Martes 11 de agosto | Mar del Plata
¡Seguinos!
06/07/2020

Video: en medio de la violencia, la connivencia explícita entre Inza y la UTA

Un video muestra cómo el empresario, reunido con choferes, reconoce haber impulsado los paros nocturnos desde hace dos semanas para conseguir subsidios. Los reproches por la violencia desplegada.

Video: en medio de la violencia, la connivencia explícita entre Inza y la UTA
El empresario Juan Inza con los choferes disidentes (Foto: Qué digital)

Desde hace años en Mar del Plata hay una sospecha que sobrevuela ante cada medida de fuerza en el servicio de colectivos: que ciertos paros anunciados por la Unión Tranviarios Automotor (UTA) en realidad no son paros, sino que se trata de un lock out patronal, acordado bajo el disfraz de reclamo laboral. Esa sospecha es la que rodea desde hace dos semanas la retención de tareas que se cumplió de 22 a 6 hasta el pasado viernes, antes de que estallara la interna de la UTA, el bloqueo en la cabecera de una de las empresas y la violencia. Y esa sospecha se confirmó este lunes, en medio de la tensión, cuando el propio empresario Juan Inza -que monopoliza prácticamente todas las empresas de la ciudad- lo reconoció al hablar ante un grupo de choferes.

Es decir, Juan Inza reconoció este lunes ante sus choferes -y así quedó registrado en un video- que sus empresas interrumpieron, en común acuerdo con la UTA, una parte del servicio público (de 22 a 6) en Mar del Plata como método de presión para conseguir mayores subsidios y asistencia estatal ante la crisis, ya que el empresario asegura no poder hacer frente a las obligaciones salariales por la caída de la recaudación, en el marco de la pandemia. La retención de tareas de la UTA, entonces, sólo fue un disfraz de la decisión de la patronal.

Un video que se registró este lunes muestra una especie de asamblea abierta realizada luego de la violencia desatada en la puerta de la empresa 25 de Mayo de Mar del Plata: además de Juan Inza, en la reunión improvisada se encontraban el secretario gremial de UTA, Adrián Giménez, y un grupo de choferes que había sido convocado con intenciones de retomar este lunes el servicio, aunque muchos de ellos le reprochaban tanto al empresario como al dirigente gremial la postura adoptada de provocar hechos de violencia, sin dejar de cuestionarle, además y en sintonía con el reclamo de los choferes disidentes al gremio, la falta de pago de distintas sumas salariales.

“Yo no quiero llegar a esto”, fue una de las respuestas de Juan Inza -quien, cabe recordar, se encuentra procesado desde hace varios años por haber estafado al Estado en el cobro de subsidios en la causa conocida como “choferes fantasmas“- a los trabajadores que cuestionaban los episodios de violencia vividos momentos antes en Mar del Plata y por los que al menos dos trabajadores resultaron con heridas de armas de fuego.

Leer también:

Inza le planteó a los choferes -como si fuera un dirigente gremial más- la necesidad de diagramar las protestas de manera “escalonada”. “¿Por qué se creen que arrancamos con una medida de retención de servicio nocturno? Porque venimos marcando hacia dónde vamos. Vamos de a poco y después se hará un paro y hasta que no cobremos la que tenemos que cobrar, listo, ya está. ¿La venimos laburando? Sí. ¿Lo venimos haciendo? Sí, se cortaron los servicios nocturnos de 22  a 7″, respondió el empresario a los choferes.

E incluso explicó cuáles eran los planes compartidos con la UTA, antes de que el sábado se iniciara el bloqueo y por ende el paro total por parte de los choferes disidentes: “Acá se puso un plazo de quince días y si no nos transfieren toda la que nos tienen que transferir se para y hasta que no cobramos no arrancamos. Esa es la manera”.

En otro tramo de la charla con los choferes, el empresario puso como ejemplo ciudades en las que el transporte estuvo paralizado durante más de quince días en las últimas semanas, también a partir de los reclamos vinculados con los subsidios. “A mí no me transfieren los fondos“, les dijo, y luego sumó: “Cuando uno paga en dos veces no es para hacerse el oportunista, porque realmente no llegaron los fondos que tienen que llegar”.

Asimismo, y en esa misma línea, Inza reiteró que la paralización del servicio nocturno desde el 22 de junio fue su decisión: “Esta situación me lleva a esto, porque no estoy cobrando, por eso arrancamos el paro nocturno, y en quince días se iba a poner una fecha (en la) que si no estaba todo, se paraba”. Y tras ello el dirigente de UTA aportó que todo eso “se iba a plasmar en un acta en el Ministerio de Nación”, en el marco de la negociación que se mantiene para todo el interior del país.

Entre las recriminaciones de los choferes al empresario y al dirigente gremial también se escuchó que si los pagos estuvieran al día todos estos conflictos no existirían, a lo que Inza respondió: “Está bien, pero el que me debe es el gobierno, el Estado. El sindicato tiene que hacerse cargo de que me transfieran la plata, es la realidad. Yo dependo de eso”.

Otro cuestionamiento de los trabajadores fue que el año pasado -previo a la pandemia- los choferes también habían cobrado el aguinaldo en cuotas. “¿Y qué tiene que ver? Me estás hablando del año pasado… No miremos para atrás”, fue la respuesta del empresario.

LA VIOLENCIA

Los choferes que este lunes concurrieron a la cabecera de Constitución al 10.200 para volver a trabajar no dejaron de expresarle a Inza que pese a que esa era su intención no compartían para nada el uso de la violencia que se desplegó cuando intentaron sacar algunos colectivos. Y los reproches también fueron para el titular de la UTA, que respondió “yo traje choferes” en relación a la “patota” que provocó los incidentes.

Sin embargo, Inza sí confirmó que para intentar sacar los colectivos por sobre el bloqueo de los choferes disidentes se convocó a “gente” que no forma parte de la empresa. “Acá se trajo gente porque allá hay gente que no tiene nada que ver”, dijo. Y uno de los trabajadores le dijo que no se puede haber “llegado a eso” en referencia a choferes que forman parte de la protesta y que resultaron heridos con disparos de arma de fuego.

“Ha venido gente de afuera porque allá hay gente de afuera también. ¿Eso está bien?”, insistió el empresario y en otro momento reparó en que “tres veces” se juntó con dirigentes que representan a los choferes disidentes de la UTA “para conciliar”. Previamente, había definido a los episodios de violencia como “una locura, una carnicería”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,