Las mascotas y la pirotecnia: cómo cuidarlas para que no sufran

A pesar de los intentos por prohibir su uso, los fuegos artificiales son parte de los festejos en esta Navidad. Proteccionistas cuentan qué recaudos pueden tomarse.

24/12/2018
Las mascotas y la pirotecnia: cómo cuidarlas para que no sufran
(Foto: archivo/QUÉ Digital)

Cada año, el uso de artefactos de pirotecnia en en Navidad y Año Nuevo deja a decenas de perros perdidos y heridos en Mar del Plata, una problemática que se presenta habitualmente para estas fechas y contra la cual los proteccionistas de animales vienen luchando difundiendo recomendaciones, pero por sobre todo alentando la prohibición del uso de la pirotecnia en la ciudad debido a los perjuicios que generan.

Un grupo de proteccionistas independientes de Mar del Plata compartió con QUÉ Digital una serie de recomendaciones a tener en cuenta para evitar que los animales sufran cuando sean las 12 y los fuegos artificiales invadan el cielo.

Se estima que en Año Nuevo se tira más pirotecnia que en Navidad, al menos así se registró en los últimos años y la percepción se condice con el nivel de las ventas de artefactos de pirotecnia. Sin embargo, cada 24 de diciembre los estruendos sacuden el cielo y afectan a animales y niños con distintas discapacidades, como explicaron desde la Asociación Ásperger Mar del Plata

“Para los animales es como una guerra, es como si nos estuvieran bombardeando. Algo similar pasa con los chicos autistas, porque se amplifica el sonido de tal manera que resulta nocivo”, explicó Marcela Morange, proteccionista independiente de la ciudad, y confirmó que cada año son  “muchísimos” los perros que se pierden en Navidad y también resultan heridos.

La mayoría se asusta. Pero muchos terminan lastimados por asustarse o al intentar morder la pirotecnia que termina estallando dentro o cerca de su boca.

Ahora bien, existe al alcance de quienes tienen mascotas o bien aman a los animales, una serie de recomendaciones básicas para evitar que sufran ante el uso de pirotecnia:

-Resguardar a las mascotas, sin encerrarlas ni dejarlas solas en un patio porque en el momento pico de la pirotecnia es cuando más se asustan y no saben para dónde salir. Así, muchas veces terminan lastimándose.

-Intentar distraerlos con algo rico para comer o un juguete, para sacarlos del momento en el que están viviendo.

-Identificar a los animales previamente con una chapa con el nombre y el número de teléfono del propietario para encontrarlo en caso de que se desoriente y se pierda.

-Cerrar bien las ventanas y postigos para evitar que los perros se lastimen al intentar escapar.

-Resguardarlos en una habitación y ponerles música para que no sientan tanto los estruendos.

-Medicarlos naturalmente: hay personas que utilizan sedantes, pero en algunos animales éstos generan un fenómeno biorelajante, en el que el animal sigue sufriendo el efecto pero no pueden movilizarse. Algunos veterinarios sugieren medicinas naturales; gotas de las flores de Bach, por ejemplo, las cuales hay que dárselas un tiempo antes de que comience el uso masivo de pirotecnia.

Si bien no hay recetas mágicas, sí existen pequeños cuidados que pueden implementarse para que los animales no sufran tanto y no se pierdan ni salgan lastimados.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios