Lunes 28 de noviembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
03/09/2018

Loba Pesquera: “Vaciaron el Puerto, hay mucha precarización”

Así lo aseguró uno de los extrabajadores de la planta que cerró y dejó sin empleo a más de 90 personas. “No cobramos nada”, se lamentó y habló de la dura situación que atraviesa el sector.

Loba Pesquera: “Vaciaron el Puerto, hay mucha precarización”
(Foto: ilustrativa / QUÉ Digital)

Cristian es un extrabajador de la empresa Loba Pesquera. Como muchos otros en este último tiempo, hace algunos meses perdió su única fuente de ingresos luego de que la compañía anunciara el cierre de la planta y ni siquiera les pagaran lo adeudado ni la indemnización correspondiente a los empleados efectivos. “Vaciaron el Puerto, hay mucha precarización laboral y las empresas grandes hacen trabajar a las cooperativas con tal de no pagar cargas sociales”, denunció.

En diálogo con QUÉ Digital, el extrabajador se refirió a la situación que atraviesa el Puerto en medio de la crisis y habló de cómo impactó en los más de noventa trabajadores el cierre de las empresas Loba Pesquera y Coronado, en especial teniendo en cuenta que los dueños no se hicieron cargo de la situación y todavía no les pagaron las indemnizaciones correspondientes.

Si bien los trabajadores efectivos llevaron adelante durante un tiempo una ocupación en la planta a la espera de respuestas, lo cierto es que la falta de soluciones y el paso del tiempo terminaron por desactivar la protesta. Entonces, resignados, muchos trabajadores comenzaron a buscar changas, a rebuscársela para lograr subsistir en medio de la crisis.

“A nosotros nos llamaron con el engaño de que iban a arreglar la planta, que nosotros íbamos a hacer los trabajos de pintura; la nuestra es una fábrica de congelados, se traía el pescado, las cooperativas -como Mar Adriático- lo cortaban, la planta lo procesaba, lo envasaba, lo congelaba, lo ponía en cajas y lo exportaba”, relató, sobre la tarea que desarrollaban.

En ese sentido, dijo que durante un tiempo, en medio de la protesta, mantuvieron la esperanza de que llegara una solución porque “supuestamente había gente interesada en comprar la planta y darnos trabajo”. “Esperamos mucho tiempo, algunos se fueron, otros quedaron. Terminamos 35 personas en total (en la toma) y finalmente tomamos la decisión de abandonar porque desde el 23 de junio hasta hoy no lo podíamos sostener, ya no podíamos aguantar”, se lamentó.

Respecto a la respuesta de las autoridades ante los despidos, Cristian cuestionó el hecho de que no haya habido avances concretos por fuera de las promesas: “La mejor idea fue que a medida que (los dueños) fueran vendiendo las cosas, nos depositarían un pronto pago mediante abogado. Y el síndico se comprometió en hacer esos depósitos. Solo conseguimos que a tres empleados les pagaran una suma mínima para que cuiden la empresa y nosotros decidimos retirarnos, porque no podíamos aguantar”.

Al respecto, dijo, en conjunto con el Sindicato Obrero de la Industria del Pescado (SOIP) se realizan las gestiones necesarias para lograr un acuerdo, pero sin mayores avances. “Estamos tratando de que nos paguen, no cobramos nada. A muchos nos deben el mes de junio, el medio aguinaldo, reajustes de marzo hasta acá, hay gente a la que le deben desde el año pasado, gente con más de 30 años de antigüedad”, graficó.

 LA FALTA DE MATERIA PRIMA, EL PRINCIPAL OBSTÁCULO 

Consultado respecto a la posibilidad de que los trabajadores de Loba Pesquera pudieran negociar con las autoridades la continuidad de sus tareas con otra metodología que no fuera la contratación directa, Cristian reparó en que el principal problema es la falta de materia prima en el Puerto.

“Los barcos se fueron todos al sur a pescar langostinos. Vaciaron el puerto, hay mucha precarización laboral y las empresas grandes hacen trabajar a las cooperativas con tal de no pagar cargas sociales, mientras a los demás los mantienen con un garantizado”, expuso, al tiempo que señaló: “Estamos peleando con el sindicato pero no alcanza, no podemos decirle a alguien que no se embarque, porque el marinero va a salir a pescar y se va a ir al sur, a veces en barcos que no están en condiciones”.

Así, consideró que “el langostino es trabajo para pocos” y advirtió que esta situación “no se soluciona así nomás”. “Algunos compañeros están trabajando haciendo changas, en negro, otros están limpiando casas, juntando cartón. Hablamos de gente con 30 años de antigüedad que está juntando cartón para vivir”, graficó.

Finalmente, y respecto a los pasos a seguir, Cristian se mostró resignado ante la falta de respuestas o soluciones y la ausencia de un Estado que brinde respuestas a través del Ministerio de Trabajo. “La intentamos pelear pero no pudimos. Uno se siente mal porque luchamos para terminar yéndonos con las manos vacías, pero ya no quedaba otra, porque cuando el dueño se va y no hay una respuesta ¿cómo la peleás?”, se preguntó, antes de completar: “Hay muchas fábricas así, se están comiendo a las pequeñas y medianas empresas y las grandes se están quedando con todo”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios