Viernes 25 de septiembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
21/01/2020

Luna Roja: inspección y clausuras por las irregularidades denunciadas por los vecinos

El operativo realizado en el balneario ubicado sobre la Ruta 11 terminó con la clausura del restaurante que allí funciona, cabañas y dormis instalados sobre el acantilado.

Luna Roja: inspección y clausuras por las irregularidades denunciadas por los vecinos

En el marco de las irregularidades denunciadas por vecinos a fines de diciembre ante el Ente Municipal de Turismo (Emtur) en torno a -entre otros puntos- la apropiación del espacio público por parte del concesionario, este martes inspectores municipales y la Policía Ecológica clausuraron parte de las instalaciones del balneario Luna Roja, que explota comercialmente el empresario Horacio Ipucha.

Luego de las dos últimas protestas y jornadas de visibilización -que incluyeron la medición de la apropiación del espacio público y el corte de un alambrado privado para reabrir un viejo paso público a la playa- este martes a partir de las múltiples irregularidades que fueron denunciadas por los vecinos, el restaurante, cuatro cabañas y los dormis instalados sobre el acantilado fueron clausurados.

“Los efectivos se habían acercado al balneario Luna Roja para llevar a cabo una inspección general de la situación del balneario, alertados por diversas denuncias.  Y en un marco de amplias irregularidades, la Policía Ecológica acompañada por los inspectores comprobó la existencia de desagües cloacales no declarados provenientes del complejo de cabañas cuyo cauce desemboca directamente en las aguas del arroyo Lobería, lugar donde metros más bajo se suelen bañar diariamente una enorme  cantidad de menores”, explicaron desde la Asamblea de Vecinos y Vecinas del Sur.

Uno de los desagües ilegales. (Foto: María del Mar Rodríguez)

El desencadenante de la bronca popular fue, a fines del año pasado, la destrucción del monumento que homenajea a las víctimas de la Masacre de Luna Roja, por parte del propio Ipucha, quien luego pidió disculpas e intentó reconstruirlo. Sin embargo, esa acción ya había despertado los reclamos que durante años se hicieron contra el concesionario del sector privado por otros constantes atropellos al espacio público.

Tras el cotejo de un expediente de más de un centenar de fojas, desde Espacios Públicos del Colectivo –ex Asamblea por los Espacios Públicos- presentaron el pasado 23 de diciembre una serie de denuncias y un pedido expreso al Emtur para que informe sobre la legalidad de al menos cinco construcciones realizadas sobre el espacio público y la arena de la playa.

Entre las denuncias del Colectivo se encontraban los movimientos de tierra realizados en el sector de la Reserva Paseo Costanero Sur, el estado de los baños públicos (cerrados y en estado de abandono) y la ocupación de la playa con una construcción que a pesar de estar declarada como “depósito”, en realidad vende bebidas y alimentos.

Leer también:

Pero además, señalaron que los accesos a la playa pública se encuentran en condiciones precarias y sin accesibilidad universal, también que los puentes que unen a los sectores de la playa pública son peligrosos y carentes de normas de seguridad, y de la misma manera advirtieron acerca de la existencia de una instalación eléctrica en el acceso al espacio público con un cable a la vista que atraviesa el ingreso y buena parte de la Unidad Turística Fiscal.

Además solicitaron que el Emtur informe sobre la legalidad de cinco construcciones, para conocer si las mismas están autorizadas o no por el organismo. En concreto, se expidieron sobre la construcción de una vivienda destinada a un “sereno” en la zona correspondiente a la Reserva Forestal y la existencia de cuatro viviendas destinadas a su alquiler temporario sobre la arena.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,