Jueves 18 de agosto | Mar del Plata
¡Seguinos!
13/09/2020

Los comedores barriales triplicaron la asistencia desde que se inició la pandemia

Barrios de Pie coordina 60 comedores en distintos barrios que llegan a miles de personas. El rol fundamental de las agrupaciones sociales para dar respuestas ante la crisis.

Los comedores barriales triplicaron la asistencia desde que se inició la pandemia
(Foto: Barrios de Pie)

Hace cuatro años atrás, la organización Barrios de Pie nucleaba a unos 30 comedores y merenderos en Mar del Plata. La crisis durante el macrismo y ahora el impacto de la pandemia elevó esa cifra a alrededor de 60, con la particularidad de que no sólo ese número creció sino también -y fundamentalmente- se elevó la cantidad de familias que requieren la asistencia de los espacios barriales. Desde que se inició la pandemia del coronavirus, en Mar del Plata la ayuda se triplicó y logra asistir a familias enteras. La de Barrios de Pie es solo una parte del tejido de agrupaciones sociales que brinda asistencia en medio de la crisis y que hace tener una “primera línea de contención más fuerte”, según define su coordinador en la ciudad, Rodrigo Hernández, ante necesidades que crecen.

Los comedores y merenderos se han convertido en un herramienta fundamental para paliar la dura crisis social y económica producto de la pandemia. Son más de 60 comedores y merenderos que Barrios de Pie organiza en toda la ciudad. Cientos de familias pueden llevar a diario un plato de comida a sus mesas gracias al esfuerzo que cada unx de lxs compañerxs realiza en la la preparación y entrega de la comida. Más allá la dura situación que vivimos, intentamos que los comedores y merenderos puedan aumentar la cantidad y calidad de las viandas y meriendas“, difundió Barrios de Pie en estos días luego de una nueva entrega de verduras, frutas, carnes, lacteos y productos secos.

Fue una de las tantas entregas realizadas en la continuidad de la pandemia y mientras la asistencia se mantiene en altos niveles por la crisis desatada. Ya durante el gobierno macrista la organización había aumentado su cantidad de comedores y merenderos en los barrios de Mar del Plata. Antes del inicio de la pandemia y de las medidas de aislamiento coordinaba unos 50 comedores, a los que se sumaron unos diez en estos meses.

Sin embargo, Rodrigo Hernández remarca que no sólo aumentó la cantidad de espacios sino que, fundamentalmente, creció de manera significativa la cantidad de gente que asiste a cada uno. Así, plantea que se triplicó la asistencia al comparar la situación actual con la presentada antes de la pandemia.

“Lo primero que nosotros notamos que empieza a modificarse es el componente de las personas que asisten. Esto se aceleró primero con la etapa del macrismo y en estos meses de pandemia se ha multiplicado, pero ya venía en crecimiento. Lo primero que se modifica es la imagen del nene en la copa de leche, eso está pero ahora es la familia completa, el componente familiar. Ya no es el nene que venía a hacer el apoyo escolar a la tarde y de paso tomaba la leche. Ahora es la familia caminando cuadras buscando comedores o merenderos para poder asistir a todo el nucleo familiar completo. Eso está pasando”, grafica el dirigente en diálogo con Qué digital.

Barrios de Pie forma parte de los comités barriales de emergencia (CBE) en Mar del Plata y recibe para asistir a los comedores y familias alimentos frescos -una novedad en lo que respecta a la asistencia estatal- por parte de gobierno municipal y mercadería y alimentos secos proveniente de los acuerdos que como organización mantiene con los gobiernos provincial y nacional.

comedores barriales Mar del Plata

De acuerdo a las estimaciones, en cada comedor se entregan entre 50 y 60 viandas, y cada una de ellas contempla la asistencia para un nucleo familiar de unas cuatro personas. “Estamos hablando de más de 200 personas que asiste por comedor y merendero”, remarca Rodrigo Hernández y relata las imágenes que se suceden en los barrios de familias que llegan con las ollas a comedores y merenderos en busca de la comida para el momento y también para la noche.

“Por suerte en estos meses que con muy críticos para la sociedad hemos logrado mejores acuerdos de mercadería que son obvios porque la gente lo necesita y hay un poco más de variedad y de calidad en los alimentos que estamos entregando”, plantea y señala que, en este marco, el valor del comedor o merendero del barrio se volvió clave para la alimentación de miles de personas.

Con cifras de asistencia que se asemejan a las de la crisis de 2001 -cuando nació justamente Barrios de Pie-, el dirigente entiende que hay -entre varios otros-un elemento muy importante que traza una diferenciación entre aquella situación y la actual: el nivel de organización popular.

“Hemos tendido redes que hacen que, a la hora de canalizar y dar respuesta, la primera línea de contención está más fuerte. No digo que no sea la única razón, pero tener una primera línea fuerte de contención en los barrios y una organización que tiene incidencia y desarrollo y llegada a más de 60 barrios de la cuidad hace que se pueda tener mejor llegada, mejor contacto con lo que está pasando realmente y mejor capacidad de respuesta“, concluye.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios