La abuela de Lucía Bernaola: el grito ahogado y un dolor doble

Tras escuchar la sentencia, la abuela de la víctima lamentó no haber podido gritar “se hizo justicia” ya que Sasso no iniciará su condena en la cárcel y recordó a su marido, quien falleció meses después del hecho.

05/04/2019
La abuela de Lucía Bernaola: el grito ahogado y un dolor doble
(Foto: QUÉ Digital)

La lectura de la sentencia a 6 años de prisión para Federico Sasso, quien atropelló y mató a Lucía Bernaola en 2017, se produjo entre gritos de desolación por parte de los familiares de la joven. Entre ellos, se escucharon los de su abuela, quien lamentó no haber podido gritar “se hizo justicia” ante la confirmación de que el condenado no inicie su pena en la cárcel, ya que le fue confirmada la prisión domiciliaria.

El pedido de cárcel efectiva era uno de los principales pedidos de la familia de Lucía Bernaola, a tal punto que Claudia, su abuela, lo dejó en claro: “Aunque sean tres años, que sean en la cárcel, como cualquier preso. No me importan si son 10 o 15. Para una persona estar privada de su libertad por un año es suficiente para que se pueda acomodar. Con que le hayan dado tres años efectivos en la cárcel me hubiera quedado contenta”.

Sin embargo, se mostró muy dolida por el grito que no fue: “Yo entré con muchas ganas de gritar ‘se hizo justicia’ pero cuando empecé a escuchar a la señora que leía la sentencia, que  dijo seis años y mi hija se levantó, pensé que no le iban a dar nada, que iba a volver a su departamento, acomodadito. Mi nieta y mi marido están muertos mientras él va a gozar de su piso acá a dos cuadras o en Balcarce, con pulsera electrónica y todo muy arreglado”, manifestó.

“A mi nieta no me la devuelve nadie. Pero me hubiese gustado escuchar eso. Pero no, me levanté y le dije de todo porque no se inmutó, seguía con su perfil fijo como posó en las fotos. Ni siquiera una mirada de ‘qué cagada me mandé’. Nunca se le movió un pelo”, sumó criticando la postura de Federico Sasso.

SENTENCIA JUICIO LUCIA BERNAOLA FEDERICO SASSO (17)

 “ESTE TUMOR SE LLAMA FEDERICO SASSO” 

La familia de Lucía cambió por completo desde junio de 2017, ya que desde ese momento comenzaron no sólo a introducirse en el difícil camino hacia la justicia, sino también a cargar con la ausencia de un ser querido. Por eso, el dolor de Claudia es doble, porque no sólo perdió a su nieta, sino también a su marido, quien falleció tras luchar con un tumor que le diagnosticaron meses después.

“Cuando pasó lo de Lucía nosotros veníamos de hacernos un chequeo general y estaba todo perfecto. A los cinco meses él andaba con gastritis, (pensábamos) que era por la angustia por todo lo sucedido. Fuimos al médico nos dijo que se haga una endoscopía y ahí salió que tenía un tumor maligno en el esófago. Apenas salimos él me miró se agarró el pecho y dijo: ‘Este tumor se llama Federico Sasso’”, contó.

El fallecimiento del abuelo de Lucía se suma al dolor de una familia que esperaba justicia: “Mi marido dijo ‘es hora de ir con mi nieta, está muy sola’, así se despidió de nosotros. Por eso para mí el dolor es doble y hoy tenía que gritarlo, pero no pude”, finalizó.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios