Jueves 21 de octubre | Mar del Plata
¡Seguinos!
31/01/2016

Los últimos días de Silvia

Dos días antes de que Silvia Filler fuera asesinada por miembros de la CNU, había ido a ver “El avión negro” una obra del Teatro Municipal de la Comedia, premonitora del terror que se avecinaría. El miércoles continuarán las testimoniales en el juicio por crímenes de lesa humanidad.

Los últimos días de Silvia
La foto de Silvia Filler en la puerta del Tribunal Oral Nº 1 de Mar del Plata

| Por Juan Marco Candeloro 

Era el sábado 4 de diciembre de 1971. Faltaban apenas d0s días para que, en Mar del Plata, la estudiante de arquitectura Silvia Filler recibiera un disparo en la frente, ejecutado por un miembro la Concentración Nacional Universitaria (CNU).

Ese sábado, como otros tantos, Silvia salió a pasear con amigos. Era joven, vivaz, y le gustaba el teatro. Por aquel entonces el Teatro de la Comedia Marplatense era el lugar elegido por muchos estudiantes y militantes. Dirigido por Gregorio Nachman, estaba ubicado en el sótano de la Galería Pelaez Aller, en Rivadavia 2380, con una entrada también por la calle Santa Fe.

Silvia había asistido junto a otros compañeros. En ese mismo teatro, a escasos metros, estaba Pablo Mancini, estudiante de arquitectura. Él también estaría presente en la fatídica asamblea del lunes 6 de diciembre. Conocía a Silvia porque eran amigos de la Facultad y a veces habían coincidido en salidas o fiestas.

Pablo observó a Silvia por un instante. Luego las luces se apagaron y la obra comenzó.

Se trataba de El Avión Negro, de Roberto Cossa, Germán Rozenmacher, Carlos Somigliana y Ricardo Talesnik. La dirigía el mismo Gregorio Nachman. La obra estaba compuesta por una serie de sketches que retrataban de forma dramática los temores de la oligarquía y la clase media ante un posible retorno de Juan Perón.

Promediando la noche, en la obra surgió la siguiente frase: “Papá, ¿por qué cantan eso del cinco por uno?”. Aunque en este caso la frase estaba dicha por un grupo de militantes peronistas, fue la misma que luego utilizaría la CNU, tras el asesinato de Ernesto Piantoni, su líder, acribillado el 20 de marzo de 1975. Pero para eso faltarían algunos años. Ahora Silvia veía en el teatro escenas similares a las que horas después le costarían la vida.

La obra continúo en una sesión de violencia salvaje. El Bueno y el Malo le arrancaron la cabeza a un muñeco y le extrajeron el corazón. Le dijeron a la audiencia que “las cosas no pueden cambiar de sitio”, deben seguir siendo como son. En la Argentina no habrá “ni caos…ni libertinaje, ni subversión…”. El Bueno y el Malo personificaban a los grupos represivos que perseguían y asesinaban a los trabajadores o estudiantes con militancia. Eran en la ficción lo que en la realidad era la CNU y luego sería la Triple A.

El ruido de un bombo creció. Siguió en aumento hasta hacerse casi insoportable. Se cerró el telón. Se encendieron las luces. La obra terminó y comenzó la etapa más oscura de los argentinos.

Foto 2- El avión negro, 1971-1972

Foto de archivo (1971-1972) del ¨El avión negro¨, la obra de teatro a la que asistió Silvia dos días antes de ser asesinada.

 

Horas más tarde, una patota provista de palos, cadenas y algunas armas de fuego irrumpirá violentamente en una asamblea estudiantil. Habrá varios heridos y un muerto. Silvia Filler, de 18 años, estudiante de arquitectura se convertirá en la punta del ovillo de una madeja que aún hoy intentamos resolver y desenrollar.

Años más tarde, Nachman, director de la obra de teatro, también será víctima del terrorismo de Estado. En la patota que fue a buscarlo se encontraba un histórico miembro de la CNU, Eduardo Cincotta, que por el año 1976 ya ¨trabajaba¨ junto al ejército en los operativos de secuestro.

Después de 39 años, el 5 de julio de 2015, comenzó el juicio por los delitos de la CNU, bajo otro escenario, con algunos de sus principales protagonistas presentes. Otros ya no están. Murieron o se fugaron. Los malos quisieron reciclarse y pasar por buenos. Pero finalmente se enfrentan a sus víctimas. Se corrió el telón.

Tres jueces piden silencio en la sala. La imagen de Silvia Filler aguarda afuera del Tribunal Número 1 de Mar del Plata.

CONTINÚAN LAS TESTIMONIALES

Esta semana continuarán las declaraciones testimoniales en el juicio que tiene a once imputados por crímenes de lesa humanidad. El miércoles, desde las 9.30, están citados a dar su testimonio en el Tribunal Oral Nº1 Juan Alberto Rincón, Horacio Oscar Bertolucci, Máximo Arriaga, Luis Alberto Fernández, Carlos Alberto González, Agustín Arias y Jorge Alfieri. Las testimoniales, en las que faltan declarar unas 50 personas, seguirán cada semana hasta el 15 de marzo.

 

Ver más: , , , , , , ,