La respuesta de Uthgra a la mamá del nene con parálisis cerebral

Tras el reclamo y la denuncia pública, desde el gremio argumentaron que las autorizaciones se demoraron por supuestos cambios en las fechas de los turnos.

15/05/2019
La respuesta de Uthgra a la mamá del nene con parálisis cerebral
(Foto: archivo / QUÉ Digital)

Luego de la denuncia pública de la madre de un nene con parálisis cerebral contra la Obra Social de la Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos (Osuthgra) a partir de las demoras en la autorización de una serie de tratamientos, desde la seccional marplatense argumentaron que las demoras obedecen al sistema en Capital Federal y, tras lo que consideran fue un “escrache” en el sindicato -la movilización convocada por Pamela, mamá de David- y un llamado de por medio, aseguran que la situación estaría solucionada. 

David es un nene de 13 años que nació con encefalopatía crónica no evolutiva y su mamá denunció ante la justicia y ante los medios que desde noviembre de 2018 aguarda por las autorizaciones correspondientes para que el niño pueda continuar con sus tratamientos, terapias y traslados, de acuerdo a lo que establece la ley.

En consecuencia, además de la denuncia pública, la madre de David encabezó un reclamo en la sede de la seccional local de Gastronómicos hasta que fue recibida por las autoridades. En ese marco, le explicaron -según dicen, nuevamente- que las autorizaciones ya estaban listas y que las restantes llegarían ese mismo lunes por la tarde.

En diálogo con QUÉ Digital, Nancy Todoroff, secretaria adjunta de Gastronómicos, dijo estar al tanto de la situación, pero lamentó la modalidad elegida por la mamá del niño a la hora de reclamar: “Nunca tuvimos problemas con la prestación, sí este último tiempo hubo demoras, pero no hubo ningún rechazo. Ella dice que se le denegó una cirugía y está hasta el material comprado, hubo una confusión con los profesionales del Sanatorio Güemes y se estaban gestionando los turnos. Sí es verdad que hubo una demora en las autorizaciones, pero no hubo rechazo”.

Todoroff, de todas maneras, admitió que tal y como denunció Pamela sí existen demoras en el pago de los honorarios a los acompañantes terapéuticos, pero argumentó que se debe a controles más rigurosos sobre las autorizaciones de dichos profesionales. “Pero David tiene los acompañantes terapéuticos, no se le negó absolutamente nada. Sí se le había demorado la entrega de pañales y un tratamiento de terapia visual, pero después tiene todas las prestaciones”, agregó.

En esa misma línea, la referente del gremio cuestionó el “escrache” en la sede del sindicato y se mostró sorprendida por los reclamos: “Nosotros la llamamos el viernes y ya tenía casi todo autorizado pero no atendió el teléfono. Después la llamó el secretario de Asistencia Social el sábado y también le dijo que ya estaba todo autorizado”, manifestó.

Según contó, el día de la protesta solo restaba la autorización de una serie de turnos, algo que -“luego de un llamado”- se consiguió ese mismo lunes por la tarde: “Lo que hacemos desde acá es gestionar y se gestionó. Se reclama y estamos encima, no es que nos dormimos y los afiliados no nos interesan.  Ellos querían concretar ese escrache pero ya estaban las autorizaciones, que se envían a Buenos Aires. Lo que pasa es que la mamá armaba todo el expediente y a los dos meses quería cambiar el horario de algo o el profesional, y para Buenos Aires son todos papeles, no son personas, y siempre tenés que estar luchando y peleando porque se demora”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios