Domingo 29 de noviembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
17/11/2019

Incluir Salud: alerta, preocupación y reclamos ante el “desfinanciamiento”

Los trabajadores del programa que brinda cobertura a grupos vulnerables denunciaron la renuncia de los responsables y advirtieron acerca de las consecuencias. 

Incluir Salud: alerta, preocupación y reclamos ante el “desfinanciamiento”
(Foto: ilustrativa / Qué digital)

En el marco de las constantes denuncias por las deficiencias del programa Incluir Salud (ex Programa Federal de Salud), en los últimos días se sumaron voces de alerta y preocupación respecto a la continuidad del mismo, tras la renuncia de las autoridades a cargo, debido al “desfinanciamiento por parte de la Agencia Nacional de Discapacidad”, órgano del cual depende el programa.

Según expusieron desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), actualmente el programa cuenta con 245.944 afiliados, “los cuales se encuentran sin acceso a la cobertura, lo que los expone a interrumpir su tratamiento con consecuencias directas e irreversibles en la salud y la vida de los mismos, vulnerando sus derechos como ciudadanos y exponiendo la ausencia del Estado”.

Esto, teniendo en cuenta que Incluir Salud es un programa de la Agencia Nacional de Discapacidad que permite el acceso a los servicios de salud a madres con siete o más hijos, personas con discapacidad, adultos mayores de 70 años y titulares de Pensiones No Contributivas (PNC), entre otros grupos vulnerables.

Este programa transfiere fondos a las provincias – en el caso de Buenos Aires, a través de IOMA- en busca de garantizar que todas las personas “puedan acceder a una atención de calidad”. Sin embargo, esa atención que hoy se brinda está muy lejos de ser de calidad, ya que no se garantiza la cobertura básica para los beneficiarios.

Al respecto, desde ATE advirtieron que en estos últimos meses “la situación se ha vuelto insostenible” y producto del desfinanciamiento de la Agencia Nacional de Discapacidad, las autoridades de la Unidad de Gestión Provincial -con injerencia directa en la puesta en marcha de Incluir Salud- renunciaron a sus cargos.

“Hace años que el Estado provincial y nacional no brindan respuestas ni mucho menos soluciones a las casi 250.000 familias que hoy dependen del ex Profe, a los y las 360 trabajadoras del sector, ni a los proveedores. Así, con deudas constantes y con un diálogo prácticamente inexistente, los tratamientos, las cirugías y la entrega de medicamentos se ven constantemente interrumpidos”, apuntaron.

Y en ese sentido, expusieron cómo, por ejemplo, la falta de pago a los prestadores genera que “no entreguen los pedidos ya cotizados, suspendiendo cirugías, la entrega de medicación oncológica, los tratamientos de diálisis, radioterapia e incrementando las demandas judiciales y dejando una situación de incertidumbre”.

“Las 360 familias que integramos el programa Incluir Salud, somos trabajadores precarizados (con contratos de locación de obra), que no tenemos garantizada nuestra fuente laboral para el año entrante, y tampoco tenemos garantías de seguir percibiendo nuestros haberes mensuales correspondientes”, denunciaron también desde ATE, por lo que pidieron a las autoridades provinciales y nacionales “una respuesta inmediata que permita la regularización y el funcionamiento habitual”.

Por su parte, desde la Defensoría del Pueblo bonaerense también se hicieron eco de esta situación y advirtieron acerca de las consecuencias de lo denunciado. “Es indispensable que los estados nacional y provincial arbitren los mecanismos necesarios para continuar con la cobertura de las prestaciones que son indispensables para miles de personas, garantizando el acceso al derecho a la salud”, exigieron.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,