Martes 27 de febrero | Mar del Plata
¡Seguinos!
16/04/2020

Los lobos marinos y un “paseo” por el Puerto de Mar del Plata en cuarentena

Desde la Fundación Fauna Argentina mantienen el trabajo en la reserva. Un grupo recorre la banquina y un sector del centro comercial.

Los lobos marinos y un “paseo” por el Puerto de Mar del Plata en cuarentena
(Fotos: Qué digital)

Por la pandemia del coronavirus no solo cambiaron hábitos y costumbres de las personas sino que en muchas zonas se puede ver cómo los animales avanzan en sectores donde no suelen circular. En Mar del Plata es habitual ver a lobos marinos apostados en la banquina del Puerto, y ahora en el marco de la cuarentena obligatoria un grupo reducido se aventuró, avanzó un poco más y hasta recorrió un sector del centro comercial, lo que despertó la curiosidad de vecinos y vecinas.

En Mar del Plata hay una población de 500 ejemplares de lobos marinos .“Están dentro del Puerto, porque han encontrado aguas tranquilas donde pueden asentarse, están protegidos de las sudestadas, protegidos del viento, y han encontrado un lugar confortable desde que empezaron a asentarse”, indicó en diálogo con Qué digital el presidente de la Fundación Fauna Argentina, Juan Lorenzani, quien compartió los cambios que percibe a raíz de la cuarentena obligatoria.

A pesar del coronavirus, desde la fundación continúan con sus tareas habituales con lobos marinos pero con menos gente, solo Juan Lorenzani está autorizado para ir a la lobería. “Mi tarea es ver que los animales no estén con zunchos, tratar de limpiar la zona donde están los animales si hay muchos desperdicios”, describió.

Sin embargo, desde que se declaró el aislamiento social, preventivo y obligatorio el presidente de la Fundación evidenció un importante cambio en el ecosistema. “Lo que hemos notado es una disminución grande de los desperdicios. Al haber menos actividad humana en las calles, hay menos residuos que se tiran”, explicó y agregó: “Muchas veces estos residuos terminan en el mar por los desagües, pasa eso en el espejo de agua del Puerto, que es el Arroyo del Barco que deposita muchas veces gran cantidad de bolsas de nylon”.

“En muchas partes del mundo se vieron animales yendo a lugares donde no se los vía, pero eso sucede porque los animales al no tener el estrés de la presencia humana vuelven a ocupar sitios donde históricamente ocupaban sus hábitats antiguamente”, sostuvo Lorenzani.

Y, en esta misma línea, completó: “Acá en Mar del Plata mucho no ha pasado, lo que hemos notado es una disminución notable de residuos y que los animales permanezcan en una roquería que se mandó a hacer al Consorcio Portuario hace doce años atrás para los lobos”. Este paisaje también sufrió cambios, según el especialista. “Lo máximo que llegaba a haber eran unos 50, ahora se contabilizan unos 200 lobos en la roquería”.

Asimismo, resaltó: “Una parte de los lobos sube siempre a la banquina, esto es normal, y nos han dicho que algunos –muy pocos- han subido a la zona del centrito comercial. En este lugar siempre hay gente pero como ahora no hay y está desierto, unos ocho o diez ejemplares se aventuraron a caminar ahí, muy cerca de la banquina. De todas maneras esto lo hacen porque no hay gente”.

Para ellos la banquina es un lugar de descanso ideal. Además tienen que ver mucho las mareas, por ejemplo si hay marejadas muy grandes que disminuye la playita de la escollera sur donde están. Al avanzar el agua queda menos tierra firme y los animales se asientan mucho mejor sobre banquina”, sostuvo Lorenzani.

Por último, el presidente de la Fundación Fauna Argentina invitó a reflexionar sobre los nuevos hábitos. “Tenemos que reflexionar acerca de los cambios que estamos viendo. Más allá de lo que significa una pandemia, creo que es importante reflexionar sobre lo que debemos cambiar. Desde el punto de vista del medioambiente es positivo, pero por otro es algo que tenemos que cuidarnos y esperar que pase”, concluyó.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

16/04/2020