Lunes 27 de mayo | Mar del Plata
15/02/2021

Manantiales: más incumplimientos, reclamos y cierre de una bajada pública

El balneario ubicado en la zona de Chapadmalal sigue en conflicto ante su avance sobre el espacio público. Nuevas críticas al Ente de Turismo por la falta de control.

Manantiales: más incumplimientos, reclamos y cierre de una bajada pública
(Foto: archivo / Qué digital)

En el inicio del año integrantes de la asamblea “Luna Roja” llevaron adelante a una protesta en el “lujoso” balneario Manantiales Club de Mar para denunciar diversos incumplimientos al pliego vigente hasta 2031, entre ellos la falta de accesos públicos. Avanzado el verano, y sin respuestas ni de las autoridades municipales ni de los concesionarios, decidieron la semana pasada abrir ellos mismos una bajada pública a la playa junto al Arroyo Lobería. Sin embargo, este fin de semana la empresa volvió a cerrarla y ello motivó el malestar de las y los vecinos de la zona.

Ya a fines del año pasado desde la asamblea “Luna Roja” expusieron que la situación estaba lejos de ser nueva y presentaron las denuncias correspondientes ante el Ente Municipal de Turismo (Emtur), quien tiene a cargo las concesiones y el control de lo establecido en cada uno de los pliegos. Los incumplimientos principales denunciados se centraron, entre otros puntos, en la falta de accesos públicos que garanticen la circulación y el paso de las y los vecinos.

Leer también:

Avanzado el verano, y sin cambios en la situación, el jueves pasado las y los integrantes de la asamblea vecinal mediante una “acción directa comunitaria” abrieron una bajada pública a la playa junto al Arroyo Lobería.

“Luego de 30 años en que nos robaron el acceso a la parte más arbolada de la zona de uso público de la reserva forestal, luego de atropellos, expulsiones, carteles de prohibido; luego de que el gerente del balneario nos negara repetidas veces una reunión, podemos decir con tremenda alegría: pase, esta reserva es para todos los argentinos y argentinas”, celebraron en sus redes sociales.

Sin embargo, esa celebración duró poco ya que este fin de semana desde la asamblea expusieron que la bajada volvió a ser cerrada por el concesionario.  “Haciendo abuso empresarial y usurpación del espacio público, reincidiendo en el delito de usurpación, Manantiales Club de Mar cerró la bajada pública obligatoria abierta el pasado jueves por nuestra asamblea y la comunidad”, cuestionaron.

Y así, apuntaron: “Responsabilizamos directamente al Emtur por omisión de control, a su presidente Federico Scremin por no dar respuesta a la comunidad, a la concesión del balneario por no cumplir con las obligaciones directas del contrato de licitación y por cada acto violatorio de la plenitud de nuestros derechos llevada adelante confiando en el amparo de una impunidad que ya ha terminado”

Desde la asamblea expusieron algunos de los artículos contenidos en el pliego licitatorio vigente hasta 2031 en el que se establece que  “la Unidad es un bien del dominio público, la concesión de la misma no modifica dicho estado, por lo que el concesionario deberá mantener y respetar el carácter público de la misma” y que “los sectores públicos comprendidos por caminos, circulaciones, áreas para discapacitados, arena de uso público y baños públicos de acceso libre y gratuito son parte integrante de las áreas indicadas precedentemente”.

Otro de los puntos del pliego remarcado desde la asamblea establece que se debe “mantener la condición de transitabilidad pública en forma constante”.

La concesión de la unidad turística fiscal (UTF) “Arroyo Lobería” está a cargo de la firma Rivan S.A bajo el nombre de “Manantiales Club de Mar” y tiene vigencia hasta 2031. Entre las características que presenta la explotación privada del balneario, según el pliego, aparece el alquiler de unidades de sombra, hospedaje, gastronomía y hasta SPA, piscina y gimnasio.

UN ALAMBRADO QUE TUVO QUE SER QUITADO

En enero pasado desde la asamblea habían expuesto otra situación producida en el marco del conflicto. El 23 de enero denunciaron que operarios de la concesión se encontraban colocando un alambrado ilegal en la ribera del Arroyo Lobería para “impedir el paso público”.

En ese marco, la asamblea se contactó con la Policía, realizó la denuncia correspondiente y horas después la fiscalía temática de usurpaciones ordenó la inmediata remoción de ese alambrado.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

15/02/2021