacían una tarea ahora tienen que hacer tres o cuatro para poder terminar con la prenda. Eso significa que si alguna compañera no completa la producción, nadie cobra la producción. Eso lleva a una presión constante entre ellas mismas”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios