Las “Mamás en lucha”, unidas por una colonia para sus hijos

Trabajan para implementar un espacio de recreación, durante enero y febrero, pero necesitan un lugar para poder realizar las actividades orientadas a los chicos con discapacidad ¿Dónde y cómo colaborar?

09/12/2017
Las “Mamás en lucha”, unidas por una colonia para sus hijos
(Foto: archivo / QUÉ Digital)

Luego de un año por demás difícil para ellas y sobre todo para sus hijos, las “Mamás en lucha” –grupo conformado por las familias de los niños con discapacidad y sin cobertura más que la que proporciona el deficiente programa Incluir Salud- impulsan la puesta en marcha de una colonia de verano, con actividades durante enero y febrero. Sin embargo, necesitan un espacio físico para trabajar y por eso piden la colaboración de la comunidad.

Victoria Torres es la mamá de Abril y una de las impulsoras de la iniciativa. En diálogo con QUÉ Digital relató cómo surgió la propuesta, a través de la que buscan brindarle un espacio de contención y recreación a sus hijos y, además, permitirle a las mamás salir a trabajar durante el día.

“Estuvimos hablando acerca de armar una colonia por así decirlo, para nuestros nenes discapacitados. Sería enero y febrero y eso nos permitiría salir a trabajar: nos dividiríamos en turnos de tres horas -las actividades serían de 9 a 18- y nosotras nos turnaríamos para ocuparnos de los chicos”, explicó, respecto a la iniciativa.

En ese sentido, consideró que resulta por demás necesario “trabajar en equipo para tener un poco más de calidad de vida”. Hoy, las “Mamás en lucha” son doce y están dispuestas a trabajar en turnos con dos objetivos: que sus hijos puedan disfrutar de un verano diferente y que las mismas mamás puedan salir a trabajar, con la tranquilidad de que sus niños y niñas estarán bien cuidados.

“Lo que necesitamos es un espacio físico y después pediremos donaciones, colchonetas o lo que haga falta. Hablamos con el director de Discapacidad del Municipio, a quien le encantó la idea, pero nos dijo que un lugar no tienen, que nos pueden conseguir asistentes sociales o terapistas ocupacionales que hagan pasantías. No es fácil tener un hijo discapacitado y tampoco hay ningún lugar público para poder mandarlos en el verano, todo es privado y cuesta mucho”, detalló.

En cuanto al espacio que buscan, los únicos requisitos son que el mismo “sea grande y luminoso, con accesibilidad por las sillas de ruedas”. “Nosotras obviamente lo vamos a decorar y acondicionar, tiene que tener accesibilidad por las sillas de rueda y si fuese por Centro de Rehabilitación para Niños Lisiados (Cerenil) mejor, porque tenemos cerca a los médicos que conocen a los chicos”, puntualizó Victoria.

Quienes quieran y puedan colaborar, ya sea con información respecto a algún espacio fisico, donaciones o tiempo para el armado del proyecto pueden ponerse en contacto con las “Mamás en lucha” a través de su Facebook o directamente al celular de Victoria, al (0223) 155-315288.

Ver más: , , , , ,

Comentarios